Congreso de Oaxaca: hoy la improvisaci贸n gana

Date:

+ Los diputados, como simples merolicos

La sesi贸n del pasado martes, en la que la LXII Legislatura del Estado 鈥渄iscuti贸鈥 y aprob贸 la reforma constitucional federal en materia de energ茅ticos, pint贸 de cuerpo entero la improvisaci贸n y la falta de oficio de todos los que integran esa Legislatura. Es lamentable que hoy, los legisladores locales no s贸lo no demuestren capacidad para cumplir su labor, sino que tampoco tengan noci贸n de que el trabajo legislativo y pol铆tico debe estar tambi茅n determinado por la 茅tica y la dignidad, que ellos a煤n no parecen ver.
En efecto, la sesi贸n extraordinaria para discutir la reforma energ茅tica fue citada para las 18 horas del pasado martes. De entrada la sesi贸n legislativa inici贸 casi con una hora de retraso, y desde el momento en que inici贸 arrancaron tambi茅n las protestas de integrantes del Movimiento de Regeneraci贸n Nacional, que a gritos e insultos trataban de impedir que se llevara a cabo la discusi贸n y aprobaci贸n de la reforma en cuesti贸n.
Los trabajos legislativos iniciaron, aunque s贸lo para que el improvisado presidente de la Mesa Directiva, Jes煤s L贸pez Rodr铆guez, dispusiera que la remisi贸n del Congreso de la Uni贸n que daba cuenta de la reforma constitucional, ser铆a turnada a la Comisi贸n de Estudios Constitucionales y 茅sta emitiera, en s贸lo 20 minutos, el dictamen respectivo para que fuera conocido y, en su caso, aprobado por el Pleno.
Los 20 minutos mandatados se convirtieron en casi una hora. Pero cuando reinici贸 la sesi贸n a los diputados les fueron entregados sendos sobres con copias fotost谩ticas del dictamen elaborado y firmado por cuatro de los cinco integrantes de la Comisi贸n respectiva. La Mesa Directiva anunci贸 que abrir铆a un espacio para que alguno de los integrantes de la Comisi贸n de Estudios Constitucionales subiera a tribuna a ofrecer detalles de lo dictaminado. Ante el silencio, Jes煤s L贸pez pidi贸 la dispensa de la lectura del documento y antes de proceder a la votaci贸n, abri贸 la tribuna para que diputados hicieran posicionamientos respecto a la reforma.
Por parte de PAN y PRI, no hubo una sola participaci贸n. No fue as铆, primero, porque ninguno de los legisladores de dichos partidos se iban a arriesgar a ser abucheados por los agresivos integrantes de Morena que a gritos intentaban inhibir la sesi贸n extraordinaria. Los que s铆 pidieron la palabra fueron todos los integrantes de la bancada del PRD, el Diputado del PT (a quien se帽alaban de haber introducido a los manifestantes al Pleno), y el Legislador del PUP. Todos exaltaron el nacionalismo petrolero e intentaron quedar bien con los manifestantes, quienes tachaban a todos los dem谩s de traidores. A pesar de ello, nadie pudo conseguir que el sentido de la votaci贸n cambiara.
Luego vino lo peor. El enorme grado de improvisaci贸n y de desconocimiento jur铆dico y de la pr谩ctica parlamentaria del diputado L贸pez Rodr铆guez (y de todos los que, de facto y de jure lo asesoran desde la Oficial铆a Mayor), llev贸 a que 茅ste pusiera a consideraci贸n del pleno un asunto nada menos que de naturaleza constitucional: influenciado por el hecho simple de no saber qu茅 hacer, pidi贸 que los diputados votaran para decidir si para la aprobaci贸n de la reforma era necesaria una mayor铆a absoluta o una calificada. Ese cuestionamiento est茅ril implica varios yerros juntos.
Primero, porque la Constituci贸n de la Rep煤blica no establece que las Legislaturas estatales deban aprobar una reforma constitucional federal con una mayor铆a distinta a la simple. Y segundo, porque ya metidos en ese embrollo, era jur铆dicamente insostenible la posici贸n del diputado Rodr铆guez y sus asesores, de someter a votaci贸n un tema que est谩 perfectamente claro en la Constituci贸n y que adem谩s no admite posiciones por parte de particulares, incluso siendo diputados. Esto, por el falso dilema de la mayor铆a absoluta o calificada. Pues en realidad ninguna de las dos era necesaria en raz贸n de lo dicho en l铆neas anteriores.
Sin embargo lo que pas贸 fue distinto: todos los diputados admitieron que ese asunto se sometiera a votaci贸n (incluso los del PRI y PAN, que sab铆an de su mayor铆a absoluta de 28 votos, pero que claramente desconocen la ley y la infringen de una forma abominable), y s贸lo cuando gan贸 la posici贸n de la mayor铆a absoluta todos estuvieron dispuestos a votar.

INDIGNIDAD Y DESCONOCIMIENTO
Mientras se daban esas discusiones, el coordinador de los diputados del PRI, y presidente de la Jucopo, Alejandro Avil茅s, perd铆a todas las formas posibles del decoro y del respeto a los dem谩s diputados, y se dedicaba a hacer se帽as, como porrista, a sus correligionarios y a los diputados panistas, para que 茅stos votaran o dejaran de hacerlo seg煤n fuera la conveniencia. Olvid贸 que hasta para eso existen formas, y prefiri贸 la m谩s burda para hacer valer su papel de coordinador de su bancada, y jefe de facto de la mitad de los panistas, ante la debilidad y falta de oficio pol铆tico de la coordinadora panista, Antonio Natividad D铆az Jim茅nez.
Todo eso, sin embargo, no fue suficiente para detener este traj铆n de errores. Una vez que se determin贸 que la votaci贸n ser铆a por mayor铆a absoluta, los integrantes de Morena que estaban en las galer铆as (y sobre los cuales la Mesa Directiva nunca llam贸 al orden, ni decidi贸 su retiro ante su mal comportamiento, tal como lo manda el Reglamento del Congreso) comenzaron a cantar el Himno Nacional, secundados por los diputados que anunciaron que votar铆an en contra. Cuando ello ocurr铆a, y en pleno desarrollo de la sesi贸n, el Presidente de la Mesa Directiva decidi贸 abandonar su funci贸n y levantarse de su asiento para entonar el Himno.
No estaba mal que lo hiciera. Pero cuando eso pas贸, las diputadas priistas integrantes de la Mesa nunca supieron que cualquiera de ellas pod铆a tomar el control de la sesi贸n y continuarla. La votaci贸n, finalmente, alcanz贸 los 28 votos previstos. Y la reforma qued贸 aprobada aunque en medio del oprobio por avalar lo que desconoc铆an, y por haber sido part铆cipes de una sesi贸n en la que quedaba claro que es deplorable el nivel de pol铆tica y de labor legislativa de nuestros legisladores locales.

PRI: NUEVO DELEGADO
Hace diez d铆as en este espacio anunciamos que Melquiades Morales dejar铆a la delegaci贸n del CEN del PRI en Oaxaca, y que llegar铆a un ex gobernador sure帽o, que no era Mario Mar铆n. Todo ocurri贸 tal cual, con el arribo del ex gobernador guerrerense, Ren茅 Ju谩rez. Lo que sigue en el aire es la sucesi贸n en la dirigencia estatal. 驴Habr谩 en todos la prudencia, la ascendencia y el nivel pol铆tico para poder aguantar esa renovaci贸n? Eso lo veremos pronto. Abundaremos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

50 a帽os despu茅s, sigue siendo de alto impacto

Par茅ntesis  M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  La pel铆cula 鈥淓l...

CONTRAFUEGO || El camino de Marcelo

Aurelio Ramos M茅ndez Marcelo Ebrard est谩 a punto de resolver...

M谩s all谩 del pasaje, una oportunidad para el transporte en Oaxaca de Ju谩rez

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En medio del...

La sombra de Tadzio

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  Comenzar la columna...