Comisión de la Verdad: su auténtico objetivo

Date:

+ Ir vs URO y copartícipes de 2006, su finalidad

La Comisión de la Verdad conformada en Oaxaca para indagar las violaciones graves a los derechos humanos durante el conflicto magisterial, tiene por lo menos tres facetas que están en marcha. Una es la aparente, que busca construir un discurso; otra es la de las expiaciones con el grupo al que busca proteger el interés que la conformó; y una tercera va perfectamente encaminada a enjuiciar a algunos de los actores que participaron en el conflicto en calidad de servidores públicos, y que son los mismos que le servirían al régimen como blancos para obtener posicionamiento electoral.
En efecto, ayer miércoles, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, la Comisión de la Verdad de Oaxaca, afirmó que el derecho a la verdad constituye uno de los pilares fundamentales “y una condición básica para garantizar la justicia y la paz en la sociedad de Oaxaca”. Según un comunicado de la Comisión, para el pueblo oaxaqueño es primordial contar con instrumentos que permitan esclarecer hechos constitutivos de violaciones a los derechos humanos cometidos, para garantizar que éstos no se repitan, para hacer justicia y honrar la memoria de las víctimas. Ese es el discurso legitimador, que lo que busca es establecer una posición sobre lo que fundamenta la existencia de dicha instancia.
En ese rubro, el discurso no es equivocado pero sí es incompleto. El derecho a la verdad es uno de los tantos que individual y colectivamente deben ser satisfechos a los integrantes de una comunidad, cuando han enfrentado una circunstancia excepcional como la del conflicto magisterial de 2006. ¿Cuál es el problema? Que si bien en el discurso sí se establece el propósito de tutelar el derecho a la verdad de los oaxaqueños agraviados en sus derechos fundamentales durante aquella crisis social, lo que no ha podido quedar bien establecido es si esa Comisión será en realidad capaz de llegar a conclusiones que sean suficientes como para ser consideradas como la verdad en torno a esos hechos.
Concretamente, la Comisión sigue teniendo reservados elementos fundamentales para un trabajo como éste, tales como el método seguido, el tipo de investigación, el universo a considerar, y varios otros que desde el inicio debieron ser parte de un consenso amplio para corroborar que, en efecto, dicha Comisión podrá llegar a la verdad a partir de la ruta metodológica trazada.
Ahora bien, la Comisión de la Verdad ha buscado interpretar con estrechez el término “violaciones a los derechos humanos”. Específicamente, se han quedado con la visión de que los derechos fundamentales sólo pueden ser quebrantados por una autoridad, y que en éste ámbito los particulares no violan derechos humanos sino que cometen delitos. En un sentido muy restringido, tienen razón.
Sin embargo, al mantener esa visión —que parece más una proclama o una posición calculada o hasta políticamente correcta— lo que hacen es dejar descobijadas a las víctimas que ni fueron parte del conflicto por ser funcionarios o integrantes de los grupos inconformes, pero que sí vieron lastimados sus derechos fundamentales por alguno de los muchos hechos en donde hubo quebrantos por los que nadie ha respondido ni en la faceta de la comisión de delitos, ni en la faceta del quebranto a los derechos fundamentales.
Por ende, esta visión en el fondo lo que busca es generar una visión maniquea en la que unos son los buenos y los otros los malos; o bien, que unos fueron los completamente responsables de ese conjunto de hechos, y sus contrapartes únicamente fueron víctimas oprimidas del mismo. Esto significaría generar una visión carente de matices que, en el fondo, daría paso a la tercer intención que dio origen a esta Comisión.

IR TRAS VARIOS ASPIRANTES
Un tercer tema que cobra relevancia por las implicaciones que tendrá la Comisión de la Verdad en Oaxaca, es la persecución y exhibición que esas indagatorias harán de personas que todavía quieren pervivir en la política local, que son “activos” del PRI, y que serán objetivos directos de esta indagatoria.
El primero de ellos Hay varios personajes que seguro que saldrán a relucir, junto con el ex gobernador Ulises Ruiz, a quien buscarán enjuiciar como figura central de ese periodo. Junto a él, buscarán ir en contra del actual Presidente del PRI, Héctor Anuar Mafud Mafud, el delegado de Sagarpa, Manuel García Corpus, y Heliodoro Díaz Escárraga, que fue Secretario de Gobierno durante el conflicto magisterial, entre todo el grupo de connotados priistas que fueron gente del grupo de Ulises Ruiz cuando ocurrió el conflicto en el 2006.
Lo curioso es que casi todos ellos tienen aspiraciones políticas hoy en día (y particular los tres personajes a los que nos referimos, porque hay otros que ya no tienen actividad partidista ni aspiraciones políticas), pero también tuvieron participación en aquel conflicto. A Mafud, por ejemplo, le reprocharán que los jueces que dependían de él (era Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Oaxaca) no actuaron con imparcialidad y lo hicieron por consigna. La muestra de ello es que todos los procesados por delitos relacionados con el conflicto magisterial fueron declarados inocentes y hoy están libres. Y a García Corpus y Díaz Escárraga los van a tratar de vincular con las “caravanas de la muerte”, con las que el gobierno de Ruiz trató de combatir a los militantes de la Sección 22 y de la APPO que se manifestaban en Oaxaca.
En resumen, eso va a ser un salpicadero de acusaciones y responsabilidades que seguramente no van a servir mucho para hacer justicia y (dada la parcialidad de los integrantes de la Comisión) tampoco para conocer la verdad; pero para lo que sí va a servir es para refrescarle la memoria a muchos sobre lo que ahora quieren hacer creer como que no pasó o ya se olvidó, y también para ser un conjunto de obuses políticos de cara al proceso electoral que se avecina.

TIEMPOS, BIEN MEDIDOS
Ese es un tema de vital importancia en estos momentos. La Comisión de la Verdad estableció el compromiso de entregar los resultados de su investigación en el mes de marzo del año próximo. Ese será, paralelamente, un mes determinante en la designación de los candidatos a las diputaciones federales y será, para el grupo gobernante, un elementos invaluable para utilizarlo en contra de sus adversarios priistas. Todo está enfilado para eso. Sólo falta ver cómo el tiempo, y el desenvolvimiento de las circunstancias, comienzan a dar muestra de ello.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Coro de las Monjas de la Basílica del Sagrado Corazón de París II

Texto y fotos: Omar Rodríguez París, Francia.- En esta...

Pedro Infante y su influencia en la cultura mexicana tras la adquisición de sus derechos por Televisión Azteca

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  Pedro Infante, una...

Coro de las Monjas de la Basílica del Sagrado Corazón de París

Texto y fotos: Omar Rodríguez  París, Francia.- En las entrañas...

Los corridos tumbados: ¿apología al crimen o reflejo de una realidad cruda?

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  El género musical...