Tolerancia a corrupci贸n, similar a la de la violaci贸n a la ley

Date:

+ En DF repliegan a S-22 y no pasa nada, 驴Y por qu茅 aqu铆 s铆?

El repliegue que ayer realizaron elementos de las polic铆as federal y del Distrito Federal de los profesores de la Secci贸n 22 del SNTE que bloqueaban una de las principales arterias viales de la capital del pa铆s, ocurri贸 como un mero incidente aislado. All谩, los profesores entendieron 鈥攏o sin resistencias鈥 que la acci贸n de fuerza de todos modos habr铆a de ocurrir, y finalmente optaron por regresar al campamento que les permitieron instalar en inmediaciones del Monumento a la Revoluci贸n. 驴Por qu茅 all谩 s铆 entendieron los maestros el mensaje de las autoridades, pero en Oaxaca por menos que eso acusan represi贸n?
En efecto, la pregunta no es ociosa. M谩s bien, lo que salta a la vista es la doble moral que priva en la organizaci贸n de las inconformidades magisteriales, y la desproporci贸n de sus propias actitudes. Pues en la capital del pa铆s los profesores no se encuentran en su territorio de dominio, y a pesar de que la Secretar铆a de Gobernaci贸n ha actuado con much铆simo tiento respecto a los profesores oaxaque帽os, esto no impidi贸 que la polic铆a se les plantara para frenar toda posibilidad de que continuaran afectando los derechos de terceros.
El asunto es relevante. Pues pareciera que, por un lado, Oaxaca es territorio escriturado a los profesores de la Secci贸n 22 del SNTE; pero tambi茅n pareciera que, en el otro extremo, la misma sociedad est谩 totalmente desanimada a continuar exigiendo que la autoridad cumpla con su deber de proteger los derechos de la colectividad. Eso es lo que, al final, parece estar determinando que en la Ciudad de M茅xico las fuerzas del orden act煤en no para impedir que los profesores se manifiesten, pero s铆 para que con ello lesionen los derechos de los que nada tienen que ver con sus protestas.
Y es que basta con ver la reacci贸n de la mayor铆a de la ciudadan铆a de la capital del pa铆s, e incluso de los medios informativos y las redes sociales, para corroborar que ah铆 la presi贸n social s铆 incide en las decisiones que toma la autoridad. Desde que los profesores oaxaque帽os llegaron a la capital de la Rep煤blica el lunes pasado, la ciudadan铆a fue enf谩tica con sus autoridades en la conminaci贸n a que las autoridades buscaran los mecanismos 鈥攄e concertaci贸n o de fuerza鈥 para evitar que las protestas magisteriales se convirtieran en ocasi贸n para el da帽o a los habitantes.
Por esa raz贸n, desde el primer momento la polic铆a de la Ciudad de M茅xico impidi贸 que los profesores de la Secci贸n 22 ingresaran a la plancha del z贸calo capitalino, y m谩s tarde 鈥攅se mismo lunes鈥 les advirti贸 que de no desalojar las calles que hab铆an ocupado, ser铆a la fuerza p煤blica quien los obligar铆a a retirarse.
Incluso, aunque en un primer momento la Secretar铆a de Gobernaci贸n se pronunci贸 por evitar cualquier posibilidad de desalojo violento, finalmente tuvo que reconocer que el Gobierno de la Ciudad de M茅xico se encontraba en su derecho de desalojarlos, y termin贸 mostr谩ndose de acuerdo a que el gobierno de la capital tomara sus propias determinaciones para mantener el orden p煤blico, cuesti贸n que qued贸 refrendada ayer cuando de nueva cuenta los integrantes de la Secci贸n 22, fueron desalojados de Paseo de la Reforma.
Tomemos en consideraci贸n algunas cuestiones: el gobierno de la Ciudad de M茅xico es de izquierda; ha tenido, adem谩s, cierta identidad ideol贸gica con algunos de los temas que el magisterio ha llevado a la capital del pa铆s; y tiene encima la presi贸n social de grupos abiertamente a favor de la Secci贸n 22, porque responden al lopezobradorismo, que a su vez es simpatizante mutuo con el magisterio democr谩tico oaxaque帽o.
驴Por qu茅 a pesar de todas esas circunstancias, el gobierno de Miguel 脕ngel Mancera decidi贸 actuar? Porque, queda claro, la ciudadan铆a se lo exige; y porque cuando no lo hizo, los reproches fueron frontales.

CIUDADAN脥A APAGADA
En Oaxaca, por el contrario, ser铆a impensable que la polic铆a evitara el ingreso de la Secci贸n 22 del SNTE a una plaza p煤blica o una vialidad, para instalar un plant贸n en protesta por alg煤n tema. Ser铆a impensable que el magisterio asumiera con civilidad que sus acciones son desproporcionadas, y decidiera retirarse pac铆ficamente a un espacio previamente pactado, ante la presencia policiaca; y ser铆a casi imposible que en sus acuerdos tuvieran alg煤n viso de consideraci贸n hacia la ciudadan铆a.
M谩s bien, aqu铆 la Secci贸n 22 hace lo que quiere. Lo hace porque el mismo gobierno estatal se ha manifestado incapaz de hacerle frente. Pero tambi茅n porque el magisterio sabe que el gobierno aqu铆 no le teme al rechazo ciudadano, simplemente porque 茅ste no alcanza a ser lo suficientemente fuerte como para traducirse en una censura un谩nime, y porque el propio gobierno tampoco est谩 muy preocupado por lo que la ciudadan铆a opine.
Y es que resulta que en Oaxaca pueden pasar cosas tan inveros铆miles, como que la Secci贸n 22 se instale en plant贸n, y se indigne, y hasta defienda, a un delincuente y manipulador consumado como Ad谩n Mej铆a, que para lo que les serv铆a era para mantener el control de los vendedores ambulantes que ellos mismos llevaron al z贸calo de Oaxaca para 鈥渃oberturar鈥 sus protestas; o que la 22 se asuma fehacientemente como el 鈥減ueblo de Oaxaca鈥 ante la mirada impasible de la mayor铆a de la ciudadan铆a que simplemente no dice nada frente a los atropellos.
驴Por qu茅 al gobierno no le preocupa escuchar a la ciudadan铆a? Porque en las elecciones sigue ganando los espacios que considera necesarios para mantener su estabilidad. Porque, adem谩s, se ha encargado de desalentar la protesta ciudadana para cuidar el monopolio de la inconformidad que hoy tienen el magisterio y algunas organizaciones. Y porque en el fondo le ha enviado el mensaje a la ciudadan铆a de que protestar no sirve de nada. Por eso los oaxaque帽os nos tragamos las consecuencias de las protestas de la misma forma en que aceptamos la corrupci贸n, la impunidad y tantos otros males que hoy nos tienen en una situaci贸n que para otra sociedad fuera francamente insostenible.

REPUDIADOS
El problema es que la ciudadan铆a en Oaxaca le tiene tanto miedo, o m谩s, a la Secci贸n 22 que la que le tiene el gobierno. Por esa raz贸n no se atreve a manifestarse en su contra; por eso no exige; por eso no le hace ver a la 22 que sus acciones son tan condenables que deben dejar de hacerlas. Pero en la Ciudad de M茅xico, donde el magisterio es rechazado y la ciudadan铆a exige de verdad sus derechos, parece que la 22 hasta comienza a tener rasgos de querer actuar 鈥渃ivilizadamente鈥.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Gubernaturas, 隆matanga!

Aurelio Ramos M茅ndez El certero pial con que el...

Apuntes finales de la victoria de Milei

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la vor谩gine...

Actualiza Poder Judicial a periodistas聽sobre el Sistema Penal Acusatorio

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez inaugur贸 las actividades del...

Rinde protesta titular del PJEO como integrante聽de la directiva de Tribunales de Justicia

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez ocupa por segunda ocasi贸n...