Secreto del observatorio astronómico

Carlos R. Aguilar Jiménez

En el mundo actual totalmente tecnificado gracias a los avances científicos, que a diferencia del tiempo cuando no existían dispositivos electrónicos, computadoras, telecomunicaciones, satélites y especialmente el potencial de los teléfonos inteligentes, entender cómo funcionan, cuál es su origen, naturaleza y aplicaciones, se convierte en una necesidad fundamental, porque los instrumentos tecnológicos que a diario utilizamos tienen una historia, desarrollo y evolución que, si no conocemos o entendemos nos hace parecer al chimpancé que utiliza cosas y no entiende nada, por lo que la importancia de la divulgación científica es indispensable para crear o mejorar entre la población una cultura científica y de información objetiva de la tecnología para que entendamos, no únicamente los instrumentos, sino también los fenómenos de la naturaleza, el universo y lo que sucede a nuestro alrededor relacionado con el progreso y trabajo de los científicos e investigadores.

Sin cultura científica y únicamente percepción estética o humanista de la naturaleza, podemos, por ejemplo, contemplar y disfrutar de la belleza de un arco iris, pero hasta ahí; en cambio, si además de contemplar estéticamente el arco iris, entendemos de teoría del color, espectroscopia, refracción, difracción, longitudes o frecuencias de onda y electromagnetismo, el placer será doble, porque por un lado sentimos el éxtasis de la contemplación y por otro, al mismo tiempo, el goce del entendimiento y placer de la comprensión inteligente, siendo justo este el propósito e intención de cualquier trabajo de divulgación científica, como el que se retomará este miércoles al iniciar una nueva temporada radiofónica del programa “El Secreto Mejor Guardado” o reinicio del plan y estrategia de CORTV-Radio en sus frecuencias de 96.9 FM “Global”  y 92.9 FM “Oaxaqueña Radio” respecto de la cultura científica para incrementar y establecer tendencia en  pro del entendimiento, aprehensión y gusto por la ciencia en coordinación con el Observatorio Astronómico Municipal institución científica del H. Ayuntamiento que desde hace 49 años se ha consagrado a la observación astronómica y divulgación del conocimiento científico, tanto en sus instalaciones ubicadas en lo alto del Cerro del Fortín, como en todos los lugares públicos de la ciudad, escuelas, foros culturales y académicos y, de manera especial, cada semana durante una hora. En esta nueva temporada, miércoles a las 18:00 horas y repetición los viernes 22:00 horas, difundiendo y divulgado los acontecimientos más importantes en ciencia, últimos avances en tecnología y los antecedentes históricos de inventos, exploraciones y descubrimientos, iniciando este miércoles con una plática con la doctora genetista, Silvet Chiñas López, quien expondrá todo lo que debemos saber respecto de genes, virus, pandemias, ADN y demás conceptos relacionados con mutaciones, selección natural y evolución de las especies. Bienvenido “El Secreto Mejor Guardado” del Observatorio Astronómico Municipal y CORTV y éxito en esta nueva temporada. 

Visite:

columnaalmargen.mx

Análisis jurídico de las líneas jurisprudenciales de la CoIDH en el caso Blake vs. Guatemala

Mónica Zárate Apak

I. INTRODUCCIÓN

Las líneas jurisprudenciales establecidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) en el caso Blake vs Guatemala en materia de acceso a la justicia e impunidad han resultado de mucha importancia en el tema de la desaparición forzada tanto para las víctimas como para sus familiares.

La Corte Interamericana ha señalado sobre la desaparición forzada que es una violación de derechos humanos múltiple y compleja con características especiales, ya que se trata de una violación grave y continua de derechos humanos reconocidos en la Convención Americana, que los Estados Partes están obligados a respetar y garantizar. Por lo que al ejecutarse la misma supone el desconocimiento del deber de organizar el aparato del Estado para hacer efectivos los derechos reconocidos en el Pacto de San José. 

Señalan como sus elementos a) la privación de la libertad, b) la intervención directa de agentes estatales o por la aquiescencia de éstos, c) la negativa de reconocer la detención y de revelar la suerte o paradero de la persona interesada. Por lo que la CoIDH ha fijado como línea jurisprudencial que la desaparición y su ejecución   se inician con la privación de la libertad de la persona y la subsecuente falta de información sobre su destino, y permanece mientras no se conozca el paradero de la persona desaparecida o se hallen sus restos de modo que se determine con certeza su identidad o los hechos no hayan sido esclarecidos. 

En el caso Blake las consecuencias de los hechos producto de la desaparición forzada, ocurrida el 28 de marzo de 1985 en manos de agentes del estado Guatemalteco se extendieron hasta el 14 de junio de 1992, existiendo conductas  posteriores por partes de las autoridades o agentes del gobierno Guatemalteco que implicaban complicidad y ocultamiento de la detención y muerte del señor Blake, ya que aunque ellos ya sabían del fallecimiento de la víctima no se lo hicieron del conocimiento a sus familiares a pesar las gestiones constantes de estos para descubrir su paradero, incluso las mismas autoridades intentaron desaparecer los restos, lo que originó que estas violaciones de derechos humanos se prolongaran en el tiempo. Por lo tanto, la Corte consideró que al ser la desaparición del señor Blake una situación continuada sus efectos eran posteriores a la fecha del reconocimiento de su competencia por Guatemala.

La CoIDH se ha pronunciado en el sentido de que mientras perdure la desaparición los Estados tienen el deber de investigarla y sancionar a los responsables conforme a las obligaciones derivadas de la Convención Americana y de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas.

II.- DESARROLLO

El Caso Blake dio lugar a que la CoIDH se pronunciara sobre las excepciones preliminares interpuestas por el Estado, emitiendo sentencia el 2 de junio de 1996, en donde  el Alto Tribunal Interamericano estableció que solo tenía competencia  para pronunciarse  sobre los efectos  y hechos ocurridos  con posterioridad a la fecha en que Guatemala  reconociera la competencia de la Corte, es decir, después del 9 de marzo de 1987, por lo tanto no podía pronunciarse sobre la detención del señor Blake, ya que ésta se consumó el 27 o 28  de marzo de 1995. Sin embargo, al emitir su sentencia de 24 de enero de 1998 por unanimidad de votos declaró que el Estado de Guatemala estaba obligado a investigar los hechos denunciados y sancionar a los responsables de su desaparición y muerte.

 Al respecto, el caso Blake vs Guatemala dio lugar a que el Jurista Antonio Augusto Cancado Trindade emitiera un voto particular sobre la importancia de que se castiguen delitos que implican graves violaciones de derechos humanos y que son de lesa humanidad.

El ex Juez Cancado de la CoIDH señaló que por este motivo, en este caso, la limitación ratione temporis de la competencia de la CoIDH sobre excepciones preliminares no tenía el alcance de condicionar el sometimiento de todo el caso a la jurisdicción de la Corte, se trataba de excluir únicamente los hechos ocurridos antes de la aceptación de Guatemala a la competencia de la Corte en materia contenciosa. Lo cual producía además graves implicaciones sobre el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, máxime que el delito de desaparición forzada se encontraba previsto en ese ordenamiento y no solo en la legislación de Guatemala, y que contaba con respaldo en la jurisprudencia internacional en materia de derechos humanos, antes de ser tipificado.

Sigue refiriendo el Jurista Cancado Trindade que el ilícito de desaparición forzada ha sido considerado como una forma compleja, inderogable, grave y continuada  de violación de derechos humanos, protegidos tanto por los tratados en materia de derechos humanos como por los de Derecho Internacional Humanitario, por lo que al practicarse sistemáticamente constituye un crimen de lesa humanidad que requiere ser atendido de manera integral y por lo tanto, no debe fragmentarse el combate a este delito, y mucho menos las obligaciones convencionales  de los Estados Partes de dichos tratados como consecuencia de la aceptación de la competencia al Máximo Tribunal Interamericano en fecha posterior, por el Estado demandado. Se debe privilegiar que se cumplan íntegramente los tratados en materia de derechos humanos y evitar que sean los Estados Partes los que decidan.

Por otra parte, al referirse, en relación con la excepción que hizo valer el Estado Guatemalteco respecto a que las patrullas civiles que participaron en la desaparición forzada de Nicholas Blake no deberían considerarse como agentes del Estado. La Corte determinó que contrario a lo que argumentaba Guatemala efectivamente dichas patrullas en la época en que acontecieron los hechos del presente caso tenían una relación institucional con el Ejército llevando a cabo actividades de apoyo a las funciones de las  fuerzas armadas, recibiendo incluso recursos, armamento, entrenamiento y órdenes inmediatas de las mismas, además de operar bajo su supervisión, señalándoseles incluso de haber cometido otras graves violaciones de derechos humanos como ejecuciones sumarias y extrajudiciales, siendo por consiguiente responsables de la desaparición y muerte  de Nicolas Blake.

En otro sentido, el acceso a la justicia en palabras del jurista Manuel Ventura Robles, ex Juez de la Corte Interamericana, se ha entendido como la posibilidad de que toda persona pueda acudir al sistema previsto para la resolución de conflictos y restitución de los derechos de los cuales es titular, porque es en el campo de la administración de justicia donde se define la vigencia de los derechos fundamentales y se demuestra si las libertades y garantías  enunciadas en los instrumentos  de derecho internacional tienen realmente aplicación efectiva en los ámbitos internos e internacionales de protección. Al respecto la Corte Interamericana ha establecido que el acceso a la justicia se encuentra previsto en los artículos 8.1 y 25 de la Convención Americana.

El artículo 8.1 del Pacto de San José, refiere el exjuez, en el apartado de garantías judiciales es enfático al señalar que toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías dentro de un término razonable, por un juez o autoridad competente. En consecuencia, los Estados no deben interponer obstáculos a las personas que acudan a los tribunales en busca de protección de sus derechos, por lo que cualquier norma o medida estatal, en el orden interno, que dificulte el acceso a la justicia de manera injustificada es contraria a la norma convencional. De igual forma ha sido enfática al señalar que los Estados Partes tienen el deber de tomar medidas de toda índole para que nadie sea sustraído de la protección judicial y del derecho a un recurso sencillo y eficaz que debe ser adecuado para remediar la situación jurídica infringida en términos de los artículos 8 y 25 del Pacto de San José.

Asimismo, la Corte Interamericana ha sido reiterativa al definir a la impunidad como la falta de investigación, persecución, captura, enjuiciamiento y condena de los responsables de violaciones de derechos humanos previstos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en razón de que el Estado está comprometido en hacerle frente a tal situación a través de todos los medios legales ya que la impunidad genera de manera reiterativa violaciones de derechos humanos ocasionando la indefensión de las víctimas y sus familiares. Por lo que el deber de investigar y sancionar graves violaciones de derechos humanos también implica la prohibición de dictar leyes que tengan por objeto conceder impunidad a los responsables.

En ese sentido, los Estados partes del Pacto de San José están obligados a adoptar medidas internas para garantizar los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos, desafortunadamente no en todos los casos lo hacen.

Ante la gravedad de algunos asuntos, las personas frente a la negativa de justicia por afectárseles sus derechos a las garantías judiciales, a la protección judicial y a la verdad, en casos de desaparición forzada, han recurrido a organismos regionales para combatir hechos que contravienen obligaciones internacionales de los países miembros de la OEA. En el Caso Blake vs Guatemala, la Corte interamericana de Derechos Humanos ha sentado importantes criterios jurisprudenciales derivados de la sentencia emitida el 24 de enero de 1998 respecto del deber de actuar en el ámbito interno que tienen los estados parte en la Convención Americana.

Lo anterior en razón de que Guatemala  estaba obligada a investigar tanto en la vía administrativa como en la judicial, la detención ilegal y posterior desaparición forzada de Nicholas Blake con la finalidad de identificar a los autores y cómplices de tales hechos para poderlos enjuiciar y sancionar con el objeto de que en el futuro se evite que se repitan este tipo de violaciones de derechos humanos, debido a que el estado debía cumplir de manera efectiva con la norma 8.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que establece que los procesos judiciales deben tramitarse en un plazo razonable, como parte de la protección judicial que deben otorgar los estados a toda persona sujeta bajo su jurisdicción para garantizar el acceso a la justicia.

Guatemala reconoció parcialmente su responsabilidad en este caso hasta el año de 1995 sobre los hechos relativos al retardo en hacer efectiva la justicia lo que condujo a la obstaculización de la misma, derivado de que el artículo 8.1 de la Convención Americana dispone que: Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter.

Asimismo, el artículo 1.1 de la Convención establece que los Estados Parte en la Convención deben respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y garantizar su libre y pleno ejercicio. 

En el caso en concreto Guatemala incumplió con la obligación de suministrar un recurso judicial rápido y efectivo a los familiares del señor Nicholas Blake contra actos violatorios a sus derechos fundamentales, como lo establece el artículo 25 en relación con el 8.1 de la Convención Americana, lo cual impidió el esclarecimiento de la causa de muerte y desaparición de Nicholas Blake y el retardo para investigar los hechos e iniciar un proceso judicial e impulsarlo. Teniendo el estado la obligación de evitar y combatir la impunidad, lo cual se tradujo en la falta de investigación, persecución, captura, enjuiciamiento y condena de los responsables de estas violaciones de derechos humanos protegidos por la Convención Americana.

La CoIDH señaló que el artículo 8.1 de la Convención comprendía no solo el derecho de las víctimas, también el derecho de los familiares de las víctimas a las garantías judiciales, porque todo acto de desaparición forzada sustrae a la víctima de la protección de la ley y causa graves sufrimientos a su familia. Por lo tanto, el artículo 8.1 de la Convención Americana al ser interpretado por el Alto Tribunal Interamericano confirió a los familiares  del señor Nicholas Blake,  el derecho a que su desaparición  y muerte fueran investigadas por las autoridades de Guatemala, a que se siguiera un proceso contra los responsables, se les sancionara e indemnizara de los daños y perjuicios que  hubieran sufrido, al haber considerado la CoIDH que Guatemala violó el artículo 8.1 de la Convención Americana en su perjuicio  en relación con el artículo 1.1 de la Convención.

La Corte también estableció que el sufrimiento de los familiares originado por la desaparición forzada del señor Nicholas Blake trajo como consecuencia la violación de la integridad psíquica y moral de dichos familiares, lo cual constituía una violación por parte del estado del artículo 5.1 de la Convención Americana que hace referencia a que toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral, lo anterior en relación con el artículo 1.1 del mismo Pacto de San José. Por lo cual declaró que el estado de Guatemala estaba obligado a pagar una justa indemnización a dichos familiares y a resarcirlos de los gastos en que hubieran incurrido en sus gestiones ante las autoridades guatemaltecas con motivo de este proceso.

En este caso el Estado estaba obligado a prevenir las violaciones a los derechos humanos de Nicholas Blake, de investigar con todos los medios legales a su disposición las violaciones cometidas en su contra en su jurisdicción con el objeto de identificar a los responsables y de sancionarlos, lo que en el momento oportuno no ocurrió hasta que Guatemala fue condenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, obligándosele a otorgar una adecuación reparación a los parientes de Nicholas Blake, aduciendo en este supuesto la Corte que el derecho interno debe evitar y combatir la impunidad que se traduce en la falta en conjunto de investigación, persecución, captura, enjuiciamiento y condena de los responsables de las violaciones de los derechos protegidos en el Pacto de San José.

Por último, el Doctor Alfonso Chacón Mata refiere que el Alto Tribunal Interamericano, ha hecho mención que en contextos de sistemáticas violaciones de derechos humanos existe una mayor necesidad de erradicar la impunidad ante estos hechos.

III. CONCLUSIONES:

Resulta trascendental el criterio adoptado por la CoIDH respecto a que la desaparición forzada de personas es un delito continuado que constituye una grave, múltiple  y  compleja violación de derechos humanos, al tratarse de una privación arbitraria de la libertad, que atenta contra la dignidad humana y los principios fundamentales que establece la Convención Americana, sobre el derecho a la vida a la integridad personal, seguridad, a las garantías y protección judicial que coloca a las víctimas y su familiares en completo estado de indefensión, que conlleva a una responsabilidad internacional que se agrava cuando la desaparición forzada es una práctica reiterada y tolerada por el Estado, incluso cometidas por él mismo o grupos paramilitares, convirtiéndose en un delito de lesa humanidad, que atenta contra los principios del Sistema Interamericano, que no puede por ningún motivo dejar de ser investigado y castigado. Lo cual comprende la prohibición de emitir leyes que tengan por objeto conceder impunidad a los responsables de estos ilícitos como pueden ser las de amnistía o indulto.

Por tal motivo el carácter permanente de la desaparición y ejecución al subsistir en el tiempo inicia con la privación de la libertad de la persona y la subsiguiente falta de información respecto a su destino y continúa hasta en tanto no se sepa sobre su paradero y los hechos no hayan sido esclarecidos. Por lo tanto, mientras perdure la desaparición el Estado tiene el deber de investigarla y sancionar a los responsables conforme a las obligaciones de la Convención Americana (Caso Blake) y actualmente como lo estipula también la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada.

Por lo tanto, no debe fragmentarse el combate a este delito, y menos aún las obligaciones convencionales de los Estados Partes de los tratados en materia de derechos humanos como consecuencia de la aceptación posterior de la competencia contenciosa a la CoIDH  por el Estado demandado. En todo momento se debe privilegiar que se cumplan íntegramente los tratados en materia de derechos humanos y evitar que sean los Estados Partes los que decidan.

Por último, el hecho de que el Máximo Tribunal Interamericano de Derechos Humanos haya establecido como criterio que el derecho a las garantías judiciales en casos de desaparición forzada comprende no solo a las víctimas también a sus familiares  al encontrarse protegido por el artículo 8.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos, al reconocer que estos actos graves causan sufrimientos a ambos, ha favorecido que se protejan de manera más efectiva los derechos fundamentales en los Estados Partes de la OEA en donde existía un fuerte reclamo internacional ante las graves violaciones sistemáticas de derechos humanos cometidas por los mismos gobiernos durante la consolidación de sus democracias.

Esto último permitió que a los familiares del señor Blake se les reconociera el derecho a que su desaparición y muerte fueran investigados por las autoridades guatemaltecas para que se siguiera un proceso contra los responsables de esos delitos, y se les impusieran las sanciones correspondientes e indemnizara por los daños y perjuicios que habían sufrido.

Afortunadamente se han logrado grandes avances en el Derecho Internacional de los derechos humanos que han permitido que hoy por hoy tratándose de desapariciones forzadas no se requiere que el Estado demandado necesariamente haya ratificado la Convención Interamericana en materia de ddhh, ni tampoco que se califique el conjunto de violaciones a los mismos como desaparición forzada.

IV. FUENTES DE CONSULTA 

BIBLIOGRAFIA 

Chacón Mata Alfonso, “Deberes y Obligaciones de los Estados para combatir la impunidad a la luz de la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, en revista de ciencias sociales, número 71,2017, Chile, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales-Universidad de Valparaíso, 2017.

CIBERGRAFIA

Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Blake Vs Guatemala, Sentencia de 24 de enero de 1998, fondo. Disponible en:  https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_48_esp.pdf.

Corte Interamericana de Derechos Humanos, “Corte interamericana de Derechos Humanos Caso Blake vs Guatemala, reparaciones (ART.63.1 Convención Americana sobre Derechos Humanos) Sentencia de 24 de enero de 1998. Disponible en: https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/fundamentos/jseriec48.pdf.

Corte Interamericana de Derecho Humanos, “Cuaderno de Jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos N 6° Desaparición Forzada”, 6 edición, San José, Costa Rica, Corte Interamericana de Derechos Humanos y Cooperación Alemana,2020. Disponible en: https://www.corteidh.or.cr/sitios/libros/todos/docs/cuadernillo6.pdf.

Ventura Robles, Manuel E, “La Jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en materia de acceso a la Justicia e Impunidad”.  Disponible en: https://www.corteidh.or.cr/tablas/r24428.pdf.

Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Blake Vs Guatemala, Sentencia de 24 de enero de 1998, fondo. Voto razonado del Juez Antonio Agusto Cancado Trindade. Disponible en: https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_48_esp.pdf 

Twitter:

@monicazaap

Oaxaca de Juárez: Francisco Martínez Neri no tiene tiempo de sobra

Adrián Ortiz Romero Cuevas

Francisco Martínez Neri llegó a la presidencia municipal de la capital oaxaqueña con el tiempo encima. Hoy culmina su primer mes de trabajo, y parece inminente que las inercias y las gelatinosas expectativas sobre su experiencia de gobierno, comiencen a jugarle en contra. Todas y cada una de las dolencias —administrativas y de gobierno— de la Verde Antequera siguen ahí. Y el Presidente Municipal parece más sometido y apesadumbrado por la rutinaria cotidianidad, que por verdaderamente alcanzar a demostrar que existe un antes y un después de la malograda gestión de su antecesor y compañero militante de su mismo partido.

En efecto, por lo menos hay tres temas que son botón de muestra de lo compleja que será —y que ya es— la gestión de Martínez Neri al frente de la capital oaxaqueña. El primero es el ambulantaje, que no sólo continúa creciendo sin forma ni límites, sino que además la naciente gestión nerista ha demostrado no poder controlar. El segundo de esos temas, que es inminente, es la lucha electoral al interior de las agencias municipales que la gestión nerista corre el riesgo de perder —a manos del PRI— por falta de una correcta gestión política. Y el tercero, será demostrarle fehacientemente a la ciudadanía que su administración no repetirá los errores y los excesos de corrupción que cometió el gobierno del —en mala hora electo— exedil Oswaldo García Jarquín. Vayamos por partes.

Martínez Neri recibió una administración municipal en estado crítico, al menos por dos cuestiones que iban corriendo en paralelo. Por un lado, la profunda crisis financiera que García Jarquín sumió al ayuntamiento citadino, lo cual generó un problema amplio de gobernabilidad con sus propios trabajadores; y por el otro, con un problema de ambulantaje que también fue estimulado y determinado por la corrupción, y que simplemente no encuentran cómo resolver. 

Hay evidencias muy claras de que el enorme quebranto financiero que enfrentan las arcas citadinas no tuvo su origen en desvíos directos de recursos, sino más bien en que la administración de García Jarquín estimuló el ejercicio de cobros que nunca llegaron a las arcas municipales. Por todos lados existen versiones de constructores, empresarios, comerciantes, proveedores y demás —incluso de gente que necesitaba tramitar una licencia de funcionamiento de un comercio, de una construcción o remodelación, etcétera—, a los que se les pedía que el costo de las autorizaciones, licencias, anuencias —o simplemente de que voltearan hacia otro lado, para no ver lo que se ejecutaba— fuera entregado directamente a una persona en concreto, y con dinero en efectivo, y no depositado a las cuentas bancarias o en las cajas de cobro del Ayuntamiento.

Valdría la pena revisar: durante el tiempo de pandemia, ¿cuántos inmuebles sólo en el Centro Histórico de la capital oaxaqueña, fueron remodelados; ¿en cuántas de esas construcciones —incluso una que aún se desarrolla frente al atrio del Templo de Santo Domingo de Guzmán— los trabajos se realizan a puerta cerrada, y todo el movimiento de materiales, escombro y demás, se da únicamente después de la media noche? ¿Cuántas nuevas construcciones aparecieron? ¿Cuántos nuevos salones de eventos sociales existen en plenas calles citadinas, y permanecen en operación a pesar de la molestia de las personas que viven en los alrededores, y de que violan todos los reglamentos sobre el uso del suelo —que es evidentemente habitacional y comercial, pero no para ese tipo de giros—, contaminación visual y auditiva, y el tipo de actividades que realizan?

La cuestión es que todo eso continúa ocurriendo libremente, sin que pareciera que ya hubo cambio de autoridad municipal. Lo mismo pasa con el ambulantaje. A pesar de las maniobras que realizó la nueva administración, de todos modos los ambulantes mantienen sitiada toda la zona sur del Centro Histórico, y no fueron capaces de frenar las oleadas incontrolables de ambulantes como la que ocurrió en el tianguis del Día de Reyes, en donde hubo hasta conatos de violencia, y en donde los comerciantes informales irremediablemente tomaron con toda libertad varias calles para realizar su vendimia, sin que la autoridad municipal pudiera hacer algo para impedirlo.

Evidentemente será imposible tener el zócalo y la alameda limpios de ambulantaje, a punta de operativos policiacos. Lo que tendría que haber es un ejercicio político y de gobierno eficaz que eventualmente lograra frenar a los ambulantes. El problema es que parece que nada ha cambiado.

LA INMINENTE LUCHA POLÍTICA 

Francisco Martínez Neri enfrentará dentro de algunos días su primera aduana política. La elección de los 13 agentes municipales será una prueba determinante de la capacidad que tengan sus delegados en las tareas de gobierno. Se enfrenta nada menos que al ex edil de referencia de la capital oaxaqueña, y figura política del PRI Javier Villacaña Jiménez. Éste fue el último gran gestor político de la ciudad y sigue siendo determinante en la política citadina. Ganarle, o perder frente a él, hoy cobra un significado especial porque Martínez Neri es un símbolo de esperanza frente a la rapacidad del pasado reciente, pero Villacaña hoy es nada menos que el presidente del PRI en todo el territorio oaxaqueño.

¿De verdad los encargados de las tareas políticas y de gobierno del Alcalde citadino, se han preparado para la misión que representa ganar las agencias municipales? Nada indica que esto haya sido hecho, e incluso registrado. Sin embargo, lo cierto es que política y emocionalmente, el resultado de cada una de las elecciones de agentes municipales será importante para entender si verdaderamente Martínez Neri está logrando gobernar, o si continúa anclado en la agenda de la cotidianidad sin haberse metido de fondo en la labor de reconquistar la capital oaxaqueña para el régimen de eso que hoy se conoce como la 4T. 

Neri tiene enfrente a un adversario que entiende las labores de gobierno, de política, y de acción electoral, que no le allanará el camino para hacerse de uno de los últimos bastiones —grandes o menguados— del priismo estatal, y que entiende que si él pierde los rescoldos de la capital frente a Morena, difícilmente podrá mantener su legitimidad como dirigente del partido tricolor en la entidad.

EPITAFIO

Al final, Martínez Neri tendrá que dar un golpe de timón si quiere mantener la legitimidad, que hoy sólo le da la imaginación y la esperanza de la ciudadanía citadina sobre un mejor porvenir. Si mantiene la tibieza en el pronunciamiento de condena a la corrupción, y permite que el tiempo lave la deplorable imagen que dejaron sus antecesores, se convertirá en cómplice de lo que la gente espera que rechace. Se le hace tarde para presentar denuncias en contra de quien lo antecedió en el cargo, y se le acaba el tiempo para demostrarle a la ciudadanía que puede ser algo distinto, y mejor, de la administración que sólo dejó una enorme estela de impunidad y corrupción como legado.

@ortizromeroc

@columnaalmargen

http://columnaalmargen.mx

Películas de súper héroes que pueden competir en el Oscar 2022 (I)

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Cada vez estamos más cerca de conocer a los nominados al máximo galardón del cine, es decir, el Oscar. Ya muchos mencionan cuáles son las películas que pueden estar en diferentes categorías y sus las favoritas para ganar; sin embargo, no podemos dejar de mencionar las películas del género de súper héroes o basadas en cómics, que han tomado más importancia en esta entrega de premios, más que otras veces. 

Marvel Studios de Disney, ha tenido diversas nominaciones, incluso, una a Mejor Película para “Black Panther”, pero han sido las producidas por DC y Warner Bros., quienes se han hecho de más estatuillas con un total de siete, incluyendo dos en importantes categorías: Póstumo a Mejor Actor de Reparto para Heath Ledger por “El caballero de la noche” y Mejor Actor para Joaquín Phoenix por “Guasón”, siendo además, esta la primera vez que se entregan estatuillas a dos actores diferentes por interpretar al mismo personaje. Y este 2022, las películas de este género abundaron, pues han sido fundamentales para rescatar la taquilla que se vio mermada por la pandemia derivada por la Covid-19; y este jueves, veamos la primera parte sobre las películas con posibilidades de estar en alguna o algunas categorías: 

1.- “Spider-Man: Sin camino a casa”

Director: Jon Watts

Protagonistas: Tom Holland; Zendaya; Benedict Cumberbatch; Jacob Batalon; Jon Favreau; Jamie Foxx; Willem Dafoe; Alfred Molina; Benedict Wong; Tony Revolori; Marisa Tomei; Andrew Garfield y Tobey Maguire

Productoras: Columbia Pictures; Marvel Studios y Pascal Pictures

Distribución: Columbia Pictures (Sony) y Marvel Studios (Disney)

Aún en cartelera. 

Esta película es un gran ‘fan-service’, pero eso, jugó a su favor pues se ha convertido en la sexta más taquillera de la historia. Provocó peleas afuera de las salas de cine por obtener boletos, una especulación que fue una gran publicidad y una de las reacciones en el cine más emocionantes que he visto, y eso, la ha puesto en un podio muy especial, aunque sea una cinta que es el estilo puro de Marvel: un guion completamente básico, predecible, carente de método, fastuosos efectos especiales y que le otorga a la audiencia lo que quiere; Sony se rindió ante el todopoderoso Disney. Y aunque Disney y Sony están buscando a toda costa que sea nominada en la categoría de Mejor Película (que ojalá no pase, porque la credibilidad del Oscar estaría en juego) y en la de Mejor Actor de Reparto para Willem Dafoe, sí tiene posibilidades de estar nominada en Diseño de Producción; Diseño de Vestuario; Edición de Sonido y Efectos Visuales. El 08 de febrero, sabremos si tiene alguna nominación. 

2.- “Godzilla vs Kong”

Director: Adam Wingard

Protagonistas: Alexander Skarsgård; Millie Bobby Brown; Rebecca Hall; Brian Tyree Henry; Shun Oguri; Eiza González; Julian Dennison; Kyle Chandler; Demián Bichir; Ronny Chieng; Chris Chalk y Kaylee Hottle

Productoras: Legendary Pictures y Warner Bros. Pictures

Distribución: Warner Bros. Pictures y Toho 

Disponible en: HBO Max

La función de esta película del llamado “Monsterverse” es únicamente la de entretener, sin mayores pretensiones, la produjeron para que fuera un éxito en taquilla; no lo fue por las condiciones sanitarias, pero sí tuvo ingresos moderados. Y sabemos que no puede estar nominada por sus actuaciones, por su guion o su fotografía, sin embargo, no podemos negar que los efectos especiales que se utilizaron para el enfrentamiento de estos dos gigantes fueron realmente estupendos. Entonces, no sería de sorprendernos que estuviera nominada en la categoría de Mejores Efectos Visuales. 

3.- “Eternals”

Directora: Chloé Zhao

Protagonistas: Gemma Chan; Richard Madden; Kumail Nanjiani; Lia McHugh; Brian Tyree Henry; Lauren Ridloff; Barry Keoghan; Don Lee; Harish Patel; Kit Harington; Angelina Jolie y Salma Hayek

Productora: Marvel Studios

Distribución: Walt Disney Studios Motion Pictures

Disponible en: Disney +

Esta película no convenció del todo ni al público y ni a la crítica al no tener el tono típico de Marvel, pese a que es una belleza a la vista. Sin embargo, el que no haya tenido la mejor recepción del estudio, no la hace una cinta mala del todo, al contrario, merece estar nominada en algunas categorías. De entrada, debe estar en la de Efectos Visuales, pues la creación y aparición de los “Celestiales” es muestra del logro técnico; asimismo, tiene grandes méritos para estar en Mejor Maquillaje y Peinados, Mejor Diseño de Vestuario, Mejor Cinematografía, Mejor Montaje, Mejor Sonido y Mejor Partitura. Considero que esta película, seguro estará dando batalla con varias nominaciones. 

4.- “El escuadrón suicida”

Director: James Gunn 

Protagonistas: Margot Robbie; Idris Elba; John Cena; Joel Kinnaman; Sylvester Stallone; Viola Davis; Jai Courtney y Peter Capaldi

Productoras: DC Films; Atlas Entertainment y The Safran Company

Distribución: Warner Bros. Pictures

Disponible en: HBO Max

Esta película consiguió la aclamación tanto de la crítica como por el público, pues obtuvo un 90% de comentarios positivos de especialistas y el 89% por parte del público en “Rotten Tomatoes”. No fue el éxito taquillero que se esperaba, justamente por la pandemia, pero sí ha tenido reconocimiento prácticamente unánime, a pesar de que la cinta tiene clasificación “R” (“C” en México). Y aunque sabemos que quizá es la que menos posibilidades tiene de estar en alguna categoría, no podemos dejar de mencionar que su antecesora, “Escuadrón Suicida” de 2017, aún con lo decepcionante que fue en todo sentido, obtuvo el Oscar a Mejor Maquillaje y Peinados, por lo que esta vez motivados por los comentarios positivos que obtuvo, puede que esté en algunas categorías y en las que podría competir son: Mejor Sonido; Mejor Edición de Sonido; Mejores Efectos Visuales; Mejor Maquillaje y Peinados y Mejor Montaje. En pocos días, sabremos si la academia tomó en cuenta este ambicioso proyecto de DC y Warner. 

El próximo martes, tengo la segunda parte de estas películas del género de súper héroes, que pueden estar compitiendo en alguna categoría del Oscar. Por lo pronto, podemos disfrutar de algunas de ellas vía ‘streaming’ y algunas otras, aún en salas. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

La violencia digital, también cuenta

Carlos Villalobos

Con el avance, en al menos las últimas dos décadas, de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) las relaciones e interacciones sociales se han ido trasladando al ciberespacio. De una forma muy lógica, se ha transformado la forma en que nos relacionamos con la sociedad y con nosotros mismos. 

¿Se han percatado que hoy ya no conocemos el silencio? ¿Cuántas veces nos hemos detenido a observar que no podemos existir sin un podcast, una canción o algún video de fondo para acompañarnos en nuestro día a día? Hoy, la conexión permanente a contenidos audiovisuales en internet es parte de toda nuestra rutina y para muestra la Encuesta del Consumidor Digital 2020, realizada por Nielsen, que arrojó que los mexicanos consumimos hasta 94 horas de internet en promedio a la semana. Ese cambio en el corto plazo impulsado por la aceleración de la digitalización de la vida por la pandemia llegó para quedarse.

A veces, las amistades en internet ya son más cercanas que las amistades que habríamos de construir en “el mundo real”. Hoy amamos, peleamos, ignoramos y demás, gracias a un dispositivo tecnológico y a toda la serotonina que nos produce un like o ver nuestro nombre en algún sitio.

Sin embargo, como todo, no puede ser todo miel sobre hojuelas. Lo que también ha traspasado la frontera de la realidad, ha sido la violencia y los daños que esta causa. La violencia existe (sería muy negligente de mi parte negarla), pero la forma en la que ha mutado en internet es verdaderamente preocupante, sobre todo, por la capacidad de viralización que se tiene en línea ¿Cuántas veces hemos visto que un acto de odio tiene mayor capacidad de réplica que una acción noble? 

En ocasiones la violencia vertida en internet ha sido considerada como un mal que solo se tiende a ignorar, sin embargo, el problema fundamental y que carece de esa lógica, es que muchas veces el no tomar acciones provoca que las líneas, escritas amparadas en el anonimato y un dispositivo móvil, provocan acciones peligrosas en el mundo real. Recordemos, por ejemplo, aquellos grupos organizados a través de redes sociales atacando infraestructura 5G, con el pretexto de que estas “esparcen la COVID-19”.

Exculpar a autoridades frente a casos de cyberbullying o de acoso, así como el intercambio de imágenes íntimas sin consentimiento, y dejar que “las plataformas lo resuelvan” habla de lo poco que estamos preparadas y preparados en México para enfrentarnos a una realidad cada vez más digitalizada. Así como la delincuencia en el plano físico, la violencia digital tiene que partir de la prevención, de la institucionalización de protocolos de seguridad, así como de campañas de concientización acerca de los derechos que contamos como ciudadanos digitales. 

A pesar de que hoy el país cuente con iniciativas que en muchos estados ya son ley, como la Ley Olimpia, son el primer paso; pero como todo en México, lamentablemente se queda como un cúmulo de buenos deseos si no se toman las medidas necesarias.

Y no me malentienda, tampoco es que quiera que se niegue o se cree un estado policial en línea que vigile y censure la libertad de expresión, solo espero que nuestra vida en la red sea más segura, porque de no hacerlo, el panorama pinta cada vez más para que todos esos futuros distópicos, en donde vivir en una red interconectada y fuera de control, cada vez estén más cerca. 

El camino que elegimos es duro, peleamos con un sin fin de contradicciones, pero es tiempo de mirar al frente y combatir por el futuro digital que queremos.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

Las favoritas para el Oscar, en ‘streaming’ (II)

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Lo prometido es deuda, y aquí la segunda y última parte de las películas que se encuentran en alguna plataforma en ‘streaming’ y que seguramente, este 2022, estarán compitiendo en alguna categoría de los premios de la Academia, es decir, el Oscar. 

Y sin más preámbulo, sigamos con el listado: 

5.- “Rey Richard: una familia ganadora”

Director: Reinaldo Marcus Green 

Protagonistas: Will Smith; Aunjanue Ellis; Sniyya Sidney; Demi Singleton; Tony Goldwyn y Jon Bernthal

Productoras: Westbrook Studios y Star Thrower Entertainment

Distribución: Warner Bros. Pictures

Disponible en: HBO Max y YouTube Premium

Los métodos poco ortodoxos que Richard Williams empleó para entrenar, adiestrar y enseñar a dos tenistas que cambiaron la historia de ese deporte, es motivo de una película. Así es, el padre de Venus y Serena Williams es el personaje central de esta historia que pone de manifiesto la visión de futuro de Richard para poner a sus hijas en la cima del mundo en el deporte blanco. Will Smith es hasta este momento, el gran favorito para llevarse por primera vez, la estatuilla del Oscar como Mejor Actor y esta cinta es quizá la posibilidad más grande que tenga en la entrega. Puede dar la sorpresa en alguna otra categoría, pero sin duda, todas las apuestas están a favor de Will Smith quien, por cierto, se alzó con el Globo de Oro por este trabajo. 

6.- “Tick, Tick… Boom!” 

Director: Lin-Manuel Miranda

Protagonistas: Andrew Garfield; Alexandra Shipp; Vanessa Hudgens; Robin de Jesús; Joshua Henry y Bradley Whitford

Productoras: Imagine Entertainment; 5000 Broadway Productions y Netflix

Distribución y disponibilidad en: Netflix 

Esta película es emotiva, es dramática, es irreverente, es poderosa y llena de inspiración. Andrew Garfield interpreta de manera magistral a Jonathan Larson, en esta película que primero fue un musical de teatro autobiográfico, y narra las peripecias que el protagonista vive, en el momento que escribió una de las obras de teatro musicales más emblemáticas de los últimos 30 años: “Rent”. Su complicada vida personal, el difícil proceso creativo para realizar su trabajo y el SIDA, hacen que Jon corra una justa contrarreloj que, de verdad, se disfruta y se sufre a más no poder. Todo señala a que Andrew obtenga su segunda nominación al Oscar por esta interpretación y junto con Will Smith, se perfila como el gran favorito, pues recordemos que Garfield alzó el Globo de Oro como Mejor Actor de Comedia o Musical, mismo que se llevó también Smith, pero como Mejor Actor Dramático. “Tick, Tick… Boom!” puede también tener nominaciones como Mejor Película, Mejor Guion Adaptado, Mejor Partitura, Mejor Canción, Mejor Cinematografía y Mejor Fotografía.

7.- “Todo sobre los Ricardo”

Director: Aaron Sorkin 

Protagonistas: Nicole Kidman; Javier Bardem; J. K. Simmons; Nina Arianda; Tony Hale; Alia Shawkat; Jake Lacy y Clark Gregg

Productoras: Amazon Studios y Escape Artists

Distribución y disponibilidad: Amazon Prime Video 

La película cuenta con tres ganadores del Oscar como protagonistas: Nicole Kidman, Javier Bardem y J. K. Simmons, además, de que el director ya nos estregó una grandiosa película el año pasado: “El juicio de los 7 de Chicago”, y eso, es una garantía para podamos deducir que estamos ante una gran producción. La película cuenta la historia de la actriz Lucille Ball que interpreta de manera estupenda la australiana Nicole Kidman, y la relación con su esposo, el cantante y músico de origen cubano, Desi Arnaz (Javier Bardem). Pionera en la televisión por la falta de buenos papeles en el cine, hacen que Ball obtenga una sólida carrera en este medio, pero se rehúsa a trabajar con alguien que no sea su esposo a su lado; eso hace que la relación se quiebre y la película contenga estupendos pasajes dramáticos y hasta de humor negro. “Todo sobre los Ricardo”, puede estar nominada por su Banda Sonora, pero también se comenta que Kidman, puede estar en la categoría de Mejor Actriz. 

8.- “Encanto”

Directores: Byron Howard; Jared Bush y Charise Castro Smith

Protagonistas: Stephanie Beatriz; María Cecilia Botero; John Leguizamo; Mauro Castillo; Jessica Darrow; Angie Cepeda; Carolina Gaitán; Diane Guerrero; Wilmer Valderrama y Maluma

Productoras: Walt Disney Pictures y Walt Disney Animation Studios

Distribución: Walt Disney Studios Motion Pictures

Disponible en: Disney +

Debo confesar que no soy fan de las películas de Disney y cuando me enteré que Maluma sería el que iba a hacer el trabajo de doblaje para un personaje en la versión original y en español de “Encanto”, menos. Me cuesta mucho trabajo no ver las historias de Disney sin percibir los fuertes estereotipos que intentan vendernos y en efecto, “Encanto” no es la exepción, sin embargo, no puedo negar tampoco que la película ha sido del gusto del público y de la crítica, que ha elogiado el tratamiento y desarrollo del guion. Esta vez, la casa del ratón Mickey, ubica su película en Colombia, con una historia llena de magia y color que sin duda, disfrutarán los más pequeños y que contiene, un mensaje entre líneas para los espectadores adultos. Aquí tenemos a la que seguramente ganará el Oscar a Mejor Película de Animación y seguramente también la veremos competir  en las categorías de Mejor Canción y Mejor Partitura y si logra esa hazaña, posiblemente veámos a Lin-Manuel Miranda compitiendo por la música de esta cinta y la de “Tick, tick… Boom!”. 

Ahora sí, hay mucho qué ver para preparnos para la máxima entrega de premios. El próximo jueves, les presentaré qué películas del género de súper héroes, pueden estar compitendo en alguna categoría. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas