Informe de gobierno

Carlos R. Aguilar Jiménez

Como determina la constitución y tradición nacional, cada año los presidente de la república deben informar a los mexicanos lo que hayan hecho o realizado durante el año de gobierno anterior al 1 de septiembre y, en el caso del actual presidente, lo realizado de 2021 a 2022 en el contexto de los tres años anteriores y en correlación a las promesas que durante su campaña política de 15 años por la presidencia, lo llevaron a ganar las elecciones, aprovechando el resentimiento social de la mayoría de la población de escasos recursos, que son millones y, esperanzados en las promesas del entonces candidato, votaron por Él, ilusionados en que cumpliría lo prometido.

Han transcurrido cuatro años de gobierno y respecto de su promesa: “Que, si Morena estuviera gobernando, la gasolina costaría diez pesos el litro”, cualquiera sabe vale 20 pesos la magna y 22 premium, debiendo desembolsar el doble por llenar el tanque y pagar, en consecuencia, incrementos en costo de transporte que forzadamente deben cobrar transportistas. Prometió también que: “Primero los pobres”, que se interesaría durante su gobierno por abatir la pobreza, resultando que cuatro años después, según datos estadísticos – matemáticos del INEGI, hay cuatro millones de mexicanos más en pobreza extrema. En función de la economía, dijo crecería cuatro por ciento, y lo cierto es que más allá de sus datos o contingencias internacionales, para los mexicanos, la actual inflación es angustiosa debiendo pagar precios prohibitivos por productos de la canasta básica, artículos escolares y cualquier cosa que se compre, porque todo esta carísimo.

 La impunidad e inseguridad, principalmente para quienes viven en el centro y norte de México, es similar a la de los países más peligrosos del mundo, derivada de la ideología de abrazar a delincuentes, circunstancias nefastas que podrían soslayarse si se pretende ser indiferente, se tienen suficientes recursos económicos o se vive lejos de lugares donde gobierna el crimen organizado, sin embargo, si se trata de la salud, es absolutamente inaceptable la pérdida institucional del Seguro Popular, el desabasto de medicamentos y cancelación de servicios médicos a niños y adultos con cáncer. El presidente afirmó: “Tendríamos un sistema nacional de salud similar al de Dinamarca o Canadá”, resultando cuatro años después que los enfermos sin recursos económicos que antes se beneficiaban del Seguro Popular, ahora se atienden con el Dr. Simi, incumpliendo también su promesa al decir que: “No van a faltar… me dejo de llamar Andrés Manuel si faltan los medicamentos”, y así es, no hay medicamentos y se sigue llamando igual, pero si hubo casi un millón de muertos por COVID, de los que al menos la mitad podrían haber sobrevivido por creer que los escapularios y moral los protegerían; también hay tren en medio de la selva, central avionera, cientos de periodistas asesinados, miles de feminicidios, oposición a anergias limpias y militarización de funciones civiles, porque de todo tienen la culpa españoles, estadounidenses, franceses, el capitalismo, neoliberales, científicos y especialmente periodistas y columnistas, que nunca dicen la verdad. Verdad, credo y dogma que si será el informe.   

VISITE:

columnaalmargen.mx    

Silvia Pinal: la última diva del cine nacional

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Ayer por la noche, se le realizó un merecido homenaje a la gran Silvia Pinal, quizá, la última gran estrella con vida del cine mexicano de la época de oro. Y es que conmemorar 64 años de carrera cinematográfica y más, del tamaño de la que ha sido la de la querida señora Pinal, debe ser algo en palabras mayores. La diva del cine trabajó con directores como Miguel Zacarías, Miguel M. Delgado, Luis Buñuel, Rogelio A. González, Luis Alcoriza, Arturo Ripsten o Gustavo Alatriste entre otros, además de que protagonizó cintas al lado de otros grandes de nuestro cine como Mario Moreno “Cantinflas”, Pedro Infante, Sara García, Joaquín Pardavé, Arturo de Córdova, Manolo Fábregas, Prudencia Griffel, Carlos López Moctezuma y Carmen Montejo entre algunos otros, además de que actuó también al lado de actores de talla mundial como Ricardo Montalbán, Burt Reynolds, Anthony Quiin y Charles Bronson. 

Pinal, también fue inspiración de artistas plásticos que la inmortalizaron en pinturas y esculturas, tal es el caso de Diego Rivera, Ricardo Ponzanelli y Oswaldo Guayasamín, además de que está en el mural del teatro Xicotencatl en Tlaxcala, representando a una de las siete musas del arte. Sin duda, ella es una gloria de nuestro cine nacional y hoy, te invito a que recordemos cinco películas protagonizadas por esta bella actriz, productora, empresaria y hasta política: 

1.- “Puerta joven” o “El portero” (1950)

Director: Miguel M. Delgado

Protagonistas: Mario Moreno “Cantinflas”, Silvia Pinal, Carlos Martínez Baena, Óscar Pulido, Fernando Casanova y Conchita Gentil Arcos

Productora: Posa Films

Distribución: Columbia Pictures 

Disponible en: Blim y Youtube Premium 

Esta gran película del legendario “Mimo de México” fue la quinta en la carrera de la gran Silvia Pinal y en efecto, fue elegida en un primer momento por su belleza, pero después convenció por tener un talento histriónico sin precedentes. Para esta cinta, Silvia interpreta a Rosa María “Rosita”, una chica con una discapacidad en la pierna y que es el interés amoroso de nuestro simpático protagonista; Silvia al ser poco conocida aún en ese momento, le valió el estar dentro de esta joya del cine nacional, pues lo que el estudio y el director buscaban era justamente que nadie opacara a la ya entonces gran estrella “Cantinflas”. Una gran película en todo sentido con todo y su final que nos rompe el corazón. 

2.- “Un rincón cerca del cielo” (1952)

Director: Rogelio A. González

Protagonistas: Pedro Infante, Marga López, Silvia Pinal y Andrés Soler

Productora: San Ángel INN y Filmex S. A. 

Distribución: Filmex S. A. 

Sin disponibilidad en plataformas

Los tres protagonistas de esta otra gran película del cine nacional ganaron el Ariel en las tres máximas categorías que premian a la actuación: Mejor Actuación Masculina para Pedro Infante, Mejor Actuación Femenina para Marga López y Mejor Coactuación Femenina para Silvia Pinal; y es que es imposible no llorar con este ‘dramononón’ del celuloide, pues las vicisitudes y dificultades de los protagonistas, los llevan a experimentar comportamientos desesperados para sobrevivir. Aún con los clichés que se acostumbraban en esa época, no podemos negar que “Un rincón cerca del cielo” es una película que encanta hasta al más duro de corazón, además de que disfrutamos como nunca a cuatro de las grandes glorias del cine nacional. 

3.- “Un extraño en la escalera” (1955)

Director: Tulio Demicheli 

Protagonistas: Silvia Pinal, Arturo de Córdova, Andrés Soler y José María Linares Rivas

Producción y distribución: Filmex S. A. 

Sin disponibilidad en plataformas

Esta es la película que lanzó al verdadero estrellato a la gran Silvia Pinal. En ese año, este thriller dramático participó en el Festival de Cannes, donde Silvia llamó la atención por su espectacular belleza. Más que por su argumento, “Un extraño en la escalera” es aclamada por retratar de manera fidedigna el ambiente “habanero” y por exaltar la belleza de Cuba, pero también y sobre todo, porque nos muestra a Silvia Pinal más sensual que nunca, con escenas que enmarcaban su torneada figura y su belleza, siendo el mismo José María Linares Rivas quien afirmó que él estaba seguro que “el suéter lo habían inventado para que lo portara ella (Silvia Pinal)”, haciendo referencia a una escena donde la mexicana aparece tremendamente sexy únicamente vistiendo esa prenda, asimismo, el refinado manejo de los desnudos de los protagonistas en esta cinta, fue otro motivo de reconocimiento de los especialistas. Un verdadero clásico. 

4.- “El inocente” (1956)

Director: Rogelio A. González

Protagonistas: Pedro Infante, Silvia Pinal, Sara García y Óscar Ortiz de Pinedo

Producción: Matouk Films 

Distribución: Estudios San Ángel 

Sin disponibilidad en plataformas 

Una comedia increíble. Ver a estos cuatro maestros de la actuación en esta película de verdad que hace las delicias de todos. La belleza de Silvia Pinal y la gallardía de Pedro Infante son parte esencial en esta película que se ha vuelto un clásico de la época navideña en nuestro país, pues la trama se desarrolla en la víspera de año nuevo, por lo que comúnmente es programada ya sea previo a las fiestas, el 28 de diciembre o bien el 31, incluso, hay canales que la proyectan en tres fechas diferentes en esa época. Es en esta cinta también, cuando el inigualable Pedro Infante estrena dos de sus temas más emblemáticos: “Mi último fracaso” y “No volveré”. “El inocente” no solo es una de las mejores películas de Pedro Infante y Silvia Pinal, creo que es una de las mejores del cine mexicano. 

5.- “Viridiana” (1961)

Director: Luis Buñuel

Protagonistas: Silvia Pinal, Fernando Rey, Francisco Rabal y Margarita Lozano

Producción: Unión Industrial Cinematográfica (UNINCI) y Films 59

Distribución: Kingsley-International Pictures y Estudios CEA C. Lineal

Sin disponibilidad en plataformas

Una película controvertida, pero que puso a la gran Silvia Pinal a los ojos del mundo. “Viridiana” fue prohibida en España e Italia, fue duramente criticada por el Vaticano y fue la producción que correspondía al estudio mexicano, la que terminó comercializando en mayor porcentaje uno de los filmes más personales y duros del cineasta integrante del movimiento surrealista: Luis Buñuel. Y es que “Viridiana” cuestiona la naturaleza de la beneficencia y muestra cómo las buenas intenciones no siempre se materializan en un éxito pleno. También se cuestiona el verdadero significado de la fe católica y los contrastes entre el mundo “real” y el mundo teórico cristiano. Una historia ideológica disfrazada de un melodrama y que mostraba una tesis que el mismo Buñuel no pretendía expresar en un principio: la doble moral de la caridad cristiana. Los referentes a la biblia cambiándole palabras y el cuadro de la “Última cena” recreado por los vagabundos desataron la ira de todos los conservadores europeos que calificaron a la cinta como una blasfemia, y eso, la posicionó en esos años, como un deseo culposo de muchos. El nombre de esta película y del personaje principal ha traído grandes tristezas a nivel personal a la dinastía Pinal. Una cinta, prácticamente obligatoria. 

Anoche, una gran ovación de pie fue como se cerró el merecido homenaje a Silvia Pinal, sin duda, la última diva del cine nacional. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

Dos aspectos

Enrique Domville

El modo de ser de los humanos estudiado desde muchos puntos de vista, por diversos autores, cada uno haciendo una aportación sobre el campo de su interés, desde el punto de vista de cómo somos, resumiendo podemos decir algunas ideas, como únicos e irrepetibles, con capacidad de aprender, de sentir o crear. Una autora, Simone Weil (1909- 1943) nos da su opinión de las necesidades del ser humano en diversos temas, siendo algunos como la verdad, la honestidad, el orden, el arraigo y saber que tenemos algo en lo particular o colectivo, son importantes para cada uno. Recordemos que somos únicos, pero aliados, y por lo tanto, todo lo usamos en una de las funciones más importantes del ser que es relacionarse y cada día aprendemos algo sobre nosotros o sobre nuestros iguales, usamos nuestras capacidades de aprender así como las de enseñar; cada vez que actuamos, hacemos nuestra historia, teniendo en cuenta que la voluntad, la actitud y nuestros deseos se reflejan en la relación con otros seres, como lo expresa en escritos Martin Buber en especial entre el “Yo” y el “Tú”, en esta relación de existencia universal damos y recibimos, y cada uno de nosotros de acuerdo con lo aprendido o lo interpretado, nos formamos ideas, que según el movimiento de la Ilustración (siglo XVIII – principios del XIX ) en que los prejuicios eran juicios sin fundamento alguno, los seres vivimos dentro de la sociedad por lo que la información fluye de manera natural y en muchas ocasiones repetimos, sin saber si es o no verdad, esos medios de establecer una relación entre yo y otros puede ser a través de la lectura, el arte, o cuando a mi “yo” le interesa que “tú” te fijes o me tomes en cuenta. En ese momento el yo externo se comunica y busca una realidad y busca tu atención, estoy haciendo lo que creo que debo hacer para que me tomes en cuenta, sin ser un pensamiento honesto de acuerdo a nuestras percepciones, pero el mensaje es que te necesito para algo pero para mí, por eso mi actitud es agradarte sabiendo cómo me vas a juzgar. Gadamer (1900- 2002) en su obra de 1960, “La verdad y el método” nos dice que mientras no se consolide la información, es un prejuicio. Fundó una corriente filosófica en donde los hechos son evaluados de acuerdo a cada quien, (aunque el error siempre puede estar presente, esta apreciación de los hechos se vuelve mi verdad, cambiar la manera de pensar de alguien en algo tal vez sea una de las tareas más difíciles que existan en la mente del ser). Esto se debe, según al autor a una conciencia histórica moldeada por lo que la historia y su apreciación personal se convierte en mi verdad y se usa como mi conciencia para para emitir un juicio sobre alguien o algo.

Como lo expresó Simone Weil, dentro de la necesidad humana ya descrita está de una manera personal en lo social. Esta necesidad nos hacer tratar de agradar para recibir la atención que consideramos necesaria para nuestros fines, y la relación con otros iguales a mí, que uso para mis propios fines, en contra de los que nos menciona Kant “El ser humano es un fin en sí mismo, no un medio”.

No cabe duda de que el “Yo” quiero y hago porque quiero es uno de nuestros grandes retos diarios, la honestidad se vive con cada pensamiento y no solo cuando me convenga, o usarla cuando soy juzgado, o pienso en ser centro de atención. Un ejemplo claro es el cumplir con actos para que digan estuvo ahí, me refiero, a reuniones con propósitos religiosos, sociales o políticos, siempre buscando una buena opinión de nosotros, por lo que debemos siempre considerar una sola manera de actuar sin usar a otros ni ofenderlos, solo estar agradecidos de la aportación que nos dan y damos y esos momentos disfrutarlos porque son una parte de nuestro bienestar, que los recuerdos son parte de nuestra historia, y los disfrutamos cada vez que la memoria los hace presente, seamos originales, buscando el bien , la honestidad y un juicio de valor por lo que somos, no por lo que aparentamos ser. Los ídolos con pies de barro se pueden tumbar muy fácilmente.

enriquedomville@gmail.com

VISITE:

columnaalmargen.mx

Cinco épicas canciones instrumentales

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Cuando hablamos de música instrumental, es decir, que no se vale de los recursos de las letras, aunque a veces sí de la voz para algunos sonidos, pensamos en el género escrito para las salas de concierto, sin embargo, podemos encontrar este tipo de música en prácticamente todos los géneros, desde el rock, new age, samba y hasta pop y hoy, te invito a que hagamos un recorrido por cinco canciones instrumentales de diversos géneros y que además, seguramente pensaste que no conocías:

1.- “Fandango”

Artista: Herb Alpert

Álbum: Fandango (1982) 

Compositor: Juan Carlos Calderón 

Productores: Herb Alpert y José Quintana 

Discográfica: A&M Records / Universal Music 

El álbum “Fandango” con el tema estelar del mismo nombre compuesto nada menos que por el español Juan Carlos Calderón, es en realidad una especie de conmemoración que el trompetista estadounidense Herb Alpert quiso hacer al cumplirse 20 años del lanzamiento de su álbum más exitoso hasta entonces, llamado “The Lonely Bull”, que en 1962 había roto esquemas aún con su grupo “The Tijuana Brass”, además de que estaba inspirado el sonido latino. Por ello, a principios de la década de los ochenta, viajó a México para reclutar algunos músicos y realizar un tema; Alpert quedó tan impactado con el talento de los músicos mexicanos que decidió hacer un álbum completo con esa capacidad, donde incluyó ‘tracks’ de Juan Carlos Calderón, Eduardo Magallanes, Diego Verdaguer, Rafael Pérez-Botija y Roberto Carlos entre otros, realmente un ‘dream team’ de aquellos años. Y así salió este disco y su emblemático tema, que nos sigue poniendo de buenas con su increíble ritmo y sonido. “Fandango” es hasta la fecha, el mayor éxito de Herb Alpert y conocido además, en el planeta entero. 

2.- “Before The Rain”

Artista: Lee Oskar 

Álbum: Before The Rain (1978)

Compositor: K. Oskar y Lee Oskar 

Productor: Lee Oskar 

Discográfica: Avenue Records / Warner Music 

El músico danés Lee Oskar es considerado un virtuoso de la harmónica y de hecho, tiene su propia marca de este instrumento. A finales de los setenta, Oskar presentó el que quizá ha sido su disco más exitoso a nivel mundial: “Before The Rain”, con su tema estelar del mismo nombre que no solo fue un éxito comercial en todo sentido, sino también fue aclamado por la crítica especializada, pues su estilo rock-jazz-blues le daba un toque fresco a la industria de esos años, donde lo que abundaba era la música disco. Lee Oskar, actualmente de 74 años, se encuentra ya retirado de los escenarios, pero no de la música, pues su marca de harmónicas “Lee Oskar” es una de las más solicitadas por los profesionales. El cantante Pitbull ha mencionado que en la canción “Timber” que grabó al lado de Kesha, la harmónica de Lee Oskar ejecutada en la canción “San Francisco Bay”, fue una influencia definitiva. 

3.- “Cliffs Of Dover”

Artista: Eric Johnson

Álbum: Ah Via Musicom (1990)

Compositor y productor: Eric Johnson 

Discográfica: Capitol Records / Universal Music

“Cliffs Of Dover” ocupa el puesto número 17 de los 100 mejores solos de guitarra de la revista “Rolling Stone”. Y es que este tema del también legendario Eric Johnson, le dieron la vuelta al mundo por su increíble ritmo, espectaculares arreglos y por supuesto, por la ejecución de la guitarra que simplemente es algo virtuoso, pues incluso, se llevó el Grammy en 1991 como Mejor Interpretación de Rock Instrumental. La gran influencia musical de Johnson es nada menos que Jimi Hendrix, inspirándole a ser un guitarrista tan reconocido como él, por ello, comenzó su carrera a los 16 años, tocando para la banda Mariani. “Cliffs Of Dover” también aparece en el juego “Guitar Hero”, siendo esta pieza uno de los niveles más avanzados; los mismos creadores de ese juego lo presentan como uno de los guitarristas más respetados del planeta. Y sí, si alguna vez viste TV Azteca en sus inicios, esta joyita fue el tema de apertura del programa de Pati Chapoy llamado “En medio del espectáculo”. 

4.- “A Shot In The Dark”

Artista: Henry Mancini 

Álbum: Banda sonora de la película “Un disparo en la oscuridad” (1964)

Compositor: Henry Mancini

Productor: Joe Reisman

Discográfica: RCA Records / Sony Music 

“¡El inspector en…!” no podemos dejar de recordar esta frase cada que suena el espectacular tema “A Shot In The Dark”, que aunque muchos lo conocemos por los dibujos animados de “La pantera rosa”, en realidad fue escrito para la película de comedia “Un disparo en la oscuridad”, de la que no se tenía planeado que fuera una secuela directa de la cinta “La pantera rosa” de 1963, pero terminó siéndolo, pues el torpe inspector Clouseau, encarnado originalmente y de manera magistral por Peter Sellers, vuelve a hacer gala de su buena fortuna para resolver un asesinato. La pieza, ha pasado a la posteridad como un verdadero clásico del jazz instrumental y aunque no cuenta con la popularidad de “The Pink Panther Theme” que es un himno, no podemos negar que “A Shot In The Dark” es un tema elegante y espectacular. 

5.- “The Elephant Never Forgets” 

Artista: Jean-Jacques Perrey

Álbum: Moog Indigo (1970)

Compositores: Jean-Jacques Perrey, Harry Breuer y Gary Carol

Productor: Jean-Jacques Perrey 

Discográfica: Vanguard Records / Artemis

Dejemos de pensar que esta obra de uno de los pioneros de la música electrónica, Jean-Jacques Perrey, pertenece al insufrible “Chavo del 8” porque no es así. De hecho, en 2009, la oficina legal de Perrey y de la discográfica Vanguard Records, demandaron a Roberto Gómez Bolaños, a Televisa, a Univison y a Galavisión por haber utilizado por más de 20 años, el tema “The Elephant Never Forgets” como el principal de la serie “El chavo” y después en “Chespirito” sin ningún tipo de permiso para hacerlo; el conflicto legal culminó en 2010, cuando una corte internacional ordenó a Gómez Bolaños y a Televisa a pagar una indemnización de la que no se especificó el monto, por haber incurrido en faltas a los derechos de autor. Este tema, uno de los primeros de la música electrónica en aparecer y ser aclamado en el mundo entero (y no gracias a “Chespirito”), está inspirado en la obra “Las ruinas de Atenas”, escrita por Ludwig van Beethoven, siendo específicamente la parte número cuatro, llamada “Marcha turca”, de donde parte la influencia para esta grandiosa pieza. Rindamos homenaje escuchando este tema, original del francés Jean-Jacques Perrey y por lo que representa para la música y no por haber sido parte de uno de los programas más vergonzantes de la televisión mexicana. 

Ojalá esta selección de temas te haya motivado a escuchar más. Qué dices ¿hacemos segunda parte?

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

El criptoinvierno sigue aquí

Pongamos todo en perspectiva con:

Carlos Villalobos

Cuando Jonh Snow, personaje de Game of Thrones dijo “El invierno se acerca” hacía una premonición a la invasión de los “Caminantes Blancos”, los que hasta ese momento eran el enemigo de todos los territorios de la serie. Justo lo anterior está sucediendo en el tema de las criptodivisas, es decir, citando a Snow “El criptoinvierno se acerca”, si no es que los caminantes ya están acabando con el sector.

Al comenzar la fiebre por las criptodivisas, algunos mercados se preparaban para una “nueva revolución financiera”, en donde las transacciones descentralizadas de divisas propondrían una nueva forma de entender el sistema financiero. Aunque todavía se cree que esa revolución sigue ahí, “fríos vientos” han empezado a poner en jaque a todos los que creyeron en esta iniciativa.

Recordemos que las criptomonedas son una moneda virtual basada en la tecnología blockchain, que actúa como un libro de contabilidad en el que se registran las operaciones y que cuenta con programadores independientes como verificadores. De esta forma, las transacciones no pasan por un único lugar central, sino que se aprueban desde diferentes sitios, es decir, no requieren de un banco central. Estas características son justamente lo que han hecho que sus detractores no confíen en esta divisa digital.

Además, algo que ha abonado a las suspicacias alrededor de las criptos, ha sido la caída abrupta en los precios, en donde a 2021 en el peor de sus momentos se han perdido hasta dos billones de dólares. Dentro de la caída de sus precios se encuentra la desbocada inflación, el aumento generalizado en la tasa de interés, así como la guerra entre Rusia y Ucrania, que ha dado uno de los peores dolores de cabeza en el siglo XXI para la humanidad.

Aunque hay muchos adeptos aún, lo cierto es que nunca hubiéramos estado preparados para el nivel de inflación al que estamos enfrentando, de momento, la revolución de la blockchain y las divisas digitales tendrá que seguir esperando, las criptodivisas todavía no van a “salvar al mundo”.

Algo que sí está pasando, es que justo en estos momentos estamos aprendiendo a ver cómo reaccionan los criptoactivos ante diversos escenarios en contra, por el momento la abundancia y la pelea férrea del mercado ha cedido. De hecho, muchas personas que minaban criptodivisas, con ayuda de software y computadoras de última generación, han decidido dejar de realizar el minado ya que ha dejado de ser rentable por la caída de los precios y el aumento de los precios en los energéticos.

Al momento, todavía no se puede decir que desaparecerán en un futuro, sin embargo, este momento de ajuste al por mayor ha hecho que muchos jugadores aprendan a lidiar con un sector en crisis.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

VISITE:

columnaalmargen.mx

Es impostergable la creación de la Ley del Patrimonio Inmaterial Biocultural de los pueblos indígenas de Oaxaca

Carlos Morales 

A las personas integrantes de los pueblos indígenas se les ha quitado todo: territorios, recursos naturales, saberes ancestrales, proyectos de vida y se les ha colocado en el rincón obscuro de la pobreza. El proyecto educativo de José Vasconcelos les arrancó la lengua: miles de maestros de las misiones culturales asesinaron a las lenguas indígenas de este país. 

En la Colonia fueron la mano de obra gratuita que atenazados por el fuete español construyeron los monumentos coloniales que adornan las ciudades coloniales. El bellísimo templo de Santo domingo fue construido con las lágrimas y el dolor de nuestras abuelas y abuelos.

En esa época, los pueblos indígenas de México fueron obligados a abandonar sus tierras y lugares sagrados: construyeron las zonas de refugio alejados de los centros de poder. Ahí siguen: sin carreteras, sin salud, sin alimentos. Pero hasta allá llegó el estado para concesionar el subsuelo: 31 mil 567 títulos mineros por todo el país. Al gobierno no le ha importado que en la superficie habiten pueblos y comunidades indígenas, ha concesionado el oro y la plata del subsuelo a las voraces mineras canadienses.

En la Independencia pusieron el cuerpo ante los cañones del ejército realista. Benito Juárez convalidó el arrancamiento de cabelleras a los apaches: otorgó al gobierno de Chihuahua 50 pesos oro por cabellera.

Discriminados por el sector mayoritario de la población a la palabra “indio” se le añadió la connotación de tontos, sucios y pobres. La discriminación, fortalecida desde la época de oro del cine mexicano y desde las televisoras, generaron en las propias personas indígenas el desaprecio a su propia cultura. Llegamos al extremo de convertir, en los años treinta, la imagen del hacendado español, el charro del Bajío, en el símbolo de este país.

Pero en Oaxaca sucedió algo diferente.

En Oaxaca siempre estuvo presente el orgullo por el origen. Aquí nunca nos llamamos indígenas, nos llamamos biniza, ayuuk, mero ikot: gentes del país de las nubes, personas de la palabra verdadera, personas que corren veloces como el venado.

Y en Oaxaca (y en todo el sureste) hace algunos años empezamos a dar una lucha por nuestra cultura. Por nuestro patrimonio cultural inmaterial que es lo único que nos queda.

La lucha se dio en las calles y fue iniciada por las mujeres. Poco a poco empezaron a llevar los huipiles a las calles. Los huipiles salieron de las comunidades y llegaron a la ciudad. Las oaxaqueñas que habitan en otras ciudades portan con orgullo sus huipiles en las plazas públicas y en las oficinas. 

Aunque las llamen “mayitas” cada vez que una mujer oaxaqueña usa un huipil está haciendo un acto de resistencia contra la discriminación, la homogeneización y el olvido.

Pero los huipiles y la indumentaria indígena no son simples prendas de vestir desde la perspectiva occidentalizada. La ropa occidentalizada está creada con fines estrictamente comerciales. Hay una industria de la vanidad que se aprovecha de la necesidad de aceptación de los seres humanos.

Las prendas indígenas no responden a esta lógica. En la indumentaria indígena está reflejada la iconografía, los sueños y las aspiraciones de los artesanos. Los diseños identifican a cada pueblo, a cada comunidad, a cada artesana y artesano.

Las aves, coyotes y tortugas y las flores y las hojas y los símbolos dibujados en el telar o con la aguja y los hilos de colores, no sólo tienen propósitos estéticos, también tienen como propósito relatar historias, testimoniar sueños, construir mundos alternativos. 

“Los textiles son los códices que el invasor no pudo destruir.” Cada vez que usamos nuestras prendas indígenas o nos curamos con nuestra medicina tradicional, o hablamos nuestra lengua o exigimos que en los procesos judiciales se tome en cuenta nuestra especificidad cultural, estamos haciendo un acto de resistencia. No es moda es un movimiento contrahegemónico. 

Por eso ha ocasionado tanta indignación que los empresarios de la llamada moda étnica pretendan lucrar con nuestras prendas indígenas. Se auto llaman diseñadores, pero solo son plagiadores de las ideas de los artesanos. Recortadores de la iconografía que adhieren a telas descontextualizando la ancestralidad.

Nos quitaron los territorios, concesionaron nuestro subsuelo, vendieron nuestro aire, nos relegaron a los territorios más inhóspitos, nos negaron los servicios de salud, nos excluyeron del sistema educativo, pero cuando vieron que nuestra indumentaria podría generarles dinero ahora también pretenden apropiarse de ello. 

México es un país de leyes. De leyes que no se cumplen. No obstante, el fracaso de la ley anti-PET y de la ley contra la comida chatarra queremos una ley más: la Ley del Patrimonio biocultural Inmaterial de los Pueblos y comunidades Indígenas y afromexicana de Oaxaca. 

Esta ley no deberá ser solamente declarativa como la Ley Federal. Deberá tener dientes: la orden de construir el inventario del patrimonio biocultural inmaterial de los pueblos indígenas y el juicio de protección al patrimonio cultural inmaterial.

Es necesario crear el inventario para que todos los pueblos y comunidades inscriban continuamente sus creaciones y saberes y los Pineda y los Morán sepan que los bordados e iconografías tienen dueños colectivos, que no es susceptible de apropiación. Deberá ser biocultural para proteger plantas y animales sagrados y nuestros saberes, medicina y gastronomía. Hace algunos años robaron a los mayas la penicilina y a los arhuacos el barbasco.

Y es necesario el juicio de protección para que sean las propias comunidades las que acudan ante la Sala de Justicia Indígena a defenderse contra la voracidad de los depredadores culturales. Es hora de llevar ante los tribunales a quienes se enriquecen con nuestra cultura.

Twitter:

@carlomorales

VISITE:

columnaalmargen.mx