CICLO VIAS

Carlos R. Aguilar Jiménez


Con la mejor intención y buena voluntad el gobierno de la ciudad construye ciclo vías, carriles de circulación privilegiada para bicicletas en las calles, donde se supone o espera que los ciclistas se desplacen libre y alegremente sin peligro de ser atropellados por algunos bestiales automovilistas, no obstante, la ciudad de Oaxaca no es apta para ciclistas, porque en principio no es plana, no se parece en nada Ámsterdam o el DF donde el relieve de la superficie gracias a la orografía es casi plano y liso, sin bajadas o subidas que de ida o vuelta exijan al ciclista un esfuerzo físico extraordinario para subir o remontar, excepto si se es adolescente o joven capaz de superar cualquier subida, pero si se es mayor de 30 años y, si además se desplaza a su trabajo y debe llegar impecable, limpio y fresco, no sudoroso, pestilente, jadeante y agotado a punto de tener un infarto, la bicicleta no sirve en Oaxaca. 

Ciclo vias

La bicicleta sirve para ciudades pequeñas que sean planas y no haga calor superior a 25 grados que empape con sudor y transpiración la ropa del ciclista, donde no haya automovilistas desquiciados que puedan atropellar al ciclista y, en calles que las ciclo vías no puedan ser irrumpidas por los coches, donde el equipamiento urbano que delimite las ciclo vías de las calles sea de fierro o cemento, imposible de ser invadido por los autos so pena de dañar el vehículo, sin considerar además que las bicicletas sirven solo para el conductor y cinco o diez kilos de carga en portabultos, nunca para llevar el mandado, encargos o cosas que exijan un mayor esfuerzo físico, a no ser que el ciclista sea maratonista, triatleta o deportista en general, pero, para una persona normal la bicicleta solo es para entretenimiento, diversión o paseo, no un medio de transporte en una ciudad desquiciada en la que entre taxistas póngidos, camioneros brutales, automovilistas desesperados e iracundos, las bicicletas resultan frágiles transportes donde el conductor es parte de la carrocería expuesto a sufrir graves accidentes por atropellamiento. Muy bien, felicitaciones por la intención del gobierno de la ciudad construyendo ciclo vías, pero eso no es todo, se requiere primero de educación vial y cultura en general, para que, igual que en la ciudad de Ámsterdam, los ciclistas sean respetados y se les tenga toda la consideración, cortesía y atención que aquí, en una ciudad hostil y polarizada socialmente es imposible.

QUIEN NADA DEBE…

Carlos R. Aguilar Jiménez


Quien nada debe, quien se comporta ética y honestamente, quien de forma individual en familia y sociedad es integro, justo, no miente y su comportamiento es honrado, no tiene nada que temer o inquietar por donde esconderse, porque su conducta y actuar es intachable. Quizá pueda preocuparse de alguna injusticia, accidente, deslealtad o ilegalidad, pero siempre sabrá que es inocente. Quien por el contrario a los hombres y mujeres justas, es alguien corrupto, ilegal, tramposo, mentiroso y falso, siempre tendrá que temer, vivirá con miedo y preocupación por no saber dónde esconderse cuando se descubran sus engaños e imposturas, como ocurre en general con los políticos y desde hace dos décadas con los profes de la SS22, a quienes aunque ya lo sabíamos, ahora se están exhibiendo, al publicarse, su excesiva corrupción y fraudes al interior del IEEPO.

Sección 22

Los políticos o profes que cumplen con su deber, que acatan la ley y se conducen con probidad, honradez y escrupulosidad, no tienen nada que temer de auditorías o averiguaciones, porque saben que están limpios y pueden dar la cara en cualquier lugar a donde se presenten o se exija demuestren que hacen en su desempeño, como ocurre con algunos profes que siempre han cumplido con su obligación docente, que pueden dignamente enfrentar cualquier pesquisa o examen, no obstante, quienes no tienen escrúpulos, los que nacieron corruptos, los profes que se dedicaron a engañar, violentar, secuestrar, amenazar a los niños e intimidar a los ciudadanos, los que si deben, ahora pagarán, porque el transfigurar el IEEPO y retomar el estado la autoridad correspondiente, se está descubriendo quienes son los corruptos, revelándose para sí mismos, para sus hijos y familiares, que en realidad son personas infames, perversos, retorcidos y malignos, y aunque le digan a su familia o a los demás que no es cierto, que les imputan lo que no son, aunque quieran engañarse a sí mismos, quieran mentirle a Dios o las nuevas autoridades, a la sociedad ya no la pueden engañar más y ahora sabemos que tan corruptos y perversos son.  Tendrán que regresar a su trabajo y trataran de mentirle a quienes estén cerca, a sus alumnos, a la autoridad municipal, a sus hijos, pero de nada servirá porque en su subconsciente saben que son falsos, que siempre lo serán y esa es la peor condena que alguien puede tener, aunque si son psicópatas o fanáticos no lo sufrirán.

REIVINDICAR

Carlos R. Aguilar Jiménez


Reivindicar es exigir o defender aquello a lo que se tiene derecho, recuperando o reclamando lo que por razón de dominio u otro motivo nos pertenece. Y, normalmente es la historia la que absuelve o reivindica, porque en la dinámica social o política en que la supuesta verdad la escriben los vencedores, son estos quienes se enaltecen, glorifican y aplauden, manipulando datos, sucesos y acontecimientos para que su comportamiento y desempeño quede establecido como heroico o memorable, difamando a los vencidos.

Oaxaca 2006

2006 fue terrible para los oaxaqueños, el conflicto social que protagonizo la APPO y la SS22 del magisterio contra el gobierno estatal, derivo casi en guerra fratricida entre dos o tres bandos beligerantes dejando en medio a los ciudadanos que nada teníamos que ver con sus mezquinos intereses, pero que fuimos afectados en todo sentido, culpándose desde entonces, porque la historia la escriben los vencedores, al gobierno del estado, quedando casi establecido que las acciones y operaciones de la autoridad en turno fueron criminales, despóticas y dictatoriales, hasta ahora, cuando el otro protagonista del conflicto, quien no tenía posibilidad en los medios o la sociedad de expresar su “verdad” o versión de los hechos, que además desde un principio fueron condenados e inculpados por quienes se dicen ofendidos, hoy publica un libro donde expone una versión diferente de los acontecimientos, con explicaciones y razonamientos distintos de la Gestapo magisterial y de la asamblea de pueblos, que servirán para que quienes vivimos el conflicto y fuimos testigos de los hechos, moderemos nuestros juicios y en función de lo que vimos y padecimos, tengamos una visión más nítida de lo que realmente sucedió, sin el fanatismo y necedad de ninguna de las partes. Quienes no vivieron el conflicto de 2006 ni sus antecedentes previos por vivir en otro lugar, juzgan de oídas, pero quienes fuimos testigos sabemos que es lo que sucedió y quizá por qué. Al final quizá nunca sabremos la realidad de los hechos, pero es justo que también sepamos la otra versión para así tener un mejor juicio y no solo el de satanización, destierro y condena del magisterio y sus aliados contra el gobierno, especialmente ahora que se está descubriendo tanta podredumbre y corrupción que había en el IEEPO y que pretenden continuar los líderes de la SS22 manipulando conciencias y criterios         

      

AHORA NAGASAKI

Carlos R. Aguilar Jiménez.

Primero fue un seis de agosto en ser atacada la ciudad japonesa de Hiroshima por los EU con una bomba nuclear, y por no rendirse y acatar los términos incondicionales para terminar con la guerra, en seguida, un día 9 del mismo mes fue bombardeada la ciudad de Nagasaki con otra bomba termonuclear, detonación que por fin puso fin a la Segunda Guerra Mundial, ocasión histórica que debiera ser de júbilo y celebración porque solo así termino la guerra más espantosa, mortífera y destructora que haya habido en este planeta, en la que incluso participó México con el escuadrón de aviación 201, hostilidades que comenzaron los nazis con Adolfo Hitler y Japón con Hirohito.
Nagasaki
Aliados los nipones con los nazis, con Mussolini en Italia y otros asociados, durante la II Guerra Mundial, su intención era subyugar al mundo, ampliar sus territorios, esclavizar y someter al resto de la humanidad “inferior” a sus intenciones, llegando incluso los japoneses a atacar sorpresiva y sin previa declaración de guerra a los EU en Pearl Harbor , destruyendo casi totalmente su flota del Pacífico, agresión artera que sirvió para que se estableciera el grupo de naciones de los “Aliados” para defenderse de los ataques nazis y japoneses; rindiéndose finalmente los alemanes luego de la caída de Berlín y el suicidio de Hitler, no así los nipones, quienes necios y fanáticos, como kamikazes, en su afán inútil de ganar la guerra, permanecían en movilización bélica principalmente contra los EU, muriendo a diario miles de japoneses, aliados y estadounidenses, hasta que el presidente Harry S. Truman, decidió poner fin a la Guerra y al mismo tiempo evitar la muerte de cientos de miles de estadounidenses con el uso de la segunda bomba termonuclear. Si no la utiliza la Guerra sigue y Japón no se rinde muriendo todos los días miles de jóvenes de EU, Inglaterra y hasta de México, pero la bomba de Nagasaki terminó con la Guerra. Hoy algunos dicen que fue un abuso contra Japón, dejando de lado la infamia y vileza nipona, que aprovechando las circunstancias de la II Guerra Mundial, igual que los nazis, trataban de conquistar el mundo asesinando millones de personas, no solo extranjeros a los que ni había declarado la guerra, sino también a sus conciudadanos combatiendo en una guerra que ya habían perdido desde la capitulación alemana y a la que solo se le pudo poner fin con la bomba de Nagasaki

MARTILLO EN OAXACA

Carlos R. Aguilar Jiménez


En exhibición pública de la biblioteca de Burgoa en el ex convento de Santo Domingo, considerable fue mi sorpresa al encontrarme este domingo al recorrer el magnífico lugar, disfrutando de sus muestras artísticas, arquitectura y exposición bibliográfica de la biblioteca de Burgoa, con el hallazgo entre sus vitrinas del libro más perverso y maligno que haya escrito la religión cristiana, el Malleus Malleficarum o “Martillo de las Brujas”, la obra más infame que avaló la Iglesia Católica y autorizó el Vaticano para identificar herejes y sobre todo torturar y castigar a las mujeres que clasificaba con cualquier pretexto o imputación, brujas o hechiceras aliadas del demonio.

Melleus Maleficarum

El Malleus Maleficarum es el más célebre manual para la caza de brujas. Data de 1486 y tuvo muchas ediciones durante el siglo siguiente a su primera edición, de las que una de las más antiguas es la que se exhibe en estos días en el Museo de Santo Domingo, en la Biblioteca Burgoa. Los autores fueron los sacerdotes dominicos H. Kramer y J. Sprenger. El primero decía tener experiencia directa en la caza de brujas pues había asesinado decenas de “brujas” en poblados de los Alpes, donde desarrolló eficaces métodos para la convicción de las inculpadas, por ejemplo, un ayudante sacerdote se escondía dentro de un horno fingiendo ser el diablo e iba llamando por sus nombres a las sospechosas del pueblo, y entonces Kramer mandaba detenerlas y las torturaba hasta que confesaban ser brujas y luego las quemaba en hogueras de leña verde, siendo apoyado en sus métodos por el papa Inocencio VIII quien emitió la Bula de 1484 en la que excomulgaba a quienes negaran su colaboración a los inquisidores. Esta bula papal es la introducción del Malleus Maleficarum. El libro se divide en tres capítulos. El primero dedicado a demostrar la peligrosidad de la brujería. En el segundo se indica en qué consisten los maleficios de las brujas, y en el último se da una guía de como conducir los procedimientos contra las hechiceras utilizando los “juicios“ de Dios”, siendo así el libro que más vergüenza deba dar a la humanidad y que vale mucho acudir a verlo en la exhibición del ex convento de Santo Domingo, para certificar directamente la existencia del libro más infame escrito por la Iglesia Católica y del que tenemos una valiosa edición en Oaxaca, que afortunadamente para las mujeres ya no tiene efecto alguno en su contra.

RUBÉN OSIO

Carlos R. Aguilar Jiménez


Convertir las artes plásticas, la habilidad y el arte de pintar en una actividad divertida, atractiva, estética y, especialmente artística, para otorgarle en su sentido abstracto una perspectiva personal y social, es parte de la personalidad del maestro Rubén Osio, artista plástico quien desde hace más de dos décadas plasma su creativa, sugestiva y a veces alucinante imaginación, en tela, papel, madera y toda clase de materiales donde pueda representar lo que su imaginación, entelequias y talento le llevan a plasmar en su obra plástica que ha sido exhibida, presentada y encomiada en galerías, exposiciones, muestras y presentaciones.

Ruben OsioCreativo, original, polifacético y con un estilo que lo distingue esencialmente en el mundo del arte entre de lo que se conoce en el país como “Escuela de Oaxaca”, el maestro Ruben Osio, originario de Huajuapan y avecindado en Oaxaca, afirma que: “Tanto en la vida como en el arte nunca hay pérdidas”, porque lejos de considerarlas quebrantos, piensa son recursos, alternativas o posibilidades que se pueden obtener de lo que, para otros, serían desventajas y así, en cada trazo, pincelada o línea de cada obra que inicia, siempre encuentra infinitas oportunidades artísticas para hacer de cada pintura, con sus colores, perspectivas, figuras, matices, contrastes y fusiones estéticas,  un trabajo artístico único que lo distingue como un maestro de los pinceles, el óleo, la acuarela, los lápices, el grabado e incluso la escultura, como atestigua la enigmática cabeza de metal con casi dos metros de diámetro que luce a la entrada de su taller – estudio ubicado en un cerro cercano a población de Huitzo, lugar donde en sus momentos de inspiración busca aislamiento e intimidad para poder trabajar en paz y tranquilidad, dejando que fluyan libremente los trazos, pinceladas y toda la expresión de su imaginación artística, que actualmente y en función de su reciente producción pictórica, su obra se exhibe este mes en la exposición “MEZCALARTE” de la Galería Arte de Oaxaca ubicada en la primera calle de Murguía, (donde también se encuentra la magnífica obra escultórica de Judith Ruiz) y que también se puede apreciar en distintas plazas y colecciones privadas del estado, país y extranjero. Rubén Osio es así, por su obra artística un destacado maestro de la acreditada línea o escuela pictórica oaxaqueña.