Divulgación del cielo

Carlos R. Aguilar Jiménez

Educar, instruir y enseñar al principio fue responsabilidad de la familia y tribu, después, al vivir en aldeas y pueblos se instruyó en talleres, planteles o la iglesia donde los discípulos aprendían de maestros, hasta llegar al nivel de escuelas y colegios donde se enseñaba el Trivium y Cuadrividum y al nivel escolar académico actual que en escuelas se enseña todo tipo de disciplinas del conocimiento, formando profesionales en un porcentaje mínimo de la población, por lo que entendemos algo está fallando al ser pocos los que se titulan y, quienes lo logran, carecen de cultura  general, siendo especialistas, doctos en su profesión, e ignorantes de todo lo demás, incapaces de escribir un texto coherente, sin ortografía, puntuación y sintaxis o de entender conceptos ajenos a su licenciatura e incapaces de disfrutar del conocimiento per se.

Familia y escuela no cumplen con una formación cultural ni crean buenos ciudadanos al no inducir en los niños la curiosidad, interés, critica o escepticismo, al enseñar únicamente datos prácticos pero ajenos al interés por aprender, saber, entender contextos, comprender antecedentes, innovar o trascender creativamente y con capacidad de asombro, curiosidad o sensibilidad ante el entorno, de tal forma que todo niño que cumple diez años y no ha observado seres vivos con un microscopio, el universo con un telescopio, no ha escuchado una sinfonía en un concierto, contemplado obras de arte o participado en un taller de ciencias realizando experimentos, se pierde los logros más importantes del intelecto e ingenio humano, por lo que en Oaxaca donde existe un Observatorio Astronómico, municipal, popular y de libre acceso, es un privilegio y orgullo contar con instalaciones astronómicas donde, desde hace  medio siglo se realiza divulgación astronómica, científica, tecnológica y cultural, porque después de su fundación en 1973 y a partir que asumí la dirección en 1979, luego del fallecimiento de su primer director don Canuto Muñoz, quien trabajó únicamente cinco años, desde entonces durante más de 40 años teniendo a mi cargo el Observatorio, habiendo conseguido en 1998 la construcción y fundación de otro observatorio anexo al primero, con un telescopio más potente, el Observatorio Astronómico Municipal, al cumplir el próximo 10 de febrero, medio siglo de actividades, es en Oaxaca el referente más importante de la divulgación científica, tecnológica, cultural y la observación telescópica – astronómica, destacando como una institución científica a unos días de su cumpleaños 50, medio siglo sirviendo, instruyendo y enseñando a los oaxaqueños interesados en las ciencias del cosmos.        

Por fin, se voltea a ver a la ciberseguridad en México

Pongamos todo en perspectiva 

Carlos Villalobos

Es innegable que, actualmente en el mundo, la vida en entornos digitales es una realidad. Por ello, impulsar contextos seguros, tanto en el plano físico como en el digital, es la diferencia entre la mejora de las condiciones de vida y el retroceso.

México, en la historia reciente, no había volteado a ver qué sucedía en los entornos digitales para salvaguardar la privacidad y la seguridad de los usuarios. Sin embargo, hemos visto un especial énfasis desde la Presidencia de la República por apuntalar el sector tecnológico de la nación.

Derivado del aumento del Presupuesto de Egresos para 2023, el cual marca que el gobierno federal gaste alrededor de 33 mil 643 millones de pesos en tecnologías de la información y comunicaciones, hasta la implementación de la Comisión Intersecretarial de Tecnologías de la Información y Comunicación y de la seguridad de la información, al menos tenemos un avance.

Desde la creación de la Comisión antes mencionada de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación, tendrá como funciones «participar en la implementación de estrategias y acciones interinstitucionales para el uso de las TIC y de la seguridad de la información; impulsar entre los diferentes sectores el desarrollo de estudios y actividades relacionadas con el aprovechamiento de las TIC y de la ciberseguridad».

En este espacio, hemos expuesto, en su momento, la inacción al respecto. Sin embargo, es plausible el esfuerzo que se está realizando, no solo porque se están generando instituciones para atender y estudiar el sector, sino que además se ha tomado la decisión de inyectar recursos, cosa que al principio del sexenio parecía que nunca cambiaría.

México ha comenzado a tomar medidas para mejorar la ciberseguridad en el país. Últimamente se ha visto un mayor énfasis en el sector tecnológico de la nación, con el aumento del presupuesto para tecnologías de la información y comunicaciones en 2023 y la creación de la Comisión Intersecretarial de Tecnologías de la Información y Comunicación y de la seguridad de la información.

Estas medidas buscan impulsar la implementación de estrategias y acciones interinstitucionales para el uso de las TIC y la seguridad de la información, así como fomentar el desarrollo de estudios y actividades relacionadas con el aprovechamiento de las TIC y la ciberseguridad. Aunque anteriormente se había criticado la falta de acción en este ámbito, ahora es evidente el esfuerzo que se está realizando para mejorar la ciberseguridad en México. 

A pesar de que aún no es suficiente, es un avance sustancial que debe ser continuado y fortalecido en el futuro.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

https://carlosvillalobos.substack.com

Medio siglo del Observatorio

Carlos R. Aguilar Jiménez

El libro ilustrado más antiguo e interesante que tenemos es el cielo nocturno de Oaxaca con sus constelaciones y astros donde ocurren acontecimientos cósmicos espectaculares, comenzando con las fases lunares, eclipses, conjunciones y perigeos o la visibilidad de cometas, lluvia de estrellas, planetas, nebulosas, galaxias o cúmulos globulares, entre muchos otros objetos del universo que de manera especial, en Oaxaca desde hace medio siglo hemos podido contemplar, examinar y observar telescópicamente, porque en 1973 se inauguró el observatorio Astronómico Municipal, único observatorio público, popular, de acceso libre y gratuito.

Fue el 10 de febrero de 1973, hace 50 años cuando, como resultado del convenio de colaboración entre los pueblos de Palo Alto California y Oaxaca de Juárez, luego de declararse Ciudades Hermanas, Palo Alto donó el Observatorio Astronómico Municipal, institución astronómica que desde su fundación con su función pública y acceso libre se ha enfocado a la observación telescópica y divulgación científica, facilitando que en medio siglo millones de personas y estudiantes, principalmente niñas y niños hayan tenido la oportunidad de observar “de cerca”: los anillos de Saturno, lunas de Júpiter y su mancha roja, cráteres, mares, domos, mares y cordilleras en la Luna o la galaxia de Andrómeda, iniciando de manera espectacular hace 50 años con la observación y fotografía del cometa Kohoutek E1, después la magnífica observación del Halley y eclipse total de sol de 1991, atendiendo al mismo tiempo profesionalmente con miles de conferencias y un programa de radio a los interesados en las ciencias del cosmos y la cultura, como indica el Cuadrivium respecto de las cuatro artes liberales: Aritmética, geometría, música y astronomía, disciplinas precursoras de las ciencias que han estado incluidas desde hace 50 años en las actividades del Observatorio, ya sea durante las Noches de Estrellas, lunadas culturales, festivales astronómicos, días ascios sagrados, equinoccios o solsticios y cada vez que ocurre un fenómeno de la mecánica celeste.

Se cumple medio siglo observando y examinando el cielo de Oaxaca continuando con la tradición astronómica que iniciaron en Monte Alban nuestros ancestros, y por ello este 2023, el H. Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez prepara los festejos del quincuagésimo aniversario, fusionando, como en el Cuadrivium el arte y la astronomía, porque en Oaxaca luego de 50 años de la fundación del Observatorio Astronómico Municipal, (1973-2023) la astronomía ha resultado para los oaxaqueños una actividad espiritual, una tradición muy humana que revela las leyes del universo y naturaleza, su grandeza y capacidad de entenderlas y trascender, que descubre horizontes infinitos de éxtasis en una especie de inspiración y profunda conciencia del valor de nuestra existencia originada en el cosmos, porque ¡los oaxaqueños estamos hechos de estrellas!

VISITE:

columnaalmargen.mx

Urge impulsar ciberseguridad en 2023

Pongamos todo en perspectiva con:

Carlos Villalobos

Han pasado los primeros días del 2023 y poco a poco se han ido diluyendo los buenos deseos, la paz y la armonía que nos brinda el periodo vacacional navideño y, en el ámbito de la ciberseguridad, comienzan a sonar las alertas.

De acuerdo con las predicciones de Ciberseguridad de Google para 2023, los crímenes en línea continuarán expandiéndose y haciéndose más complicados de combatir, anticipar y pagar los daños que estos ataques causan.

Tan sólo para 2021, el FBI estimó que el costo de los delitos cometidos en internet llegó a costar más de seis mil 900 millones de dólares, lo cual da crédito a las predicciones de Google, ya que se estima que los ciberdelincuentes continuarán mejorando y evolucionando las técnicas que utilizan para delinquir en internet.

Dentro de los principales puntos que ven para este nuevo año se encuentran los constantes ataques de identidad y autenticación, hackeos a empleados de confianza en las empresas, el aumento considerable de ataques de ransomware (es decir, un tipo de software malintencionado que cifra los archivos del usuario y pide un rescate para descifrarlos), mayor captura de claves de usuarios, cambio de modelos comerciales de proveedores de delitos cibernéticos y la captación de contraseñas reutilizadas en distintos perfiles sociales y cuentas electrónicas.

Si observamos de cerca los seis puntos anteriores, la gran mayoría de ellos dependen del usuario, lo cual pone en evidencia que los usuarios, así como las organizaciones, deben tomar medidas de protección para defenderse frente a posibles ataques o al menos, saber cómo reaccionar ante uno.

Por otro lado, es importante dejar en claro que los ciberdelincuentes ya son contratables como si se tratara de ir a la tienda por un paquete de galletas, desde el «desbloqueo de nube» que se da en puestos de reparación de dispositivos hasta el robo de cuentas de banco.

Como ya se ha tratado en este espacio en varias ocasiones, es vital que se empiece a atraer a la conversación el hecho de que lo digital no es un mundo aparte y que todos los delitos cometidos a través de la red son delitos que deben castigarse en la vida real. Esto sólo va a tomarse en cuenta si se promueve la denuncia y se impulsa el tema en la agenda mediática, local, estatal y nacional, según sea el caso.

Te invito a que te prepares e investigues un poco más acerca de protección y ciberseguridad, ya que esto puede ser, literalmente, la diferencia entre la vida y la muerte.

Dentro de la caja de herramientas básicas se encuentra: mantener actualizados los dispositivos, no tener la misma contraseña para varias cuentas, cambiar regularmente las contraseñas, activar la autenticación de dos pasos y dudar de toda oferta «milagrosa» que te llegue.

Recuerda: si la información es poder, empodérate y cuida la tuya.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

https://carlosvillalobos.substack.com

VISITE:

columnaalmargen.mx

Noche de estrellas 2022

Carlos R. Aguilar Jiménez

Reconocida a nivel nacional como la celebración astronómica más grande de México respecto de la cantidad de asistentes y número de telescopios participantes, así como por la trascendencia de los talleres científicos que se imparten y, registrada también como la más importante en calidad o eficacia por la trayectoria, experiencia profesional, conocimientos y bonhomía de sus organizadores, el próximo 3 de diciembre se realizará de nuevo, presencialmente, la XIV NOCHE DE ESTRELLAS, que luego de suspenderse dos años por pandemia, aunque se realizó virtualmente, una vez más la Vía de Copérnico entre el Observatorio Astronómico Municipal y Planetario, en el cerro del Fortín, serán sede en el espacio- tiempo de esta magna festividad de divulgación astronómica y científica.

Son la Sociedad Astronómica de Oaxaca A.C., Comité de la Noche de Estrellas, el Planetario, el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez a través de la Secretaría de Bienestar, su Dirección de Ciencia y Tecnología y el Observatorio Astronómico Municipal, instituciones que, con la solidaridad, apoyo altruista y generoso de grupos y colectivos científicos – culturales, además de la participación del CBTis 26, Casa Garita, CECYTE 19, UTVCO y FDCS-UABJO, Colegio Nacional de Matemáticas, UNAM, Academia Mexicana de Ciencias, INAOE, Club de Astronomía Nicolas Copérnico y muchos otros, quienes gratuitamente realizan el trabajo por el gusto de compartir y dar, cuando el 3 de diciembre se realizará, presencialmente, la XIV NOCHE DE ESTRELLAS, desde las 15:00 y hasta las 24:00 horas, ofreciendo a un promedio de 10 mil asistentes, según estadísticas de anteriores celebraciones, casi 10 horas de actividades libres y gratuitas de observación astronómica con más de 40 telescopios que se instalaran, incluyendo los aparatos del Observatorio y Planetario, con la colaboración de Payasos de la Ciencia, y de manera especial el grupo de Jazz de Bellas Artes – UABJO, quienes todos unidos y felices harán posible este reencuentro de Oaxaca con los planetas, la astronomía, estrellas y usted con una espléndida noche de estrellas, arte, ciencia y cosmos, a la que están cordialmente invitados los lectores de este portal y todos los interesados en mirar hacia arriba para observar la Luna, Júpiter en su mayor cercanía Marte, Saturno, Orión y decenas de astros a través de telescopios o a simple vista con la: “Guía Turística del Cielo” que invita el Mtro. Esteban Pacheco, subrayando que será la primera Noche de Estrellas en que se observará al Sol y sus manchas, convirtiendo la noche del 3 de diciembre 2022, en fecha de reencuentro de oaxaqueños con el cielo estrellado que ha sido observado, venerado y estudiado por los oaxaqueños hace más de mil años, cuando en Monte Albán nuestros ancestros construyeron su observatorio.

 La invitación está hecha, el acceso será libre y gratuito, y ahora, únicamente es cuestión de dejar los problema mundanos, agendar el 3 de diciembre y acudir en cualquier momento al Observatorio y Planetario entre las 15:00 y  24:00 horas, porque el libro más hermoso e interesante que tenemos, es el cielo nocturno de Oaxaca. 

VISITE:

columnaalmargen.mx

¿Ahora sí vamos a hacer algo por la ciberseguridad?

Pongamos todo en perspectiva con:

Carlos Villalobos

En menos de una semana, México ha sido noticia a nivel internacional por temas relacionados con la ciberseguridad interna. A pesar de que se niegue o se minimice, es importante tomar cartas en el asunto, desde el presidente hasta quien escribe estas líneas, estamos expuestos en el internet.

Es ocioso culpar, denostar y señalar lo obvio, ya se había anunciado que algo así podría suceder, sin embargo, nunca estuvo presupuestado que fuera de esta magnitud. Es tanta la información filtrada, que hacen falta casi tres días para descargar los seis terabytes de información.

El daño está hecho, no se va a poder reparar ni esconder lo que sucede, sin embargo, estamos en un momento ideal: gran parte de los medios de comunicación están acudiendo a expertos en el tema, se está tratando en las altas esferas y de acuerdo con un par de charlas con personas fuera del ciberespacio, mostraron real preocupación acerca de este tipo de temas.

En primer lugar, urge que, desde la federación hasta el municipio más pequeño del país se aumente el presupuesto destinado a la prevención y atención en temas de ciberseguridad. Además, es necesaria la creación de instituciones que de forma preventiva empiecen a promover la ciberseguridad y el cuidado de datos personales. 

Urge empujar desde los congresos locales y el congreso federal se impulse una ley de ciberseguridad. 

No me malentiendan, el contar con reglas y normas en este ámbito posibilita ver nacer a las instituciones necesarias para salvaguardar nuestros datos en línea, provocando un efecto de dos bandas: la protección de los ciudadanos frente al estado, así como el establecimiento de fronteras de actuación de las autoridades. Con esto, podremos tener certeza que las autoridades no actuarán más de la cuenta y garantizar que los ciudadanos gocemos del derecho que es navegar en internet de forma segura.

El par de puntos anteriores parecerían disparates, sin embargo, forman parte del Entendimiento Bicentenario entre México y Estados Unidos, el cual hace especial énfasis en la cooperación binacional en materia de ciberseguridad. El mismísimo Antony Blinken, secretario de estado de Estado Unidos, ha insistido en que México ponga el dedo en el renglón.

Este pasaje puede ser un aprendizaje, en esta ocasión fueron hacktivistas cuyo objetivo es que “la verdad salga a luz” (lo que sea que eso signifique), sin embargo, la próxima vez el país no podría correr la misma suerte, ya que pudieron haber sido terroristas o gobiernos extranjeros y en ese escenario, así como dicen en mi pueblo “que Dios padre nos agarre confesados”.

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

VISITE:

columnaalmargen.mx