Ha llegado el dominio del ‘streaming’ (y el ocaso de la televisión)

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Es por todos ya conocido, que el pasado domingo 19 de septiembre se realizó la entrega número 73 de los premios EMMY, que reconoce a lo mejor que se ha hecho en materia de televisión en el año y que tiene alcances internacionales y este 2021, siguió siendo una ceremonia que fue sorpresiva en varios aspectos, pues regresaron a una gala presencial, en una fiesta en la que dominó el estilo, la elegancia y el buen gusto. 

Sin embargo, la sorpresa no era esa, sino que en esta edición, las producciones televisivas nominadas en su mayoría eran producciones de las plataformas en ‘streaming’, siendo Netflix la que acumulaba más candidaturas a la recepción de preseas con sus estupendas realizaciones: “Gambito de dama” y la portentosa “La corona”. No era de extrañarnos entonces, que esta última fue la gran ganadora de la noche al acumular siete estatuillas que incluyeron la de “Mejor serie dramática”; “Mejor actriz para una serie dramática” donde la gran Olivia Colman se llevó el premio y el de “Mejor actor para una serie dramática” que ganó Josh O’Connor por su brillante interpretación del príncipe Carlos. 

Y las nominaciones dominaron además con producciones de Apple TV; HBO Max; Hulu; Amazon Prime y Disney +, entre algunas otras, dejando en segundo plano las que nos ofrecieron empresas dedicadas a la producción televisiva desde hace años como FX; ABC o HBO en su versión de televisión por cable. Y eso, nos habla precisamente de la evolución inminente de la distribución de productos de entretenimiento que como vemos, ahora es dominado por el internet. 

Hace un tiempo, evidentemente antes de la pandemia, comentábamos en una intervención que tuve en la radio, sobre la apremiante evolución que debían tener las empresas televisoras para mantener al público interesado en sus producciones y es que, si hacemos memoria, cada vez menos gente es capaz de sentarse a ver un programa de televisión a determinada hora, justamente por las diversas ocupaciones que tenemos a lo largo del día, migrando desde hace un tiempo, a ver en el momento en que lo decidamos o cuando el tiempo nos dé, documentales, series y hasta películas en la computadora, el teléfono celular o la tableta electrónica, acción que sí nos permite una plataforma en ‘streaming’ y no un canal de televisión. Por ello, producciones que fueron un gran éxito en canales de televisión abierta o de cable, tuvieron una explosión de popularidad en años más recientes cuando llegaron a las plataformas y como ejemplo menciono a “Breaking Bad”; “Gotham”; “El exorcista” o algunas clásicas como “Los Soprano”; “La niñera”; “Friends” o “El príncipe del rap”, pero también, los servicios de ‘streaming’ comenzaban a presentar sus propias producciones que resultaron en diversas ocasiones ser mucho mejores y fastuosas que las que se exhibían en las empresas televisoras, siendo Netflix y Amazon Prime, las pioneras en manufacturas, producidas de forma magistral y presentadas a gran escala por ejemplo: “Orange Is The New Black”; “Stranger Things”; “Dark”;  â€œLa casa de papel”; “The Witcher”; “Mozart In The Jungle” o “The Horror”, por citar algunas, lo que sin duda marca una tendencia de que los espectadores prefieren, desde hace relativamente poco tiempo, la programación que nos ofrecen las plataformas que nos permiten, entre otras cosas, administrar el tiempo y forma de ver un programa de televisión a diferencia de lo que nos tienen acostumbrados las empresas televisoras convencionales, los días y agendas pre establecidas por el horario estelar o bien, al gusto de patrocinadores que poco saben de la preferencia de la audiencia. Y dicho sea de paso, a un costo menor que el servicio de cable. 

El dominio de las plataformas en ‘streaming’ en la ceremonia del EMMY, donde se reconoce lo mejor de la televisión a nivel internacional, habla de una evolución en el comportamiento del público y sobre todo, en la forma de disfrutar producciones televisivas, pero también de que estamos viviendo y siendo testigos lo que en algún momento se pensó imposible: los últimos días de la televisión como la conocimos. Las plataformas en ‘streaming’, de la empresa que sea, han ido en aumento y nos ofrecen productos cada vez mejores, con producciones enormes y actuaciones prodigiosas. Así, podemos entender que el estancamiento de la televisión se debe a que, hasta este momento, no ha entendido (como empresa) que debe evolucionar, pues no está siendo propositiva con de los nuevos mercados, no piensa en su audiencia ni mucho menos, está acorde con los tiempos modernos. Estamos ante lo que puede ser el inminente ocaso de la televisión.  

Mi Twitter: 

@iorcuevas

El caballero de la noche

Adrián Ortiz Romero Cuevas

Recuerdo cuando hace 32 años —era 1989 y yo tenía cinco años de edad—, mi mamá me llevó al estreno de Batman. En aquel entonces, yo no sabía que aquel personaje había sido creado en 1939 por Bob Kane. Ignoraba que esa era la primera cinta sobre el Murciélago que se rodaba en más de veinte años, y que ese film se convertiría —junto con el gran Tim Burton, su director— en una película de culto para los fanáticos y para la industria cinematográfica internacional.

El Batman de Burton se estrenó en una época en la que no era común el cine de súper héroes, en la que la desesperanza por el potencial triunfo del mal no era la moneda corriente en un país como México, y en la que un estreno cinematográfico se demoraba en llegar a una ciudad del interior de la República, hasta dos meses luego de haber sido estrenada en la capital del país. Era el ocaso de los años ochentas, en el que muchos —como yo— nos topamos por primera vez con un personaje que, a diferencia de casi todos los conocidos, carecía de súper poderes, pero contaba con las habilidades, valores e inteligencia suficientes para derrotar al mal en todas sus vertientes. 

Así, a los cinco años, y desde los cinco años, yo siempre elegí ser Batman. Lo fui en los juegos de la infancia con mis primos, en las batallas inacabables de las máquinas de video, y cuando decidí forrar mi libreta de Civismo, en segundo año de secundaria, con un gran recorte del Murciélago que encontré en una revista del estanquillo. Batman, bien lo sabemos, es parte de una ficción. Es tan ficticio como pudiéramos serlo cualquiera de nosotros. Por eso, cuando pasaron los años, decidí seguir evocando a mi héroe de la niñez. Y entonces me atrincheré para luchar civilizadamente —como muchos, miles de mexicanos silenciosos que están aquí y allá— en contra del mal, ahora denominado corrupción, impunidad, envenenamiento, simulación y engaño. 

Ese fue el legado de lo que, más que una historia o una película, se convirtió en un ideal. Al volver a ver, veinte años después, el Batman de Tim Burton, puede uno darse cuenta que los efectos especiales ya no parecen tan reales, que el traje usado por Michael Keaton necesitaba muchos arreglos, y que el Guasón de 1989 —interpretado magistralmente por Jack Nicholson— es una caricatura si se le compara con cualquiera de los criminales actuales.

Sin embargo, nuestro Batman sigue intacto justamente porque los valores no cambian. En 2008, la cinta El Caballero de la Noche nos mostró a un personaje mucho más perfeccionado que, sin embargo, se enfrenta prácticamente solo a feroces bandas criminales, a políticos timoratos y calculadores, a una policía corrupta y desmoralizada, y a un enemigo directo, el Guasón de Heath Ledger, que nunca antes había estado tan a la altura de sus más esmerados esfuerzos. Por eso, al final, Batman siempre vuelve, en medio de una clandestinidad resignada y aceptada, a la oscuridad de la noche. 

Así, cuando en México abundan las noticias sobre lo violenta e interminable que es la lucha contra el crimen organizado, cuando la corrupción y la impunidad nos muestran su feo rostro, y cuando parece anidarse en nosotros el miedo y la desesperanza, nunca falta un loco, nunca, que cada noche mira fijamente al horizonte, como esperando que en cualquier momento aparezca la batiseñal para que las cosas cambien.

Twitter:

@ortizromeroc

México: así nos cantan en el extranjero 

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Es 16 de septiembre. Y desde el año pasado, hemos festejado de manera atípica esta fecha por la situación en la que nos obliga a estar la emergencia sanitaria derivada de la Covid-19. Sin embargo, no podemos negar que esta festividad nos pone el espíritu mexicano muy en alto, pues, porque al final de cuentas no podemos negar que todos en este país tenemos alma de mariachi. 

Sin embargo, algo que al menos a mí siempre me ha tenido con cierta incertidumbre, es saber cómo nos ven en el extranjero y si existen canciones que hablen de México que han sido creadas en otros países y resulta que sí, y hoy, les traigo cinco canciones extranjeras, no necesariamente en otro idioma, que hablan de nuestro bello México: 

1.- “Y nos dieron las diez”

Artista: Joaquín Sabina

Álbum: Física y química (1992)

Autor: Joaquín Sabina

Productores: Antonio García de Diego; Pancho Varona y Joaquín Sabina

Discográfica: Sony Music / Ariola Records 

Unos dicen que la canción está situada en uno de los barrios pop más concurridos de Madrid: Malasaña; otros, que el pueblo con mar es nada menos que Puerto Vallarta o Acapulco; lo cierto, es que inspirado en las canciones y en el México que describía José Alfredo Jiménez en sus letras y la forma en como las inmortalizaba Chavela Vargas, una de las musas de Sabina, creó “Y nos dieron las diez”, que es un tema que ha estado asociado con México prácticamente desde su publicación, incluso, el gran Julio Iglesias la incluyó en su último material discográfico llamado “México”, porque al tema, no se le puede quitar la etiqueta de que está ubicado en una de las bellas playas nacionales que también, podrían ser Puerto Escondido o Huatulco. La canción es una de las más escuchadas del maestro Sabina en toda su carrera y en este tiempo, rebasa los 27 millones de reproducciones en Spotify. 

2.- “Baila Morena”

Artista: Julio Iglesias

Álbum: La carretera (1995)

Autores: Roberto Livi y Rafael Ferro

Productor: Ramón Arcusa

Discográfica: Sony Music / Columbia Records

Una manera muy sensual de describir la belleza de la mujer mexicana es este tema del gran Julio Iglesias, cuando en 1995, presentaba su vigésimo séptimo disco llamado “La carretera” que ponía de manifiesto la calidad en las producciones del español, quien alcanzó un gran éxito en el mundo con este álbum. “Baila morena” fue elegido como segundo ‘single’ del material y en el video promocional, aparece la sensual Thalía como la chica a quien le canta. No se puede negar la cercanía que el enorme Julio Iglesias tiene con nuestro país y el cariño que le tiene, por ello en cada uno de sus trabajos, aunque sean en otro idioma, le rinde una especie de homenaje y este ‘track’ es sin duda, uno de los más exitosos y conocidos. 

3.- “México”

Artista: Hombres G

Álbum: Voy a pasármelo bien (1989)

Autores: David Summers y Daniel Mezquita

Productor: Hombres G

Discográfica: Warner Music / DRO East West España

Los españoles ven a México como un lugar donde la fiesta y el color no se acaba. Y eso, pasa en el tema “México” de la banda madrileña, donde narra la emoción y fascinación que ellos sintieron al estar en la ciudad de Monterrey, en nuestro país. Describen los deslumbrantes días de calor, así como la luna, al decir que la noche tiene luz propia; y es tanta la emoción, que el protagonista del tema menciona que tomará tequila para emborracharse por estar en esta tierra. Esta es de las canciones menos conocidas de “Hombres G”, que muy a su estilo, rindieron tributo a nuestro país. 

4.- “Come Fly With Me”

Artistas: Frank Sinatra y Luis Miguel

Álbum: Duets II (1994)

Autores: Jimmy Van Heusen y Sammy Cahn

Productores: Hank Cattaneo; José Quintana; Kiko Cibrián y Phil Ramone

Discográfica: EMI / Capitol Records

La canción no habla precisamente de México, pero sí menciona que uno de los lugares que pisará el protagonista de la canción, en ese vuelo romántico dentro de un avión privado que se hará con el ser amado, es justamente la bahía de Acapulco y versa: “Just say the words and we’ll beat the birds down to Acapulco Bay” (Simplemente dilo y venceremos a los pájaros en una carrera hasta la bahía de Acapulco), lugar de playa que es reconocido mundialmente como un paraíso. Aunque “Come Fly With Me” es uno de los temas más reconocidos de Sinatra, la versión de este tema fue la que se incluyó en el último álbum de estudio de su carrera: “Duets II” y que interpreta al lado del mexicano Luis Miguel, a quien en esos años, le preparaban para una carrera a de dimensiones mundiales, pero que simplemente no quiso comenzar de nuevo, pese a este enorme empujón que significaba el estar dentro del disco de Sinatra. 

5.- “We Turn Red”

Artista: Red Hot Chili Peppers

Álbum: The Getaway (2016)

Autores: Anthony Kiedis; Brian Burton; Chad Smith; Flea y Josh Klinghoffer 

Productor: Danger Mouse 

Discográfica: Warner Music / Warner Bros. Records

En 2016, la banda californiana regresó a los escenarios y como primer ‘single’ de su nuevo material de nombre “The Getaway” presentaron el tema “We Turn Red”, un corte que si bien no habla del todo de nuestro país, sí le rinde homenaje en una emocionante estrofa que dice: “Mexico you are my neighbor. Home of the let’s be braver. Give me all your sick and your tired; races that we admire.” (“México, eres mi vecino. Hogar de los que quieren ser más valientes. Dame a todos tus cansados y enfermos. Las razas que admiramos.”), haciendo referencia a la relación entre México y los Estados Unidos, sobre todo en el tema migratorio, donde nuestros connacionales acuden al país del norte, en busca de un mejor futuro. 

Estos temas sin duda son algunos en los que los artistas extranjeros han rendido una especie de homenaje a nuestro país, que es querido en casi todo el planeta. Sirva esto también para desearles un feliz día de la independencia. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas

Cuando tomaron a Mariah de saco de boxeo

Ismael Ortiz Romero Cuevas

El sábado fue 11 de septiembre, una fecha en que la historia del mundo cambió para siempre por el atentado a las Torres Gemelas que ocupaban el World Trade Center en Nueva York. Pero también, fue la fecha que Virgin Records, sello propiedad de la entonces todopoderosa casa disquera EMI, había señalado con anticipación para el lanzamiento del que sería el nuevo material discográfico y octava grabación de estudio de Mariah Carey, “Glitter”, que sería también el primero con esa empresa discográfica y además, que servía como banda sonora de la primera película protagonizada por Carey que llevó el mismo nombre, producida por dos gigantescos estudios cinematográficos: Columbia Pictures y 20th Century Fox.

El atentado en NY pudo ser el factor principal por el que el que el disco y la película resultaron un fracaso total en críticas y éxito. Pero este día, quiero que nos enfoquemos en el material discográfico, porque al final de cuentas, Mariah es una cantautora y productora, no actriz, y lo de ella, siempre ha sido hacer música; la película sí es un infortunio, pero se ha convertido en esas cintas que son tan malas que se convierten en buenas. La situación es que lo que debió haber sido un lanzamiento fastuoso de un disco del que se tenían grandes expectativas, se tuvo que suspender una semana por los atentados. La cinta por su parte sí fue estrenada ese fin de semana en todo Estados Unidos, pero como era de esperarse, la gente estaba temerosa de salir. 

El álbum “Glitter” fue el primer disco en el que Carey experimentaba con nuevos sonidos y se alejaba casi totalmente de su estilo pop y R&B, ya que se centró en el estilo “post-disco” de inicios de la década de los ochenta, algo que a la prensa especializada no le gustó del todo y lo criticaron con comentarios muy coléricos. Aunado a eso, unos meses antes durante el lanzamiento del ‘lead single’ del disco, el tema “Loverboy”, Mariah se presentó en el programa “Total Request Live” de la cadena MTV, donde tuvo un comportamiento muy extraño y errático; días después, fue internada en una clínica de salud mental donde se le trató un colapso nervioso sin que se dieran a conocer las causas. En nuestro país sobre todo, se dijo que había sido porque Luis Miguel había terminado con ella, pero no fue así, la relación con el mexicano había culminado hacía más de un año y en ese momento, Mariah era novia del beisbolista Derek Jeter; también se dijo que había sido porque “Loverboy” no había alcanzado la cima del Billboard Hot 100, situándose en el segundo puesto siendo esta la primera vez en la carrera de Mariah, que el corte promocional principal de uno de sus discos no lograba la primera posición de la prestigiada lista. 

Fue hasta el año pasado, cuando en medio de la pandemia por la Covid-19 y de manera virtual, Mariah festejó 30 años de carrera y como parte de esa celebración, se lanzó el libro “The Meaning Of Mariah Carey” (sin edición en español), donde se destapa lo que en verdad sucedió ese fatídico día, con ese disco que había sido una especie de mal ‘karma’ para Carey: estaba sufriendo de un boicot por parte de su antigua disquera, Sony Music, de donde aún era presidente su ex esposo, Tommy Mottola, para que “Loverboy” fuera un fracaso. Para ello, orquestaron una especie de veto en la radio, además de que el sello Columbia, antigua casa grabadora de Carey, le robó el ‘sampleo’ del tema “Firecracker” de “Yellow Magic Orchestra” que Mariah había puesto originalmente en “Loverboy” para utilizarlo en el tema “I’m Real” de Jennifer López, todo esto con la anuencia de Mottola, esta acción la obligó a regrabar “Loverboy” en un cortísimo periodo de tiempo para ser lanzado. EMI había ofrecido un contrato por más de 100 millones de dólares a Carey y la presionaba para que el disco, fuera un éxito sin precedentes, pero sin invertir en promoción, de igual manera, su vida personal pendía de un hilo. Por ello, pocos días después de haberse presentado en la mencionada emisión de MTV, Mariah fue ingresada en una clínica por un colapso nervioso y fue, cuando la diagnosticaron con trastorno bipolar. 

El 11 de septiembre de 2001, parecía que no solo se caían las Torres Gemelas, también la carrera de Mariah. La cinta fue un fracaso y el disco, no fue lo que se esperaba, Carey fue despedida de la peor manera por EMI y fue obligada a pedir disculpas públicas por el desastre del proyecto con el que se tenían las expectativas puestas hasta el cielo. “Pido una disculpa por vender solo tres millones de copias. Parece que para EMI no ha sido suficiente, aún cando hay artistas que no logran vender esa cantidad de discos en toda su carrera” decía la cantautora que se iba por la puerta de atrás del entonces gigante discográfico. La prensa con la autorización de la misma casa disquera, tomaron a Carey como una especie de saco de boxeo para desviar un poquito la atención de las fatídicas noticias del atentado; la gente quería pensar en otra cosa y el distractor perfecto, fue el “fracaso” de la gran Mariah, quien hasta esos años, solo se le conocían éxitos monumentales dentro de la industria. Querían ver caer a la diva.  

Un año más tarde, Mariah firmaría un contrato mucho más modesto con Island Def Jam, sello propiedad de Universal Music y con quien en 2005, tuvo el ‘revival’ más impresionante del que se tenga memoria, presentando “The Emancipation Of Mimi” y demostrando de qué estaba hecha, regresando al número uno del Billboard Hot 100 y vendiendo de nueva cuenta millones de discos en el mundo, demostrando que lo que quisieron hacer con ella y con “Glitter” en realidad fue solo un tropiezo leve en su carrera, por no llegar al número uno, por solo vender tres millones de discos y por no ajustarse a los estereotipos de una cantante de pop de inicios del milenio. En realidad, el fracaso de “Glitter” se debió a que fue lanzado al mercado en la fecha equivocada: 11 de septiembre de 2001. 

Y nuevamente es el tiempo el que pone en su sitio las cosas y sus situaciones. En 2018, en redes sociales comenzó un movimiento orquestado por los fans de Carey en todo el mundo, llamado: ‘Justice For Glitter’ (justicia para “Glitter”), haciendo que la etiqueta se volviera tendencia por más de una semana en Twitter. Eso, provocó que la cantante comenzara a trabajar en los derechos y convenios con plataformas para ser lanzado. Fueron Apple Music y iTunes los primeros en tener el material dentro de su catálogo en noviembre de 2018, alcanzando en unas pocas horas, el primer lugar de ventas; dos días después apareció en Spotify, donde también el disco se convirtió en uno de los más reproducidos en la plataforma. 

Mariah no incluía ni una sola canción ni referencia a ese álbum en sus presentaciones en vivo, por considerarlo un episodio difícil en su trayectoria, sin embargo y gracias al éxito que obtuvo 17 años después de su lanzamiento, Carey incorporó al repertorio los temas “Loverboy” y “Never Too Far”, agradeciendo el movimiento “Justice For Glitter”. Tras el lanzamiento del disco en plataformas, también la crítica comenzó a revirar, considerándolo ahora, un material vanguardista, cuidadosamente producido y además adelantado a su época, pues las producciones musicales con base en los sonidos de la década de los ochenta, comenzó a ponerse de moda después del 2017. Casi dos décadas después, la misma prensa y críticos que señalaron a “Glitter” como un mal producto, tuvieron que reconocer a Mariah, su creadora, como una verdadera visionaria y al disco, ponerlo en el podio que merece como uno de los más grandes álbumes de la primera década del milenio. Eso sí, ese reconocimiento vino casi dos décadas después. 

Este 11 de septiembre, “Glitter” llegó a los 20 años de existencia de los cuales más de la mitad, se consideró como la vergüenza de Carey, sin embargo, ese tiempo en que estuvo prácticamente en la sombra, lo convirtieron en un disco de culto. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

Cinco grandes canciones que aparecen en películas de súper héroes

Ismael Ortiz Romero Cuevas

No cabe duda de que, las películas de súper héroes se han adueñado de la taquilla a nivel mundial. Si eres como yo, un ‘friki’ de corazón, seguramente tampoco te importará si la cinta es con personajes de DC o Marvel, lo que nos interesa, es disfrutar de este género cinematográfico que al menos a mí, me hace recordar épocas de mi niñez. 

Las películas de súper héroes, también se han distinguido últimamente, por poseer grandes bandas sonoras, compuestas por respetados y laureados músicos, pero también por revivir canciones de viejas épocas. Y es justamente esas piezas, que hoy quiero que rememoremos y aquí les dejo cinco grandes canciones, que aparecen en películas de súper héroes: 

1.- “Careless Whisper”

Artista: Wham!

Álbum: Make It Big (1984)

Autores: George Michael y Andrew Ridgeley

Productor: George Michael

Discográfica: Sony Music / CBS Records

Aparece en la película: Deadpool (2016)

La genialidad de “Deadpool” es innegable y su humor ácido mucho más. Y parte de ese sentido del humor es que el personaje con todo y lo rudo que es, no deje de ser cursi y meloso y cuando aparece “Careless Whisper” al final de su primera cinta, de la banda británica “Wham” se convierte en un momento hilarante pero muy cautivante a la vez, convirtiendo la escena ya en un clásico moderno del cine. No sé ustedes, pero a mí me parece que la primera cinta es tremendamente superior a la secuela que, aunque no deja de ser genial, no tiene ese encanto de la primera, que nos hace disfrutar mucho al paso de los años aunque la hayamos visto cien veces. 

2.- “Escape (The Piña Colada Song)”

Artista: Rupert Holms

Álbum: Partners In Crime (1979)

Autor: Rupert Holmes

Productores: Rupert Holmes y Jim Boyer

Discográfica: PolyGram / Geffen Records

Aparece en la película: Guardianes de la galaxia Vol. 1 (2014)

“Guardianes de la galaxia” es una película que no tiene desperdicio en ninguna parte. La trama es emocionante, el elenco es perfecto, la acción es interminable, los efectos especiales hicieron que se nos volara la cabeza, la partitura es magistral y la selección de temas que integran el casete de Peter Quill, alias Starlord (Chris Pratt) llamado “Awesome Mix Vol. 1” son simplemente una joya. Las canciones clásicas que aparecen, hicieron que el disco que las contiene, se convirtiera en el ‘soundtrack’ y disco recopilatorio más vendido de los últimos años; y una de las canciones que aparecen dentro de la cinta es justamente “Escape (The Piña Colada Song)”, que es un clásico de la música y ha sido puesto en un sinfín de películas, pues hasta “Shrek” la utilizó, pero fue la cinta de los forajidos galácticos, la que logró que este tema original de Rupert Holmes, tuviera un ‘revival’ monumental. ¿A poco no es una rolototota?

3.- “The Times They Are A-Changin”

Artista: Bob Dylan

Álbum: The Times They Are A-Changin (1964)

Autor y productor: Bob Dylan

Discográfica: Warner Music / Reprise Records

Aparece en la película: “Watchmen” (2009)

La película “Watchmen”, que en México se conoció como “Los vigilantes” nos regaló varios momentos épicos del cine de súper héroes y dio perspectiva para que se creara el estilo del DCEU, que hoy son algo así como películas de culto. Y es que Zack Snyder, el director de ambos proyectos, no es un cineasta a quien le agranden las historias simples y las lleva a la pantalla grandes aunque muchas veces son incomprendidas en un primer momento, porque justamente lo mismo que con el DCEU, le pasó con “Watchmen”, que el año de su estreno causó poco interés y fuera vapuleada por la crítica, pero que al paso de los años, sea reconocida como una de las mejores películas de súper héroes que se ha filmado, no solo por su excelente producción inspirada en el cine negro de los cuarentas, sino por su fidelidad a la novela gráfica. Y la secuencia de entrada es uno de esos grandes momentos de la cinta, que además es aderezada por la pieza “The Times They Are A-Changin”, original del hoy ganador de Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan. 

4.- “Distant Sky”

Artista: Nick Cave & The Bad Seeds

Álbum: Skeleton Tree (2016)

Autor y productor: Nick Cave

Discográfica: Bad Seed LTD. (Independiente)

Aparece en la película: “Liga de la justicia corte de Zack Snyder” (2021)

Mientras Lois Lane (Amy Adams) trata de seguir la vida sin Clark Kent / Superman (Henry Cavill), visita el monumento a los caídos donde se honra también al hombre de acero. Y en ese acto, a parte de ver un ‘cameo’ del director Zack Snyder, escuchamos que suena esta melancólica pieza de Nick Cave y que enmarca de una manera inigualable la escena. “Liga de la justicia corte de Zack Snyder”, es una cinta que se estrenó gracias a los fanáticos de estos personajes y que querían ver la pieza que ideó el director para el grupo de súper héroes más grandes de la historia y aunque en cierto modo, cuenta con mucha y potente acción, el tono en general de esta película de más de cuatro horas de duración, es justamente la melancolía y la desesperanza, resultando en todos los sentidos, en una de las más eminentes películas del género que se conozca. ¿Por qué demonios Warner Brothers pensó que esta cinta no sería genial, dejando que se estrenara esa porquería que re filmó Joss Whedon en 2017? Hasta ahorita, solo ellos saben. La briosa partitura creada por Hans Zimmer y Junkie XL es una verdadera maravilla que aderezada con las canciones que suenan a lo largo de la cinta, hacen una combinación portentosa. Escuchen esta pieza y díganme si no.  

5.- “Something In The Way”

Artista: Nirvana

Álbum: Nevermind (1991)

Autores: Dave Grohl; Krist Novoselic y Kurt Cobain

Productores: Nirvana y Butch Big

Discográfica: PolyGram / Geffen Records

Aparece en la película: Avance de “The Batman” (2020)

No hemos visto más de “The Batman” que será dirigida por el genial Matt Reeves y protagonizada por Robert Pattinson, que el avance que, sin duda nos dejó queriendo más. Hace poco hubo una proyección de prueba para ejecutivos, clientes del estudio y algunos críticos reconocidos, filtrando que habían presenciado una pieza del séptimo arte espectacular del género. En el avance, podemos ver violencia, influencias también del cine ‘noir’ y la gran guinda, que suena el estupendo y clásico tema de “Nirvana”, “Something In The Way”, que nos deja queriendo mucho más de la nueva historia del encapotado de Ciudad Gótica en el cine. 

Las películas de súper héroes nos regalan momentos intensos y épicos. Y las grandes canciones, se han vuelto un distintivo de este género. Qué buen pretexto para ver una de estas cintas, ahora que está cerca el fin de semana. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas

ABBA regresa y el mundo, se pone feliz

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Desde el fin de semana pasado, no se habla de otra cosa en prácticamente todos los espacios de los medios de comunicación que del regreso de ABBA, el grupo sueco conformado por Agnetha Fältskog; Björn Ulvaeus; Benny Andersson y Anni-Frid “Frida” Lyngstad, que durante una década (1972-1982), cautivó al mundo con su música y que las iniciales de su nombre, formaron el que quizá es el palíndromo más famoso de la historia junto con “Anita lava la tina”. 

La noticia no solo es sorpresiva, sino que fue recibida con gran beneplácito en el mundo entero, pues el cuarteto aún cuenta con un número de fanáticos que se cuentan por millones en el planeta y siguen estando vigentes después de casi cuatro décadas de su separación, es decir, llevan mucho más tiempo de no estar conformados como grupo que lo que duró su carrera y aún con eso, siguen siendo del gusto popular prácticamente en todas partes. 

Y fue sorpresivo el regreso porque, aunque es muy conocida la historia de su separación, sabemos que Agnetha, la vocalista principal, no culminó en buenos términos su relación ni con la disquera ni con los demás integrantes, por lo que ella había sido la principal causante de que no se diera un reencuentro, mismo que se planeaba desde hace más de 15 años, cuando se presentó la puesta teatral, “Mamma Mia”, que cuenta una historia basada en su música y que después fue una película protagonizada por la mismísima Meryl Streep. La situación es que trabajar en pareja y más en el complicado ambiente del espectáculo, no resulta fácil y menos, cuando cada uno de ellos ya era prácticamente una estrella en lo individual, pues recordemos que Anni-Frid y Benny conformaban una pareja que se comprometieron en 1978, al mismo tiempo en que Agnetha y Björn anunciaban su separación. Y aunque en su momento dijeron que su ruptura como pareja no afectaría la relación ni el trabajo del grupo, se sabe que es en ese punto donde comienza la disolución de ABBA. 

La agrupación sin duda trascendió a todos sus problemas y a su separación, pues dejaron en el mundo un sinnúmero de éxitos inmortales en la música pop y disco, siendo el tema “Dancing Queen” quizá su ‘track’ más emblemático, teniendo otros cortes más como “Fernando”; “Money, Money, Money”; “I Have A Dream”; “Gimme! Gimme! Gimme!”; “Waterloo”; “The Winner Takes It All”; “Knowing Me, Knowing You” o “Chiquitita” por nombrar algunos otros grandes éxitos mundiales, asimismo, durante casi toda su carrera, consiguieron colocar temas en el puesto número uno del “UK Charts Singles”, el prestigioso conteo británico y entrar al top 10 del Billboard Hot 100, siendo “Dancing Queen” su único sencillo en llegar al primer sitio de la lista estadounidense. 

ABBA también se ha distinguido a lo largo de los años, en ser una especie de máquina de hacer dinero. Björn Ulvaeus y Benny Andersson siguen siendo los dueños de los derechos de las canciones y del nombre del grupo, y su disquera, el emblemático e independiente sello sueco Polar Music, vendía los derechos a diferentes casas disqueras en el mundo, así, se negociaba el nuevo álbum de ABBA prácticamente en cada país del mundo donde se editaba y las disqueras que los distribuían eran diferentes, por ejemplo, en México y Estados Unidos sus discos salían con la etiqueta PolyGram, mientras que en España eran Columbia de Sony Music y en Reino Unido se comercializaba bajo el sello EMI y el algunos, bajo sellos y disqueras independientes. Eso hacía que sus ganancias fueran carretonadas de dinero tanto para su casa discográfica como para ellos como integrantes; y esto continuó aún después de su separación. 

Lo que se pueda decir de ABBA, realmente es intrascendente ante la gran noticia de su regreso, algo que pensamos que no sucedería nunca más. Y para asegurarnos de que su regreso es con todo, ya podemos escuchar en prácticamente todas las plataformas digitales sus dos nuevos ‘singles’: “I Still Have Faith In You” y “Don’t Shut Me Down”, que ha entusiasmado al público y a los críticos. Esta noticia, fue una bocanada de aire fresco y de alegría en este tiempo en el que parece, nos estamos acostumbrando a las tragedias, así que es momento de poner una ‘playlist’ del grupo sueco que seguro, hará que nos pongamos de buenas, porque seamos honestos ¿quién no se sabe por lo menos una canción de ABBA?

Mi Twitter: 

@iorcuevas