Guillermo del Toro, rumbo al Oscar

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Estimados lectores, gracias por la espera y por estar al pendiente de este espacio, por motivos de trabajo no pude regresar a escribir en la fecha prometida, pero aquí estoy, más vale tarde que nunca. 

Y sin duda, en este descanso por las navidades, una de las grandes sorpresas fue “Pinocho”, la película ‘stop motion’ que dirigió Guillermo del Toro que resultó no solo un éxito en Netflix, plataforma que al final compró los derechos de distribución, sino que representó también un cúmulo de emociones que fueron el deleite del público. No hay más qué decir, “Pinocho de Guillermo del Toro”, es arte puro y lo demuestran sus 17 años de desarrollo, sus actuaciones de voz, su iluminación y su bellísima banda sonora. 

No fue sorpresa entonces, que en la temporada de premios, que arranca cada año con la entrega de los Globos de Oro, la película resultara ganadora en la categoría de “Mejor película animada” y nominada en la de “Mejor canción” y “Mejor banda sonora”, donde fue derrotada por Justin Huerwitz por la música de la cinta “Babylon” y por “Naatu Naatu” de “RRR” respectivamente; también ganó el Critic Choice Award 2023 en la misma categoría, algo que la pone como una serie contendiente al máximo galardón del cine: el Oscar. 

Considerando no solo las entregas de premios anteriores, sino el trabajo de animación tan detallado en la película de Del Toro, la Academia debería considerar en nominarlo también en la categoría de Mejor Director en conjunto con su co-director Mark Gustafson, pues la tarea realmente magistral de hacer animación a través de títeres resulta tan interesante como la película misma. Esta obra se puede ver en el especial de Netflix llamado “Pinocho de Guillermo del Toro: cine tallado a mano” que resulta también toda una experiencia y seguramente te va a pasar como a mí, que ya de por sí admiraba al gran Memo, ahora lo hago mucho más. 

Y es que la película va más allá de una animación soberbia, la historia de Pinocho que nos cuenta el mexicano dista mucho de la que conocíamos y que nos presentó Disney hace más de ocho décadas. “Pinocho de Guillermo del Toro” además de emotiva es profunda en sus mensajes, dejando de manifiesto que más que una oda a la vida, puede ser también un canto a la muerte, que a su vez, resulta parte de la vida misma, logrando con esto, un desarrollo de personajes colosal, que no nos esperábamos en una historia que la hemos creído de niños por más de ochenta años. Y es que como ya es costumbre del gran Del Toro, el giro argumental de su “Pinocho”, nos deja pensando si realmente es una película infantil o una historia para adultos, pues su argumento combinado con la música hace que nos emocionemos al por mayor. Yo por lo pronto, terminé llorando de la emoción y de apreciar la belleza que imprimen los directores en una cinta de animación que resulta nada convencional. 

Estoy seguro al igual que varios especialistas que Del Toro alzará la estatuilla del Oscar a “Mejor película de animación”, pero también cuenta con todos los elementos para llevarse la de Mejor Director, aunque la competencia en esta, sí la tendrá difícil, sobre todo porque ella seguramente también estarán Steven Spielberg compitiendo por la cinta “Los Fabelman” y James Cameron por “Avatar: el legado del agua”, siendo ellos, los dos favoritos. Ahora no nos queda más que esperar para que eso se haga realidad, pero mientras lo hacemos, no dejemos de disfrutar “Pinocho de Guillermo del Toro” en Netflix. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas  

El cine mexicano: más allá de Eugenio Derbez

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Hay una crisis como nunca se había visto en el cine mexicano. Y debemos ser claros con algo, es provocada únicamente por el gobierno federal y sus aliados, que parece ser, se aferran a toda costa generar la ignorancia en todos los aspectos. Hoy, no es más que una narración hasta chusca, cuando Susana Zabaleta despedía al gobierno de Enrique Peña Nieto y a su esposa con aquella frase de “a volar gaviota” en una especie de mofa y además, celebrado que ahora sí “habría ‘lana’ para cultura”, en fin, queda en anécdota. Lo cierto, es que parece ser que la cultura hoy en nuestro país se centra en que Epigmenio Ibarra produzca sus narcoseries y se reciba a Tenoch Huerta, uno de los más fervientes simpatizantes y aplaudidores de la 4T en Palacio Nacional, al fin, él ya trabaja en un gran estudio de los Estados Unidos, aunque años atrás, haya señalado a aquellos oligarcas de la industria hollywoodense de discriminación hacia los latinos; ojalá tenga mucho éxito en Disney. 

Y mientras la actual directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), María Novaro ha asegurado que nunca en la historia del país se había destinado tanto apoyo para el cine como con este gobierno, la presidenta de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, Leticia Huijara, afirma que la crisis se debe a que el Estado, ha renunciado a su responsabilidad como principal promotor y difusor de la cultura en general y del cine en particular, esto, por la desaparición de los fideicomisos destinados específicamente a la producción cinematográfica, lo que ha derivado en que la entrega del premio Ariel en su edición 2023, se suspenda de manera indefinida. A esto, han alzado la voz personalidades como Ana de la Reguera, Luis Gerardo Méndez, Joaquín Cosío, Manolo Caro, Luis Estrada, Cecilia Suárez y grandes directores como Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro, quien incluso se ofreció a costear las estatuillas del premio, que sin duda, sirven como un gran estímulo y reconocimiento al cine nacional. 

La retórica oficialista y la de sus cientos de ‘feligreses’ versa en el endeble argumento del fin de la corrupción que había en la industria del cine, dichos que, como es la costumbre del titular del ejecutivo y su gabinete, no sostiene con ni una sola prueba. Y así, esos miles de seguidores que afirman que en nuestro país hay buenos y malos, se han lanzado contra actores y productores como Eugenio Derbez, Omar Chaparro o Martha Higareda, criticando sus trabajos como si fueran los únicos que hubiera en nuestro cine y también, como si alguien les obligara a pagar un boleto para ver las películas donde aparecen estos personajes. Y para prueba que nuestro cine es de las expresiones artísticas que más apoyo merece, aquí te dejo algunas sugerencias de películas que han sido costeadas con el recurso que hoy se retiró y que han trascendido fronteras: 

1.- “Roma” (2018)

Director: Alfonso Cuarón

Protagonistas: Yalitza Aparicio, Marina de Tavira, Jorge Antonio Guerrero y Nancy García

Productoras: Participant Media y Esperanto Filmoj

Distribución y disponibilidad: Netflix

La película mexicana que le dio a nuestro cine su primer Oscar como Mejor Película en Idioma Extranjero es esta obra maestra del aclamado cineasta Alfonso Cuarón. “Roma” es una pieza artística que nos lleva a recorrer emociones al por mayor, además de que posicionó a Yalitza Aparicio en el podio de súper estrella al ser nominada al Oscar como Mejor Actriz y a Marina de Tavira como Mejor Actriz de Reparto. Del lado mexicano, “Roma” se hizo con diez premios Ariel que, entre otros, incluyeron: Mejor Película, Mejor Director (Alfonso Cuarón), Mejor Actriz (Yalitza Aparicio), Mejor Coactuación Femenina (Marina de Tavira), Mejor Guion Original, Mejor Fotografía y Mejor Dirección de Arte. “Roma” es una prueba de lo que se puede con el apoyo al cine. 

2.- “Ya no estoy aquí” (2019)

Director: Fernando Frías de la Parra

Protagonistas: Juan Daniel García Treviño, Jonathan Espinoza, Angelina Chen, Coral Puente, Adriana Arbeláez, Leonardo Garxa y Yahir Alday

Productoras: Panorama Global y PPW Films

Distribución y disponibilidad en: Netflix

Ganadora de 10 premios Ariel en 2020, que incluyeron el de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor Revelación (Juan Daniel García Treviño), “Ya no estoy aquí” es una historia cruda, que además toma el riesgo que retratar un contexto completamente urbano y de las ciudades perdidas, pero ahora en Monterrey, contrastando la imagen que tenemos de aquella ciudad que siempre se nos ha presentado como el símbolo mexicano de modernidad y desarrollo. “Ya no estoy aquí”, nos restriega esa subcultura de los Kolombias que viven en el norte de nuestro país y que viven al estilo de la cumbia rebajada. Así, la banda de “Los terkos”, enaltecieron nuestro cine nacional previo a la pandemia por la Covid-19 y es, otro gran ejemplo de la calidad de nuestra industria. 

3.- “Noche de fuego” (2021)

Directora: Tatiana Huezo

Protagonistas: Mayra Batalla, Alejandra Camacho, Camila Gaal, Marya Membreño, Ana Cristina Ordóñez González y Memo Villegas

Productoras: Pimienta Films, Match Factory Productions, Bord Cadre Films, Desvia Produções, Cactus Film & Video, Jaque Content y Louverture Films

Distribución: Pimienta Films

Disponible en: Netflix

La cinta de Tatiana Huezo, recorrió y recibió aclamación en festivales cinematográficos de gran renombre como Cannes, el Festival Internacional de Cine de Estocolmo y el Festival de San Sebastián, fue preseleccionada para competir por México en el Oscar 2022 y además, obtuvo siete premios Ariel, entre los que destacan Mejor Película y Mejor Guion Adaptado. “Noche de fuego” es emotiva, es cruda, es visceral y poco convencional, al grado de que no podemos ocultar las emociones al verla y prácticamente vivirla. Sin duda, una película mexicana extraordinaria. 

4.- “Sueño en otro idioma” (2017)

Director: Ernesto Contreras

Protagonistas: Eligio Meléndez, José Manuel Poncelis, Fernando Álvarez Rebeil, Fátima Molina, Mónica Miguel y Norma Angélica

Productoras: Agencia SHA, Alebrije Cine y Video, Revolver Amsterdam, FOPROCINE/IMCINE y Estudios Churubusco Azteca, S. A.

Distribución: Gussi Cinema

Disponible en: Amazon Prime Video y YouTube Premium para compra

Otra gran película mexicana contemporánea, ganadora de seis premios Ariel que incluyeron Mejor Película y Mejor Actor para Eligio Meléndez. “Sueño en otro idioma” es la historia de los dos únicos hablantes de la lengua ficticia zikril, el conflicto entre ellos y el lingüista que intenta hacer que ese idioma no se pierda. Sin temor a equivocarme, esta película es una de las producciones mejor cuidadas de los últimos años y que pone de manifiesto de nueva cuenta, que el cine mexicano está lleno de grandiosas historias y con mucha calidad. 

5.- “Cronos” o “La invención de Cronos” (1993)

Director: Guillermo del Toro

Protagonistas: Federico Luppi, Claudio Brook, Ron Perlman, Margarita Isabel, Daniel Giménez Cacho y Jorge Martínez de Hoyos

Productoras: CNCAIMC, Fondo de Fomento a la Calidad Cinematográfica, Grupo Del Toro, Iguana Producciones, Instituto Mexicano de Cinematografía, Servicios Fílmicos Del Toro, Universidad de Guadalajara y Ventana Films

Distribución: Televisa y October Films

Disponible en: Amazon Prime Video

Un claro ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay apoyo al cine. La historia de Guillermo del Toro y sus monstruos comenzó con “La invención de Cronos” o “Cronos” y es quizá la única película de fantasía y horror que se ha hecho en nuestro país y que puso a Del Toro en otro nivel. Antes de ser un ganador del Oscar y prolífico director, el gran Del Toro se arriesgó a hacer esta película que obtuvo en su momento ocho premios Ariel, entre los que destacan Mejor Película, Mejor Director y Mejor Ópera Prima, además de que ocupa el puesto número 77 de las 100 mejores películas del cine mexicano. Una cinta digna de la aclamación mundial de la que hoy goza. La película con la que el feraz director, comenzó su enorme carrera. 

Estos son solo cinco ejemplos de lo que puede pasar cuando el cine, cuenta con el apoyo que requiere. Sin duda, los mexicanos no debemos dejar que nuestro cine y la cultura en general, comience a decaer. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

El posible regreso de Harry Potter al cine

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Ayer lunes, comenzó a circular con insistencia un rumor en las redes sociales. Y ese supuesto, planteaba que los nuevos ejecutivos de Warner-Discovery, planeaban el regreso de los personajes de la saga principal de la franquicia de “Harry Potter” a la gran pantalla y se decía también que la historia que traería de vuelta al entrañable personaje sería nada menos que “Harry Potter y el legado maldito”, drama que fue concebido originalmente como obra de teatro. 

Y ese plan en no sería extraño, pues como sabemos, la franquicia de “Animales fantásticos” que es parte de ese mismo universo, funcionó poco en el cine, fue un fracaso en críticas y no representó grandes ganancias en la taquilla, a pesar de que la misma J. K. Rowling fue quien escribió el guion para la trilogía (“Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, “Los crímenes de Grindelwald” y “Los secretos de Dumbledore”) y  David Yates, el mismo director de las últimas películas de Harry Potter quien las realizó, sin embargo, eso no fue suficiente para que el público aceptara con entusiasmo las aventuras de Newt Scamander (Eddie Redmayne) y sus criaturas. Fue más la inversión que hizo el estudio en producir estas películas que lo que recuperó, por ello, el fin de semana pasado, la nueva administración de Warner Bros., anunció que esta saga quedaba oficialmente cancelada. 

Pero si algo saben tanto el estudio como la autora, es que la franquicia podría aún representar grandes ganancias y además, el público agradecería de manera prácticamente indiscutible el que Harry y sus amigos, retornen en una nueva cinta, pues finalmente, hay una generación completa que creció leyendo las novelas y luego, viendo las películas, por lo que se estaría vaticinando prácticamente un éxito asegurado, pues se sabe, el público que evolucionó con esta saga cinematográfica, estaría gustosa de regresar a ver a los personajes al cine y ahora, mostrar el motivo a la nueva generación de su éxito y aceptación. 

Ante tales proyecciones, el nuevo CEO de Warner Bros. – Discovery, David Zaslav, ha afirmado desde que asumió el mandato del todopoderoso estudio, que saben que Harry Potter es sinónimo de éxito por el amor que los fanáticos le profesan al personaje, y que están dispuestos a continuar con sus historias, aunque no sea con “Animales fantásticos” que no vio gran éxito en la taquilla, además de que estuvo rodeada de complicaciones desde el comienzo, primero, por la situación legal de Johnny Depp (Geller Grindelwald) y que tuvo que ser reemplazado por Mads Mikkelsen en las dos cintas posteriores, luego la pandemia por la Covid-19 y para rematar, la salud mental y comportamiento errático de Ezra Miller (Credence Barebone), uno de sus protagonistas y que puso en riesgo el plan de promoción de la última entrega de esta trilogía. De plano, esta franquicia estuvo llena de dificultades. 

Y por ello, el estudio ha visto en “Harry Potter y el legado maldito” un área de oportunidad interesante, justamente porque esa historia se liga directamente con los libros y las películas que encumbraron ambos formatos y se desarrolla 19 años después de los acontecimientos de “Las reliquias de la muerte”; y es que en ella están los personajes de los que el público tiene referencias, la historia es conocida por prácticamente todo el mundo y es bien sabido, por el éxito de la puesta teatral en Londres y Broadway, que tendrían casi garantizado un triunfo de taquilla y ganancias aseguradas. Sin embargo, aún hay un pequeño paso que dar, convencer a J. K. Rowling de que venda los derechos de “…el legado maldito” para cine, pues la autora en realidad tenía puestas todas sus esperanzas en la saga de “Animales fantásticos”. Sin embargo, la relación de negocios entre Rowling y Warner siempre llega a buen puerto pues han tenido esa reciprocidad por más de dos décadas y el estudio sabe, que Rowling no está peleada con el dinero. 

La esperanza de poder ver en el celuloide la historia que fue concebida originalmente para teatro, ha emocionado a los fanáticos más fieles de la historia, quienes ya inundan las redes sociales, presionando a Warner para que haga realidad este rumor que comenzó a circular ayer con fuerza. Y sí, ojalá pronto veamos esta gran historia en el cine. 

Mi Twitter:

@iorcuevas 

Cinco grandes películas que cumplen 30 años en 2022 (y donde verlas)

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Han pasado tres décadas desde 1992, un año que sin duda fue uno de los mejores en materia cine y este jueves, aprovechando que se acerca el fin de semana, les invito a que recordemos cinco películas que llegan a los 30 años de existencia y su disponibilidad en plataformas: 

1.- “El guardaespaldas” (1992)

Director: Mick Jackson 

Protagonistas: Kevin Costner, Whitney Houston, Bill Cobbs, Gary Kemp, Ralph Waite, Tomas Arana y Mike Starr

Productoras: Tig Productions, Warner Bros. y Lawrence Kasdan

Distribución: Warner Bros. Pictures 

Disponible en: HBO Max y Cinépolis Klic 

El debut cinematográfico de Whitney Houston fue justamente con esta película, que alcanzó un éxito sin precedentes en el mundo, a pesar de que la crítica no fue benevolente en ningún sentido con ella, teniendo hasta la fecha, evaluaciones generalmente negativas, por ejemplo: IMDb la valora con un 5.3/10, Metacritic con 39/100 y Rotten Tomatoes con un 39%, es decir, la crítica la odia hasta la fecha. Caso contrario es el público, que ha hecho de esta historia de amor y suspenso un verdadero clásico del cine y resultó ser el proyecto más exitoso de la carrera de Whitney Houston y de su director, el británico Mick Jackson. La banda sonora de “El guardaespaldas” es hasta la fecha, la de mayores ventas en la historia de la música y el cine, además de que dos de sus canciones fueron nominadas al Oscar: “I Have Nothing” y “Run To You”, siendo vencidas por “A Whole New World” de Aladdin. Recordar esta cinta, icono de la década de los noventa y la que hizo a Whitney una verdadera figura mundial, siempre será una excelente opción. 

2.- “Batman regresa” (1992)

Director: Tim Burton

Protagonistas: Michael Keaton, Danny DeVito, Michelle Pfeiffer, Michael Gough, Pat Hingle y Christopher Walken

Productoras: Warner Bros. Pictures y PolyGram Films

Distribución: Warner Bros. Pictures 

Disponible en: HBO Max y Cinépolis Klic

La segunda entrega de la franquicia de Batman dirigida por Tim Burton llegó en el verano de 1992, cosechando elogios por parte de la crítica, pero no tanto del público, que se quejó del tono oscuro que el cineasta empleó como ambiente para la película, que se ubica en un nevado invierno en Ciudad Gótica. De nada le valieron las enormes actuaciones de Michael Keaton como Bruce Wayne / Batman, que cabe hacer mención, en esta cinta sí se luce, de Danny DeVito como “El Pingüino” y de Michelle Pfeiffer como Selina Kyle / Gatúbela que también es estupenda, las dos nominaciones al Oscar, la fenomenal banda sonora de Danny Elfman o el éxito en taquilla para que Warner considerara seguir con este universo como tal, cambiándolo por ese Batman fosforescente y de chiste en sus dos cintas subsecuentes que más bien dan un poco de vergüenza. “Batman regresa” es el tipo de película que todos los fanáticos de DC han pugnado con el estudio por ver siempre: es oscura, es un tanto violenta, tiene buen desarrollo de personajes y no se aleja demasiado de lo planteado en las viñetas ¿es mucho pedir? Su influencia ha sido tal, que actualmente, en el llamado DCEU antes del cambio de directivos, se planeaba regresar a Keaton como Batman, ahora como un personaje perturbado y maduro, pero que con el nuevo rumbo que ha tomado Warner-Discovery para DC Films, no sabemos si lo veremos. Lo que sí, es que disfrutar de “Batman regresa”, siempre es grandioso. 

3.- “Cuestión de honor” (1992)

Director: Rob Reiner 

Protagonistas: Tom Cruise, Demi Moore, Jack Nicholson, Kiefer Sutherland, Kevin Bacon, Kevin Pollak y J. T. Walsh

Productora: Castle Rock Entertainment 

Distribución: Columbia Pictures 

Disponible en: Cinépolis Klic, YouTube Premium y Amazon Prime Video (para renta)

Una película simplemente impresionante. Actuaciones brillantes del trío de protagonistas y un ritmo tan vertiginoso que nos atrapa como espectadores desde el inicio de la película; “Cuestión de honor” fue un éxito en taquilla inmediato, gracias a que fue protagonizada por el galán del momento en el mundo: Tom Cruise, pero aquí hay que mencionar algo, Cruise nunca ha sido un mal actor y así lo demostró desde su juventud y esta cinta, es quizá su gran examen profesional al alternar en pantalla nada menos que con Jack Nicholson, que en ese tiempo, ya era considerado uno de los mejores actores de la historia del cine y que sin duda, no debe ser algo fácil para cualquier actor. La película, quizá una de las más grandes de todos los tiempos, obtuvo cuatro nominaciones al Oscar, entre las que destacaron “Mejor película” y “Mejor actor de reparto” para Jack Nicholson, además de que ocupa la quinta posición en el Top 10 de “AFI’s 10” en la categoría de “Películas judiciales”.

4.- “Drácula de Bram Stoker” (1992)

Director: Francis Ford Coppola

Protagonistas: Gary Oldman, Wynona Ryder, Keanu Reeves y Anthony Hopkins

Distribución:  American Zoetrope y Columbia Pictures

Distribución: Columbia Pictures 

Disponible en: HBO Max, Cinépolis Klic y YouTube Premium 

Esta historia gótica de romance, erotismo y horror ha sido una de las más aclamadas versiones del icónico personaje de Transilvania. En ese año, Columbia Pictures tenía planeado hacer una serie de películas llamadas “Adaptaciones de alto impacto”, que involucraban a personajes de los llamados monstruos, pero al ser estos, propiedad de Universal Pictures, debían hacerlas fieles a las novelas de donde fueron extraídos. Después del éxito de “Drácula de Bram Stoker” tanto en crítica como en taquilla, realizaron “Frankenstein de Mary Shelley”, pero cuando a esta última le fue pésimo en ambos rubros, desecharon la idea de esas adaptaciones. “Drácula de Bram Stoker” es una de esas películas que se disfrutan de principio a fin; el desarrollo de los personajes y la adaptación de la novela al cine han sido de los elementos más aplaudidos al paso de los años, reconociendo a la película como un logro técnico y artístico en todo sentido, además de que rescató la carrera de Francis Ford Coppola, que no había tenido un gran éxito cinematográfico desde hacía varios años. La elección del elenco también fue reconocida casi de manera unánime, siendo quizá la designación de Keanu Reeves como Jonathan Harker la que fue menos halagada; y la guinda fue, sin temor a equivocarme, la hermosa y tenebrosa banda sonora creada por el compositor polaco Wojciech Kilar. En este tiempo y para ver buen cine, qué mejor que esta entrañable cinta. 

5.- “Aladdin” (1992)

Directores: Ron Clements y John Musker

Protagonistas (voces): Robin Williams, Scott Weinger, Jonathan Freeman, Linda Larkin, Frank Welker, Gilbert Gottfried, Douglas Seale y Jim Cummings

Productoras: Walt Disney Pictures y Walt Disney Feature Animation

Distribución: Buena Vista Pictures Distribution

Disponible en: Disney +

Una película mágica en todo sentido. Esta, fue la primera en la que Disney conseguía a una súper estrella para el doblaje de uno de sus personajes y fue Robin Williams, el que prestó su voz e incluso, algo de personalidad y gestos al Genio, que resultó ser el elemento más emocionante de la cinta de animación, asimismo, se dijo que el personaje principal, Aladdin, estaba inspirado en Tom Cruise. Pero “Aladdin” no solo representó un logro a nivel técnico, sino que fue una digna sucesora de “La bella y la bestia” en el éxito pues, obtuvo dos premios Oscar y dos Globos de Oro gracias a su estupenda banda sonora y a su canción principal: “A Whole New World” interpretada por el legendario Peabo Bryson y Regina Belle, que también ganó un Grammy y estuvo tres semanas en la cima del Billboard Hot 100. Sin duda, siempre es buen momento para ver una de las obras maestras de Disney. 

Ojalá estas opciones, hagan de este fin de semana algo espectacular. Y tú, ¿de qué otra película que cumple 30 años te acuerdas? 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

De actor «discriminado» a estrella de Marvel

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Una de las mejores noticias a nivel de entretenimiento actuales que esta semana tenemos, es que la madrugada del jueves se estrena por fin la esperadísima “Pantera negra: Wakanda por siempre”, secuela de la exitosa “Pantera negra” de 2018, que además compitió por el Oscar a Mejor Película el año siguiente y que fue protagonizada por el desaparecido Chadwik Boseman. 

Y por todo lo que representó la cinta del súper héroe afrodescendiente, la segunda parte de la película es quizá uno de los estrenos más ambiciosos de la casa Marvel, y para el público mexicano representa, además, una emoción más, pues los connacionales Tenoch Huerta, Mabel Cadena y Manuel Chávez son parte importante del elenco, siendo el equipo de antagonistas y representando de una manera espectacular, el vestuario y la plástica de la cultura prehispánica mexicana. Pero, quien se ha robado los reflectores de todo el elenco a nivel internacional es sin duda Tenoch Huerta en el papel de Namor, que ha sido elogiado por la crítica por su trabajo actoral y por representar a la cultura mexicana de una manera muy digna. 

Pero el actor a lo largo de su carrera, ha sido señalado por varios sectores en nuestro país, no por su trabajo actoral, pues es bien sabido que es uno de los mejores histriones de su generación, sino por su activismo contra la discriminación de la industria televisiva y cinematográfica de nuestro país y por sus posturas radicales, señalando que su color de piel ha sido el principal obstáculo para obtener trabajos y personajes importantes en el cine o la televisión. Simpatizante abierto de los principios y posturas de la 4T, Huerta se ha visto envuelto en polémicas muchas veces innecesarias, pues en su afán de denunciar el racismo y la discriminación hacia los actores que no son “blancos”, ha tenido comportamientos y narrativas similares a las que él denuncia. 

En 2020 por ejemplo, el actor de 41 años publicó en su cuenta de Twitter, que pedía “fusilar a los acusados por traición a la patria” por lo que inmediatamente se le acusó de apoyar la pena de muerte en México, fue tanta la polémica que causó en la red social y tantos señalamientos de que sus ideas iban en contra de su postura, que Tenoch decidió borrar el ‘tweet’, no sabemos si por iniciativa propia o por petición de su agente, pero dispuso quitarlo y hacerse responsable de lo que había escrito. Obviamente acusó que su mensaje, fue sacado de contexto. 

Otro ejemplo de las contradicciones de Huerta sucedió en 2021, cuando estrenó en su canal de Youtube el programa “Racismo: el problema que México no quiere ver”. La idea fue buena, el contenido, aunque con sesgo pues estaba Estefanía Veloz, una de las más apasionadas propagandistas de la 4T, pretendía hacer una denuncia que sí existe en la industria del entretenimiento no solo a los actores de piel morena, sino a los que padecen de sobre peso, a los que viven con una discapacidad y demás condiciones que impedirían que protagonizaran una historia. Todo iba bien hasta que en un punto, Huerta y compañía comenzaron a llamar a los actores de telenovelas y cine “Whitetrash” (basura blanca), convirtiéndose en lo que denunciaba: un discriminador. Obviamente, los comentarios de la mayoría de su audiencia no fueron para nada halagadores. Insisto, la idea era buena, sin embargo, creo que no es congruente denunciar discriminación y argumentar con agresiones a sus compañeros de profesión. 

Mucha de la gente en Twitter, red social preferida del actor, lo ha acusado de usar el tema de la discriminación solo para generar polémica y crear división. Huerta, también utiliza de manera frecuente el lenguaje provocador que articulan los allegados al gobierno federal, pues en diversas ocasiones ha mencionado términos como “fifí”, “minorías”, “conservadores”, “oligarcas”, “poderosos” y todas las demás palabras de la narrativa del resentido social promedio, sin detenerse a pensar que él pertenece a cualquiera de esos grupos por el privilegio de ser una figura pública y que “pese” a su color de piel, seguramente acude a centros comerciales exclusivos y a restaurantes de lujo, aunque luego alegue discriminación como en noviembre de 2021, cuando pidió a toda la gente de tez morena estar pendiente a la hora de visitar los centros comerciales, pues según sus propias palabras, les iban a revisar las bolsas, los iban a seguir como si se fueran a robar algo o a revisar su tenían saldos sus tarjetas de débito.   

En febrero de este año, Huerta concedió una entrevista al portal “Pie de página”, donde mencionó que no le gustaban las telenovelas, pues mencionó: â€œNo me gustan las telenovelas, siento que, en cuestión de talento, historias, narrativa, no tienen nada que me ofrezcan a mí, y yo nada que ofrecerles a las telenovelas”. Ese comentario de nueva cuenta generó opiniones divididas, pues, aunque hubo gente que lo apoyó en sus dichos, hubo otros que lo señalaron de quejumbroso y que, con esas declaraciones, solo mostraba sus traumas y frustraciones. Algunos comentarios le referían a Luis Fernando Peña, que había declarado en algún momento, que él le había sacado ventaja como actor el ser moreno y de estatura baja. 

No puedo ni podemos negar el talento histriónico de Huerta. Su calidad actoral ha trascendido y lo han llevado a interpretar varios papeles en el cine y televisión. Pero tampoco podemos negar que es un actor polémico en todo sentido y que ha sacado grandes ventajas de su postura radical para obtener trabajos como el que estaremos próximos a ver (porque todos lo iremos a ver), en “Pantera negra: Wakanda por siempre”, pero aún con el orgullo que me da que un mexicano esté en una producción de esa magnitud, me asalta una gran curiosidad de cómo hubieran sido sus declaraciones si no hubiera sido él el elegido para interpretar a Namor, y qué pensará ahora: está trabajando para la oligarquía (Disney), en un país en el que dijo, le incomoda actuar porque solo le darían papeles de “malo”, “narcotraficante” o “secuestrador” y en esta cinta, Namor es el villano; y pues, aunque las películas de “Pantera negra” han sido la nueva expresión del “blaxplotation”, no deja de ser una industria dominada por la gente blanca, esa a la que él llamó basura en algún momento. Y lo que escribo hoy, no es para desearle que le vaya mal, al contrario, ojalá encuentre en Hollywood una industria donde no padezca tanto como en nuestro país y donde realmente, le reconozcan su talento. Con eso y todo, yo también estaré emocionado en próximos días en la sala de cine, viendo esta majestuosa producción, donde Huerta no solo se ve imponente en ese traje prehispánico, sino donde seguramente, nos brindará una actuación espectacular. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

Regresa Cavill como Superman

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

El pasado fin de semana, se estrenó la nueva película de DC Films y Warner Bros., “Black Adam”, protagonizada por Dwayne “The Rock” Johnson, Pierce Brosnan, Aldis Hodge y Noah Centineo entre algunos actores más y como era de esperarse, este lanzamiento estuvo lleno de polémicas por lo contradictorio de las críticas en páginas especializada, pues mientras MetaCritic la calificó con un 4.1/5 e IMDb con 7.1/10, Rotten Tomatoes la estimó con 39% de aprobación de parte de los críticos y un 90% por parte de la audiencia, lo que avivó la reyerta sobre que la página de los tomatazos siempre beneficia a la casa Marvel, pues recordaron que los críticos que opinan en ese portal han dado excelente puntuación a producciones que la audiencia ha repudiado, como “She-Hulk” con un 85% de comentarios positivos contra 34% del público o “Capitana Marvel” con 79% de especialistas en contraste con un 45% del público. 

Pero sin duda, la polémica en ese sentido no fue todo lo que acompañó a esta súper producción del universo DC, sino que fue la escena post créditos que tuvo una sorpresa, que en realidad era un secreto a voces: el regreso de Henry Cavill como Superman a las producciones de la casa Warner. Como sabíamos, la pasada administración del gigantesco estudio, desechó por completo el universo creado por Zack Snyder y despidió a gran parte del elenco que el cineasta había contratado para encarnar a los súper héroes, conservando solo a Gal Gadot como la Mujer Maravilla, a Margot Robbie como Harley Quinn, a Ezra Miller como The Flash (que hoy se tambalea) y a Jason Momoa como Aquaman. Ben Affleck anunció su retiro como Batman a inicios de 2018 y el estudio anunció que había despedido a Henry Cavill como Superman a principios de 2019, poco antes del estreno de “¡Shazam!”, además de la escandalosa y polémica renuncia de Ray Fisher como Cyborg, después de los malos tratos que sufrió por parte de Joss Whedon en los ‘reshots’ de “Liga de la justicia” de 2017; es decir, todo lo que se había concebido en un inicio como un universo extendido y con contenido más adulto (tipo “Game Of Thrones”) prácticamente se daba por terminado. La esperanza se desvaneció por completo, cuando en 2020, Christopher Nolan, uno de los productores ejecutivos de este universo y uno de los más aclamados cineastas de los últimos 20 años, anunciaba su renuncia a Warner Bros. para unirse a Universal Pictures. Es decir, desde 2018, no había manera de que el universo DC, llegara a buen puerto como se había ideado desde el inicio. 

Un ápice de esperanza se dio, cuando en 2020 se anunció que el entonces inexistente corte de Snyder de “Liga de la justicia” llegaría a la plataforma de HBO Max en 2021; sin embargo, no pasó más. AT&T tuvo que vender Warner Bros. a Discovery ese año, para que poco a poco, las peticiones de los fans fueran escuchadas, pues los fervientes seguidores de los más grandes súper héroes de los comics no estaban contentos con el giro que WB le estaba dando a su universo, dándole mucha importancia a súper héroes de apoyo, olvidando a su amada trinidad, además de que planeaban introducir a “Supergirl” y “Batichica” en sustitución de Superman y Batman, no está mal, pero la gente quería ver a los grandes. 

Poco a poco, la petición de los fans está siendo escuchada por los nuevos ejecutivos del estudio. Todo comenzó cuando Jason Momoa anunció en julio pasado en su cuenta de Instagram que Ben Affleck aparecería como Batman en la segunda película de Aquaman, titulada “Aquaman y el reino perdido”. Después de los escándalos provocados por el delicado padecimiento de salud mental de Ezra Miller y el retraso de un año del estreno de “The Flash”, se supo que Andy Muschietti, el director de la cinta se encuentra haciendo ‘reshots’ de la misma y que también Batman interpretado por Ben Affleck tiene gran peso en ellos, no sabemos si quitarán a Batman de Michael Keaton o qué pasará. Se dio a conocer también que Gal Gadot tendrá un cameo como la Mujer Maravilla en la segunda cinta de Shazam y se rumoreaba con insistencia que Henry Cavill estaría en la cinta “Black Adam”. El estudio lo negó, el actor lo calló, “The Rock” dijo absolutamente nada al respecto, aun cuando Google nos confirmaba en la búsqueda que el Superman de Cavill formaba parte del elenco de la película. Pero lo creímos hasta que lo vimos, porque Warner ha jugado tantas veces con los sentimientos de su público, que el escepticismo ya es la constante; y así fue, Superman apareció y uno que otro aplauso se hizo escuchar en la sala de cine, pues recordemos que los héroes de DC no causan el furor que provocan en los adolescentes las cintas de Marvel. 

Fue hasta ayer lunes por la mañana y después del exitoso estreno de la cinta de uno de los más poderosos villanos del universo DC, que Henry Cavill vía su cuenta de Instagram nos hizo saber de manera oficial, que él está de regreso encarnando a Superman y que grandes cosas están por venir: “Quería esperar hasta el fin de semana a que todos vieran “Black Adam”. Lo que vieron, es una pequeña muestra de lo que está por venir. El amanecer de una esperanza renovada, gracias por su paciencia, les aseguro que será recompensada”, escribió y dijo en un breve video el actor británico. Y la esperanza que representa Superman, está de vuelta en su público, que lo considera la mejor versión en ‘live action’ del hijo de Criptón, que espera la segunda parte de “El hombre de acero” y que ahora sí, el tan ansiado universo extendido DC que sí se plantea en “Black Adam”, sea una realidad. Por el momento, los fans han sido escuchados y Henry Cavill, está oficialmente de vuelta como Superman. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas