¡Whitney!


Ismael Ortiz Romero Cuevas

El pasado 11 de febrero, se cumplieron ocho años de que la gran Whitney Houston dejó este mundo. No voy a rememorar sus adicciones y su vida después de la película “El guardaespaldas”, pues creo que ese filme y su respectiva banda sonora, fueron quizá sus más grandes éxitos, a pesar de que anterior a ello y después tuvo muchos más, sin llegar a la grandeza de los temas “I Will Always Love You” y “I Have Nothing”, piezas centrales de la película y que representaron éxitos sin precedentes en números y popularidad para la oriunda de Nueva Jersey. 

Así que hoy, estimados lectores y aunque ha pasado una semana desde que ese aniversario sucedió y que casi todos los medios estaban hablando ese día, aún del triunfo de “Parásitos” en el Oscar, hoy, les invito a que recordemos seis temas de la artista más galardonada de todos los tiempos, la inigualable Whitney Houston: 

1.- “One Moment In Time” 

Compositores: Albert Hammond y John Bettis

Disco: One Moment In Time, 1988 Summer Olympics (1988)

Compañía discográfica: Arista Records

Un himno de superación y de creer en uno mismo, es este tema que fue el principal de los juegos olímpicos de Seúl 1988. “One Moment In Time”, alcanzó el puesto número uno en las listas de popularidad británicas y el top 5 en los Estados Unidos. En nuestro país este tema no es tan popular como otros de la gran Whitney, sin embargo, al paso de los años se ha reconocido como una de sus más grandes interpretaciones. 

2.- “You Give Good Love”

Compositor: LaLa

Disco: Whitney Houston (1985)

Compañía discográfica: Arista Records

Primer sencillo del primer álbum de Whitney que lleva un título homónimo. Este tema alcanzó el puesto número tres de Billboard Hot 100 e hizo que la cantante, adquiriera gran popularidad en su país. Este disco, es que el presidente de Arista Records, Clive Davis, preparó de forma minuciosa para lanzar a Houston al estrellato. Así, reunió a grandes compositores y productores como Kashif para que realizaran un álbum que fuera un referente en el R&B. Lo lograron, este tema es uno de los más reconocidos de la cantante. 

3.- “I Wanna Dance With Somebody”

Compositores: George Merrill y Shannon Rubicca

Disco: Whitney (1987)

Compañía discográfica: Arista Records

Este track fue el primer ‘single’ de su segundo álbum, el cual llevó por nombre solamente “Whitney”. La canción “I Wanna Dance With Somebody” fue el quinto corte de Houston en ingresar de manera consecutiva al puesto número uno de Billboard Hot 100 y permanecer en ese sitio durante dos semanas. También fue un gran éxito internacional y se dice, alcanzó la primera posición en más de trece países. Un tema icónico del pop y el R&B. 

4.- “I’m Your Baby Tonight” 

Compositores: L. A. Reid y Babyface

Disco: I’m Your Baby Tonight (1990)

Discográfica: Arista Records

Este es otro de los temas más famosos de Whitney a nivel mundial. Fue el primer ‘single’ de su tercer disco de estudio, mismo que le produjo el desde ya entonces prestigiadísimo Antonio L. A. Reid, uno de los maestros del soul y R&B a escalas internacionales. El track se convirtió en número uno de Billboard Hot 100 y estuvo en el top 5 en prácticamente todo el mundo. Este exitoso disco y sus igualmente célebres sencillos, tuvieron mucha responsabilidad para que Whitney fuera llamada a estelarizar la cinta “El guardaespaldas”, un año después. 

5.- “Million Dollar Bill” 

Compositores: Alicia Keys; Swizz Beatz; Harris; Norman

Disco: I Look To You (2009)

Discográfica: Sony Music / Arista / RCA

“I Look To You” fue el último disco de estudio que alcanzó a grabar la gran Whitney, dos años antes de su sorpresivo deceso y es quizá, el menos exitoso de su carrera en cuanto a números y posiciones. Aún con eso, se dice que este material ha vendido más de tres millones de copias y el primer sencillo, el tema “Million Dollar Bill” se colocó en la posición 13 del Billboard Hot 100. Es cierto, esto puede parecer un gran logro para otros artistas, pero Whitney, siempre había tenido número y posiciones impresionantes. 

6.- “When You Believe” (A dueto con Mariah Carey)

Compositores: Stephen Schwartz y Babyface

Disco: My Love Is Your Love (1998)

Discográfica: Sony Music / Columbia / Arista

Esta canción apareció en dos álbumes más al mismo tiempo, a parte del de Whitney, “#1’s” de Mariah Carey y en el soundtrack de la película de animación “El príncipe de Egipto”. En un acontecimiento sin precedentes, las dos cantantes femeninas más exitosas de la industria en esos años (y creo que también de estos), se unían para interpretar una de las piezas más famosas del cine. Este tema fue el ganador del Oscar en 1999 en la categoría de Mejor Canción, además de que, pese a que en Billboard Hot 100 sólo alcanzó el puesto 15, sí fue número uno en países como Bélgica, Italia, Francia, Países Bajos, Noruega, España, Suecia, Suiza y Reino Unido, representando también ventas millonarias en prácticamente, todo el orbe. Y es que, no siempre se unen dos de las más grandes voces de la música en un tema. 

Las canciones de Whitney, son muchos más que las del soundtrack de “El guardaespaldas” y espero, con este humilde recordatorio, rememoremos como merece, a una de las más grandes cantantes de todos los tiempos.

El hombre que vendió el mundo


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Había prometido, ya no escribir tanto de David Bowie porque me gana lo fanático y termino haciendo comentarios parciales hacia su trabajo. Lo bueno es que creo que mucha gente, al igual que yo, reconoce el talento y el aporte del británico a la música, al arte e incluso, a la filosofía. 

Una de las cosas con las que de verdad, no pude hace unas semanas que leía una especie de artículo en internet fue cuando quien escribía esos renglones citaba por alguna circunstancia a Nirvana con “su creación” llamada “The Man Who Sold The World” que había incluido como canción nueva en el MTV Unplugged de la banda, lanzado en 1994, cuando Kurt Cobain ya había dejado de existir. Pero eso no era todo, mencionaba que la canción era una especie de golpe de inspiración trágica que presagiaba el triste final del vocalista y líder de la agrupación creadora del grunge. 

Puede ser que la letra sí haya sido una especie de testamento de Cobain, pero con todo y lo que mucha gente cree, la canción no es original de Cobain ni de ningún integrante de Nirvana, sino del maestro David Bowie (les digo, me sale lo fan) y que además, fue el nombre del tercer disco de estudio del británico, antes de que Ziggy Stardust, Aladdin Sane o The Thin White Duke se asomaran a la escena. De hecho, para muchos críticos y especialistas, es justamente el disco “The Man Who Sold The World”, editado en 1970 el que realmente inicia el sonido característico y legado de Bowie a la música; ese material, además, es diferente a lo que el británico había realizado en sus dos trabajos anteriores, argumentando que es con ese disco, con el que nace el sonido que hoy conocemos como hard rock y que derivó en el heavy metal. 

No es un secreto tampoco que las creaciones de Bowie sirvieran de inspiración para las creaciones de Cobain, se dice incluso, que su camaleónica majestad era uno de sus artistas favoritos por todo el misterio y halo de cierta fantasía que lo rodeaba. Kurt Cobain contaba también que justamente “The Man Who Sold The World” era uno de sus discos favoritos en toda su vida; por eso, no es extraño que realizara una versión de la canción que él consideraba, tenía una temática vigente en cualquiera que fuera el contexto en el que se interpretara. 

Y la versión de Nirvana de este emblemático tema que realizaron para el MTV Unplugged no es en absoluto mala, al contrario, el mismo Bowie alguna vez halagó aquella versión que muchos consideraron, una de las interpretaciones más trágicas de Cobain, sobre todo porque a quienes nos tocó el trágico suceso de su muerte, debemos recordar además que ese disco acústico salió en noviembre de 1994, es decir, siete meses después de su deceso; con todo y ese escalofriante y lúgubre escenario que evocaba a un funeral. 

Soy un nostálgico queridos lectores, lo sé. Soy amante de las plataformas digitales de música, sobre todo de Spotify, pero no puedo negar que me emociono mucho cada que voy a una tienda y descubro la sección de discos, donde puedo tocar los CD’s y ahora de nueva cuenta los vinilos; de hecho, aún soy de los que compra la versión física. Y les cuento esto, porque hace unos años, fui a una tienda departamental y obviamente visité aquella sección de discos y películas. En ese año, que recuerdo era 2014, se cumplían 20 años de aquél mítico Unplugged y la disquera había relanzado una versión en disco compacto de aquél concierto y por ende, de “Nevermind”, quizá el trabajo más emblemático de Nirvana. Cuando el vendedor se acercó a mí, en ese entonces un chico que seguramente tenía unos escasos 20 años, le dije: 

  • “¿Me puedes cobrar este disco por favor?”- era la edición especial del MTV Unplugged de Nirvana. 

En eso volteo y veo también “Nevermind” y le digo al chico: 

  • “¡Ah! Y también este, el de Nevermind” …

El chico voltea y con una especie de mirada y tono burlón me dice: 

  • “Este disco no es ese que dice, este es de Nirvana…”
  • “Claro”- le dije, -“Es de Nirvana, pero se llama “Nevermind”, ¿No lo conoces? – Pregunté. 
  • “Pues he escuchado algunas, en realidad no le entiendo mucho ni me gusta su música”- Me contestó. 
  • “Pues deberías aprender un poquito de esto si tu trabajo es vender discos”- le comenté. Pagué y me retiré. 

Ese fue el día en que le hablé del trabajo emblemático de Nirvana, a un chico que no los conocía y menos los había escuchado. Así, este día, espero haber tenido la sensibilidad también de despertar la curiosidad al menos en una persona para que escuche aquél trabajo de Bowie de 1970, que ha inspirado a un sinfín de grupos y cantantes; además de conocer el material al que se le atribuye la creación del hard rock, rock gótico y dark wave, además de introducir al mercado el antecedente de lo que hoy conocemos como heavy metal. Y sí, también hacerle saber a muchos que el hombre que vendió el mundo fue la inspiración de aquellos que intentamos cambiarlo. 

Isaac Asimov y lo que ha contribuido al cine


Ismael Ortiz Romero Cuevas

† A mi padre, el Ing. Ismael Humberto Ortiz Romero, 

quien ayer 29 de enero hubiera cumplido 68 años. 

Se han cumplido 100 años del nacimiento de uno de los más grandes autores de ciencia ficción de la era moderna: Isaac Asimov. Escritor de origen ruso, pero nacionalizado estadounidense y que siempre, tuvo a la ciencia como una de sus mayores aliadas; tanto, que además de escritor, era profesor de bioquímica. 

Pero hablar de Asimov no es nada más hablar de grandiosas novelas y relatos que tienen qué ver con la ciencia ficción; es también adentrarnos al mundo del cine y de la televisión. Y aunque no todo lo que ha estado basado en sus historias ha resultado un éxito, podemos decir que al menos dos grandes clásicos del cine sí han salido de las historias del célebre autor. Mencionemos que, aunque se han tenido expectativas altas con algunos de sus relatos, ha habido series de televisión como “Probe” en 1988 emitida por la cadena ABC, pero que fue cancelada casi de inmediato, con solo siete capítulos entregados debido a la baja audiencia; esta serie ha sido subida innumerables ocasiones a algunos portales y plataformas de manera ilegal, pero más tardan en subirla que Warner Bros., en darse cuenta y retirarla. Se dice que “Probe” no es mala, pero que representa una pérdida y vergüenza significativa para el estudio creador, por lo que no se encuentra a la venta en ningún formato. 

También en 1988, se lanzó en una película de bajo presupuesto la cinta “Nightfall”, una adaptación de la novela corta del mismo nombre y que se publicó por primera vez, en 1942. Una cinta con una crítica tan mala (porque la cinta es muy mala) que es mejor olvidar a pesar de que la historia es atractiva a más no poder. Se trata de un planeta en el que sus habitantes no conocen la oscuridad, ya que son iluminados por sus seis soles durante todo lo que dura su día. Así, cuando acontece un eclipse solar simultáneo, las cosas se complican. En 2000, hicieron un ‘remake’ pero también de bajo presupuesto y las cosas no fueron diferentes. 

Pero ahora, veamos cuáles son al menos esas dos cintas que son consideradas clásicos del cine y que están basadas en relatos y novelas del gran Asimov: 

1.- “El hombre bicentenario” (1999)

Director: Chris Columbus.

Protagonizan: Robin Williams; Sam Neill y Embeth Davidtz.

Producción: Touchstone Pictures / Columbia Pictures / 1942 Pictures.

Distribución: Columbia Pictures.

Una película basada en el cuento escrito por Asimov del mismo nombre, y publicada en 1976 como parte de la antología “Stellar #2” y que además, ganó el premio Nébula a Mejor Relato Corto ese mismo año; asimismo, esta cinta también cuenta con elementos de la historia “El hombre positrónico” que el mismo Asimov escribiría años más tarde junto a Robert Silverberg. La crítica no fue nada benevolente con “El hombre bicentenario”, que actualmente mantiene una puntuación de solo el 36% de críticas positivas en Rotten Tomatoes, sin embargo, la taquilla resultó exitosa gracias al gran carisma de Robin Williams y el reconocimiento que siempre tuvo del público. Las leyes de la robótica creadas por Asimov, se asoman por vez primera al cine con esta película, aunque en realidad es mucho más emotiva que profunda y eso es justamente lo que ha valido las implacables críticas acometedoras. Aún con eso, podemos decir que esta película, nos sigue conquistando. 

2.- “Yo, robot” (2004)

Director: Alex Proyas.

Protagonizan: Will Smith; Bridget Moynaghan y Bruce Greenwood.

Producción: Overbrook Entertainment.

Distribución: 20th Century Fox.

Las leyes de la robótica fueron presentadas por primera vez en esta obra de nueve relatos cortos publicada en 1950, en los que además esas ordenanzas, fungen como eje conductor de las historias. Pero eso, no pasó en la obra de Proyas, donde solo se rescatan algunos elementos de la novela, que también tiene recapitulaciones de “Las bóvedas de acero”, también escrita por Asimov en 1954. Lo más criticado de la cinta estelarizada por el otrora Príncipe del Rap es que, en realidad se parece mucho más a la novela “Caliban de Isaac Asimov”, escrita por Roger McBride Allen y que tiene como escenario, un supuesto universo creado a partir de las novelas de Asimov. Rotten Tomatoes la tiene aún calificada con un 56% de críticas positivas, sin embargo, el público aún la mantiene con un 70% de aprobación. Y es que esta cinta se ha convertido en un clásico, porque es justamente la gente, quien la tiene como una de sus películas consentidas. 

Desde aquí, un humilde homenaje a quien fuera uno de los más grandes escritores de ciencia ficción de todos los tiempos.

Disfrutando a una leyenda como se debe…


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Hay artistas que no tienen absolutamente nada qué demostrar. Uno de ellos es el gran Rod Stewart, toda una leyenda en el mundo de la música y del entretenimiento, y desde que era vocalista de The Beck Jeff Group y Faces, ha quedado demostrado. Con una de las más longevas carreras en la música y con dos menciones en el Salón de la Fama del Rock, hace unos días el legendario rockero de la voz rasposa, celebró 75 años de vida. 

Y el 10 de enero de este 2020, no fue un cumpleaños típico para el cantante y músico, ya que también celebraba que su más reciente material, “You’re In My Heart (With The Royal Philarmonic Orchestra)” se encontraba en el puesto número uno de ventas en el Reino Unido, además de posicionarse en el Top 10 de la lista de álbumes más vendidos en nuestro continente. De verdad, Sir Rod Stewart no podía tener una mejor celebración. 

En septiembre de 2019, Stewart anunció en su cuenta de redes sociales, que había concluido con éxito el tratamiento contra el cáncer de próstata y que en breve, habría sorpresas. Con eso, abría la puerta para esperar noticias que seguramente tendrían qué ver con la música. Eso, se confirmó el 22 de noviembre del año pasado, cuando en plataformas digitales como iTunes y Spotify, se lanzó el álbum “You’re In My Heart (With The Royal Philarmonic Orchestra)”, que incluye todos los éxitos del rockero pero acompañados con arreglos de orquesta y que hacen del material, un verdadero deleite. 

El disco producido nada menos que por el también mítico realizador, Trevor Horn, quien ha hecho éxitos para artistas como Tina Turner; Pet Shop Boys; Robbie Williams; Whitney Houston; Seal y Lisa Stansfield entre algunos otros, contiene una canción inédita de nombre “Stop Loving Her Today” que lanzaron como una especie de adelanto del disco y que fue del agrado no solo de los seguidores del músico, sino que el público y la crítica elogiaron el track. Asimismo, incluye una nueva versión del tema “It Takes Two” al lado de Robbie Williams. 

Pero eso no es todo lo que Stewart nos propone en este disco que recorre su carrera de más de 50 años, nuevas y estupendas versiones de clásicos de su discografía como “Forever Young”; “Sailing”; “Have I Told You Lately”; “The First Cut Is The Deepest”; “Reason To Believe” así como la legendaria “Maggie May”, con la que abre el álbum además de contener también “Stay With Me” a dúo con su antigua banda Faces y la cual, fue su éxito. Y este es un experimento que además de sonar soberbio, es un capricho que el mismo público, solo le puede permitir a un glorificado de la industria como Rod Stewart.

El éxito del material no solo se debe a la calidad en la producción y a la magnífica orquestación que contiene; va más allá de eso. El público británico, sobre todo, se siente orgulloso de tener artistas de gran calidad compitiendo en ventas y en popularidad. Y aunque la semana en que esta placa llegó al número uno, se esperaba que fuera Harry Styles o Ed Sheeran quienes lideraran las listas, fue el Sir, el elegante, el señor, el veterano y el que se las sabe de todas, todas, quien se apoderó no solo de los charts británicos, sino también de los Estados Unidos y parte de América Latina, incluyendo nuestro país. No conforme con eso, también fue líder en las primeras semanas de este 2020 en plataformas musicales. En este momento, ya es posible encontrar el disco en formato físico, editado tanto en disco compacto como en vinil. 

De verdad queridos lectores, este material del aclamado cantante me ha dejado con un grato sabor de boca y agradeciendo el sentido del oído. Este disco, es un material que merece ser escuchado con especial detenimiento y disfrutado, como solo se puede disfrutar a una leyenda viva de la música. Por eso, Rod Stewart es un icono de la música en toda la extensión de la palabra; de verdad, este disco es algo digno de un grande; algo digno de entregarle al público. 

Caló y sus formas de amor


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Esta semana queridos lectores, tuve una experiencia extraordinaria que me llevó a recordar grandiosos años de mi adolescencia, pues por situaciones de trabajo, pude regresar a la escuela que vio mi conversión de púber a adolescente. Esa situación, trajo a mi memoria remembranzas de aquellos años y sobre todo, de la música que sonaba en la radio y era objeto de compra masivas de discos compactos por todos quienes éramos pieza de la última parte de la generación X. 

Y es que los años noventas, trajo música en inglés y en español que, hasta este momento, sigue siendo un referente obligado a prácticamente cualquier género que se encuentre actualmente de moda. También quiero aclarar que la música de esa década va más allá de rememorar a Luis Miguel, Thalía, Rocky Martin o Fey y uno de los grupos que a mi parecer tuvo una evolución interesante, aunque su carrera haya sido demasiado corta fue Caló; un quinteto mexicano, además, pionero en la inclusión del rap, hip-hop, electrónica y hasta tintes de R&B en la escena latina, revolucionando el sonido de la música en el resto del continente. 

Y llegó a mi memoria un tema que sonaba en casi todos los antros (que fue en esa década que se hizo popular esa forma de llamar a las discotecas y bares), en esos años, se trata de “Formas de amor”, un track que se incluye en el disco llamado “Sin miedo” y que salía al mercado en 1995. En ese tiempo, Caló ya tenía mucha popularidad en el mercado latino, sin embargo, el rap, que fue el estilo con el que se dieron a conocer tuvo un paso efímero en la moda y en las radios de todo el mundo, es por ello, que había que evolucionar. Así, la disquera del grupo, el entonces emporio discográfico PolyGram, tuvo a bien contratar al reconocido productor Christian de Walden para que realizara el disco “Sin miedo” y experimentara con un sonido diferente a lo que se había grabado en español hasta entonces. 

Así, llega este disco que, con su primer sencillo, logra colocar a los mexicanos en los cuernos de la luna y que los ‘chavos’ de aquella época, los consideraran una de sus bandas predilectas y es que, ¡qué forma de realizar esta canción!, “Formas de amor” es un tema que ya hubiera querido cualquier artista de moda en esos años, incluso internacional. Esto, les valió también el mote de “El Ace Of Base mexicanos”, cosa que el líder del grupo, Claudio Yarto, tomaba como un gran halago. 

Después del gran éxito de ese disco y de ese tema en específico, parecía que el camino del grupo era ya consolidarse como grandes artistas en nuestro país y en nuestro continente, sin embargo y aunque tuvieron algunos éxitos posteriores, ya no fue del tamaño de este tema, considerado hoy, un icono de la época. 

Pero, ¿por qué ningún productor se animó a rescatar el talento que había en ese grupo? Quizá el sepulcro de esa icónica agrupación fue el escándalo en el que se vio envuelto Yarto con motivo de sus adicciones a finales de los noventas; sin embargo, a alguien se le pudo pensar en producir algún material con las hermanas Maya y María, quienes habían demostrado su habilidad vocal para interpretar prácticamente todos los géneros. Pero eso no pasó y nos quedamos con un grato recuerdo de aquella canción que sonaba de manera prodigiosa en los lugares donde los jóvenes de aquella generación, nos reuníamos a divertirnos. La nostalgia sigue siendo un gran negocio y hasta este día y Caló forma o formó parte de la gira “90’s Pop Tour”, que reunía a todos esos emblemas de aquella época; donde la música por más comercial que fuera, era hecha por verdaderos profesionales. 

Hans Zimmer y lo que su música le ha hecho al cine


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Hace unos días, leía en el portal de la revista Rolling Stone, que la nueva cinta del agente 007, que llevará por nombre “No Time To Die”, atravesaba por una crisis tremenda porque el compositor de su banda sonora, el reconocido Dan Romer, había renunciado al proyecto argumentando diferencias creativas, por lo que había puesto al director de la cinta, Kary Fukunaga y a la misma Metro Goldwin Mayer, estudio productor, en serios aprietos, pues la fecha para el estreno de esta historia, que será la última que estelarice Daniel Craig, se tiene contemplada para el próximo mes de abril. 

Sin embargo, en la misma publicación mencionaba que ya se había contratado de manera emergente nada menos que a Hans Zimmer para que realizara las partituras que enmarcarán esta historia. A muchos fans del personaje y de esas películas, les pareció una noticia extraordinaria, pues ha sido Hans Zimmer quien ha realizado la música para cintas icónicas y podemos reconocer su música con solo escuchar una nota e incluso, asociarla a un personaje. Así, seguramente tendremos una canción que será recordada como la que acompañó a Craig en la última interpretación del agente. Pero para que evoquemos parte de esas emblemáticas composiciones, les invito a que recapitulemos algunas partituras compuestas por el laureado músico: 

1.- “Themes (From “Pirates Of The Caribbean”)”

Película: “Piratas del caribe: La maldición del Perla Negra” (2003)

Distribuidor: Walt Disney 

No podemos imaginar las aventuras de Jack Sparrow en toda la franquicia de esta historia, sin la gloriosa música compuesta por Zimmer y algunos otros músicos. El tema “Themes (From “Pirates Of The Caribbean”)” es una de las partituras más conocidas del cine de los últimos años y se la debemos al talento de este fantástico músico alemán. 

2.- “Is She With You?”

Película: “Batman V Superman: El origen de la justicia” (2016)

Distribuidor: Warner Bros. 

La música tiene el poder de que identifiquemos a un personaje con ella de manera casi inmediata. Eso justamente, pasó con “Is She With You?”, que acompañó al personaje de Mujer Maravilla, interpretado por Gal Gadot en la pifiada “Batman V Superman…” que a decir verdad, de las pocas cosas que fue del agrado del público y de la crítica fue la partitura creada por Zimmer y la actuación de Gal Gadot. Con esta pieza, el compositor creó una identificación sólida para el personaje que debutaba en las pantallas de cine en esa película y que fue utilizado también, con unas adecuaciones, en la película en solitario la amazona de 2017. 

3.- “Now We Are Free”

Película: “Gladiador” (2000)

Distribuidor: Universal Pictures

La pieza icónica de la obra maestra de Ridley Scott fue creada por Hans Zimmer. Es imposible no identificar esta gloriosa cinta, estelarizada por Russel Crowe, Joaquin Phoenix y Connie Nielsen sin esta magistral partitura. Por este trabajo, Zimmer fue nominado al Oscar y convirtió a la banda sonora de esta película, en una de las más vendidas en la historia de la música. En esa época, el disco compacto con la música de la película salió al mercado casi un año después de la película, y Luciano Pavarotti hace una colaboración especial. 

4.- “This Land”

Película: “El rey león” (1994)

Distribuidor: Walt Disney Pictures

Por el trabajo en esta película, Zimmer ganó el Oscar, el Globo de Oro, el SAG y el BAFTA. Y es que no solo las canciones compuestas por Elton John y Tim Rice son famosas, para prueba, escuchen este tema que también es identificable completamente con la historia de Simba. La partitura de “El rey león” es sin duda, magistral. 

5.- “The Dark Knight Theme”

Película: “El caballero de la noche” (2008)

Distribuidor: Warner Bros. 

Hans Zimmer y Christopher Nolan son colaboradores habituales. La trilogía de Batman realizada por el cineasta británico cuenta también con la grandiosa partitura de Zimmer, siendo la que realizó para la segunda cinta, “El caballero de la noche”, la que le valió gran reconocimiento del público y colocó además al compositor alemán, en un plano ya de súper estrella. 

Han faltado muchas bandas sonoras icónicas compuestas por este aclamado músico; así que, si ahora tomará las riendas del ‘score’ del 007, ya sabemos que algo más o menos así, nos espera.