El cine mexicano: más allá de Eugenio Derbez

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Hay una crisis como nunca se había visto en el cine mexicano. Y debemos ser claros con algo, es provocada únicamente por el gobierno federal y sus aliados, que parece ser, se aferran a toda costa generar la ignorancia en todos los aspectos. Hoy, no es más que una narración hasta chusca, cuando Susana Zabaleta despedía al gobierno de Enrique Peña Nieto y a su esposa con aquella frase de “a volar gaviota” en una especie de mofa y además, celebrado que ahora sí “habría ‘lana’ para cultura”, en fin, queda en anécdota. Lo cierto, es que parece ser que la cultura hoy en nuestro país se centra en que Epigmenio Ibarra produzca sus narcoseries y se reciba a Tenoch Huerta, uno de los más fervientes simpatizantes y aplaudidores de la 4T en Palacio Nacional, al fin, él ya trabaja en un gran estudio de los Estados Unidos, aunque años atrás, haya señalado a aquellos oligarcas de la industria hollywoodense de discriminación hacia los latinos; ojalá tenga mucho éxito en Disney. 

Y mientras la actual directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), María Novaro ha asegurado que nunca en la historia del país se había destinado tanto apoyo para el cine como con este gobierno, la presidenta de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, Leticia Huijara, afirma que la crisis se debe a que el Estado, ha renunciado a su responsabilidad como principal promotor y difusor de la cultura en general y del cine en particular, esto, por la desaparición de los fideicomisos destinados específicamente a la producción cinematográfica, lo que ha derivado en que la entrega del premio Ariel en su edición 2023, se suspenda de manera indefinida. A esto, han alzado la voz personalidades como Ana de la Reguera, Luis Gerardo Méndez, Joaquín Cosío, Manolo Caro, Luis Estrada, Cecilia Suárez y grandes directores como Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro, quien incluso se ofreció a costear las estatuillas del premio, que sin duda, sirven como un gran estímulo y reconocimiento al cine nacional. 

La retórica oficialista y la de sus cientos de ‘feligreses’ versa en el endeble argumento del fin de la corrupción que había en la industria del cine, dichos que, como es la costumbre del titular del ejecutivo y su gabinete, no sostiene con ni una sola prueba. Y así, esos miles de seguidores que afirman que en nuestro país hay buenos y malos, se han lanzado contra actores y productores como Eugenio Derbez, Omar Chaparro o Martha Higareda, criticando sus trabajos como si fueran los únicos que hubiera en nuestro cine y también, como si alguien les obligara a pagar un boleto para ver las películas donde aparecen estos personajes. Y para prueba que nuestro cine es de las expresiones artísticas que más apoyo merece, aquí te dejo algunas sugerencias de películas que han sido costeadas con el recurso que hoy se retiró y que han trascendido fronteras: 

1.- “Roma” (2018)

Director: Alfonso Cuarón

Protagonistas: Yalitza Aparicio, Marina de Tavira, Jorge Antonio Guerrero y Nancy García

Productoras: Participant Media y Esperanto Filmoj

Distribución y disponibilidad: Netflix

La película mexicana que le dio a nuestro cine su primer Oscar como Mejor Película en Idioma Extranjero es esta obra maestra del aclamado cineasta Alfonso Cuarón. “Roma” es una pieza artística que nos lleva a recorrer emociones al por mayor, además de que posicionó a Yalitza Aparicio en el podio de súper estrella al ser nominada al Oscar como Mejor Actriz y a Marina de Tavira como Mejor Actriz de Reparto. Del lado mexicano, “Roma” se hizo con diez premios Ariel que, entre otros, incluyeron: Mejor Película, Mejor Director (Alfonso Cuarón), Mejor Actriz (Yalitza Aparicio), Mejor Coactuación Femenina (Marina de Tavira), Mejor Guion Original, Mejor Fotografía y Mejor Dirección de Arte. “Roma” es una prueba de lo que se puede con el apoyo al cine. 

2.- “Ya no estoy aquí” (2019)

Director: Fernando Frías de la Parra

Protagonistas: Juan Daniel García Treviño, Jonathan Espinoza, Angelina Chen, Coral Puente, Adriana Arbeláez, Leonardo Garxa y Yahir Alday

Productoras: Panorama Global y PPW Films

Distribución y disponibilidad en: Netflix

Ganadora de 10 premios Ariel en 2020, que incluyeron el de Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor Revelación (Juan Daniel García Treviño), “Ya no estoy aquí” es una historia cruda, que además toma el riesgo que retratar un contexto completamente urbano y de las ciudades perdidas, pero ahora en Monterrey, contrastando la imagen que tenemos de aquella ciudad que siempre se nos ha presentado como el símbolo mexicano de modernidad y desarrollo. “Ya no estoy aquí”, nos restriega esa subcultura de los Kolombias que viven en el norte de nuestro país y que viven al estilo de la cumbia rebajada. Así, la banda de “Los terkos”, enaltecieron nuestro cine nacional previo a la pandemia por la Covid-19 y es, otro gran ejemplo de la calidad de nuestra industria. 

3.- “Noche de fuego” (2021)

Directora: Tatiana Huezo

Protagonistas: Mayra Batalla, Alejandra Camacho, Camila Gaal, Marya Membreño, Ana Cristina Ordóñez González y Memo Villegas

Productoras: Pimienta Films, Match Factory Productions, Bord Cadre Films, Desvia Produções, Cactus Film & Video, Jaque Content y Louverture Films

Distribución: Pimienta Films

Disponible en: Netflix

La cinta de Tatiana Huezo, recorrió y recibió aclamación en festivales cinematográficos de gran renombre como Cannes, el Festival Internacional de Cine de Estocolmo y el Festival de San Sebastián, fue preseleccionada para competir por México en el Oscar 2022 y además, obtuvo siete premios Ariel, entre los que destacan Mejor Película y Mejor Guion Adaptado. “Noche de fuego” es emotiva, es cruda, es visceral y poco convencional, al grado de que no podemos ocultar las emociones al verla y prácticamente vivirla. Sin duda, una película mexicana extraordinaria. 

4.- “Sueño en otro idioma” (2017)

Director: Ernesto Contreras

Protagonistas: Eligio Meléndez, José Manuel Poncelis, Fernando Álvarez Rebeil, Fátima Molina, Mónica Miguel y Norma Angélica

Productoras: Agencia SHA, Alebrije Cine y Video, Revolver Amsterdam, FOPROCINE/IMCINE y Estudios Churubusco Azteca, S. A.

Distribución: Gussi Cinema

Disponible en: Amazon Prime Video y YouTube Premium para compra

Otra gran película mexicana contemporánea, ganadora de seis premios Ariel que incluyeron Mejor Película y Mejor Actor para Eligio Meléndez. “Sueño en otro idioma” es la historia de los dos únicos hablantes de la lengua ficticia zikril, el conflicto entre ellos y el lingüista que intenta hacer que ese idioma no se pierda. Sin temor a equivocarme, esta película es una de las producciones mejor cuidadas de los últimos años y que pone de manifiesto de nueva cuenta, que el cine mexicano está lleno de grandiosas historias y con mucha calidad. 

5.- “Cronos” o “La invención de Cronos” (1993)

Director: Guillermo del Toro

Protagonistas: Federico Luppi, Claudio Brook, Ron Perlman, Margarita Isabel, Daniel Giménez Cacho y Jorge Martínez de Hoyos

Productoras: CNCAIMC, Fondo de Fomento a la Calidad Cinematográfica, Grupo Del Toro, Iguana Producciones, Instituto Mexicano de Cinematografía, Servicios Fílmicos Del Toro, Universidad de Guadalajara y Ventana Films

Distribución: Televisa y October Films

Disponible en: Amazon Prime Video

Un claro ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay apoyo al cine. La historia de Guillermo del Toro y sus monstruos comenzó con “La invención de Cronos” o “Cronos” y es quizá la única película de fantasía y horror que se ha hecho en nuestro país y que puso a Del Toro en otro nivel. Antes de ser un ganador del Oscar y prolífico director, el gran Del Toro se arriesgó a hacer esta película que obtuvo en su momento ocho premios Ariel, entre los que destacan Mejor Película, Mejor Director y Mejor Ópera Prima, además de que ocupa el puesto número 77 de las 100 mejores películas del cine mexicano. Una cinta digna de la aclamación mundial de la que hoy goza. La película con la que el feraz director, comenzó su enorme carrera. 

Estos son solo cinco ejemplos de lo que puede pasar cuando el cine, cuenta con el apoyo que requiere. Sin duda, los mexicanos no debemos dejar que nuestro cine y la cultura en general, comience a decaer. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

«1899»: una serie de alto impacto

Ismael Ortiz Romero Cuevas

Creí que este año, no habría una serie que me sorprendiera más que “La casa del dragón” de HBO Max, aunque desde hace unos meses, sabía que Netflix estrenaría la nueva producción de Baran bo Odar y Jantje Friese, el mismo equipo creador de la obra maestra llamada “Dark”, y que llevaría por nombre “1899”, a la que, en efecto esperaba con cierto interés, pero que supuse, no estaría a la altura de “Dark” por obvias razones. Gran equivocación. 

Y voy a comenzar explicando por qué no tenía tantas expectativas con “1899”. Para mí, “Dark” es una verdadera obra maestra de principio a fin. Es una serie que no deja un cabo suelto, además de que presenta una historia consistente y llena de sorpresas, una fotografía impecable y bellísima, sin pasar por alto el desarrollo de cada personaje que simplemente es uno de los mejores elementos de la serie, reconociendo además, la increíble dirección de ‘cast’ pues los actores son prácticamente idénticos en sus versiones infantiles, adultos y ancianos. También, porque manejó de forma sumamente inteligente el tema de los viajes en el tiempo, vamos, lo hizo como ninguna otra producción televisiva o cinematográfica lo había hecho hasta ese momento, presentando esos acontecimientos hasta ahorita imposibles, con un argumento científico que al menos a mí, me voló la cabeza por semanas. “Dark” no es una historia fácil y que requiere de toda la atención y concentración del espectador, pero que actualmente es reconocida como una de las mejores series televisivas de todos los tiempos. 

Mi afirmación obvia por ello era: ¿qué de novedoso me puede ofrecer “1899”, cuando su hermana “Dark” ya hizo que me sorprendiera como hacía mucho no lo hacía una serie? Y quizá esa fue la pregunta que hizo que en realidad esperara la serie con cierto entusiasmo, porque ya vimos la capacidad de los esposos Baran bo Odar y Jantje Freise para desarrollar una historia compleja, pero no tenía mayores expectativas. Y mi sorpresa fue mayor, “1899” resultó ser una serie de tan alto impacto, que sí puede estar a la altura de su antecesora. Esta vez, la historia se desarrolla en el barco “Kerberos”, que realiza un viaje de Europa a América. Desde el inicio, nos encontramos con la noticia de que otro barco, llamado “Prometheus” tiene cuatro meses desaparecido con todo y los pasajeros y tripulación; de pronto, el “Kerberos” recibe un mensaje de auxilio nada menos que del “Prometheus”, por lo que el capitán Eyk Larsen (Andreas Pietschmann), decide ir en su ayuda pese a la negativa de sus pasajeros. 

Y a partir de ese acontecimiento, “1899” comienza a tener un proceso monumental. Nos encontramos prácticamente la misma fórmula de “Dark”: muchos personajes, frases profundas, detalles que cobran importancia en el desarrollo, símbolos y elementos que se convierten en clave para el desenlace; y aunque esto nos suene familiar, bo Odar y Freise comienzan a separarse del estilo de la serie que los encumbró para ofrecernos una narrativa aún más vertiginosa y presentando personajes que se despliegan a lo largo de la trama justificando los motivos para actuar como lo hacen. Y ese es un punto digno de reconocer de los cineastas, pues desde “Dark” siempre han apostado por la inteligencia de su audiencia y el desarrollo de los personajes en “1899” sin duda, lo hace patente. Poco a poco, esos elementos y los protagonistas con todo y sus miles de secretos comienzan a hilvanar la historia que se va tornando más sugestiva y misteriosa, hasta llegar a un final de temporada que los dejará con las emociones a flor de piel y con la cabeza dando vueltas. Sí, realmente es impactante, de lo mejor. 

Los hechos vinculados con ambos barcos, así como los simbolismos que se desarrollan a lo largo de la historia, recrean un conflicto personal y filosófico, donde se plantea que la mente y las emociones, juegan un papel fundamental en la toma de decisiones de todas las personas, y esos juegos mentales de los cuales, somos presas como seres humanos, están bien representados por el “Kerberos” y el “Prometheus”, como el equilibrio de lo que la mente y las creencias trascienden en el comportamiento humano. Y esta historia de misterio y ciencia ficción, realiza una certera metáfora de las personas y la sociedad, que parece ser, puede estar más desequilibrada que cuerda. De ese tamaño resulta “1899”, una producción imperdible. 

Disponible en Netflix, la serie es protagonizada por Emily Beecham (Maura Franklin), Andreas Pietschmann (capitán Eyk Larsen), Lucas Lynggaard Tønnesen (Krester), Aneurin Barnard (Daniel), Miguel Bernardeau (Ángel), Maciej Musiał (Olek), Anton Lesser (Henry),  Jonas Bloquet (Lucien), Rosalie Craig (Virginia), Clara Rosager (Tove), Yann Gael (Jérôme),  Mathilde Ollivier (Clémence), José Pimentão (Ramiro), Isabella Wei (Ling Yi), Gabby Wong (Yuk Je), Tino Mewes (Sebastian), Isaak Dentler (Franz), Cloé Heinrich (Nina), Alexandra Gottschlich (Karina), Joshua Seelenbinder (Eugen), Niklas Maienschein (Wilhelm) y Maria Erwolter (Iben). Ya está cerca el fin de semana y no se pueden perder esta increíble serie. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

Cinco grandes películas que cumplen 30 años en 2022 (y donde verlas)

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Han pasado tres décadas desde 1992, un año que sin duda fue uno de los mejores en materia cine y este jueves, aprovechando que se acerca el fin de semana, les invito a que recordemos cinco películas que llegan a los 30 años de existencia y su disponibilidad en plataformas: 

1.- “El guardaespaldas” (1992)

Director: Mick Jackson 

Protagonistas: Kevin Costner, Whitney Houston, Bill Cobbs, Gary Kemp, Ralph Waite, Tomas Arana y Mike Starr

Productoras: Tig Productions, Warner Bros. y Lawrence Kasdan

Distribución: Warner Bros. Pictures 

Disponible en: HBO Max y Cinépolis Klic 

El debut cinematográfico de Whitney Houston fue justamente con esta película, que alcanzó un éxito sin precedentes en el mundo, a pesar de que la crítica no fue benevolente en ningún sentido con ella, teniendo hasta la fecha, evaluaciones generalmente negativas, por ejemplo: IMDb la valora con un 5.3/10, Metacritic con 39/100 y Rotten Tomatoes con un 39%, es decir, la crítica la odia hasta la fecha. Caso contrario es el público, que ha hecho de esta historia de amor y suspenso un verdadero clásico del cine y resultó ser el proyecto más exitoso de la carrera de Whitney Houston y de su director, el británico Mick Jackson. La banda sonora de “El guardaespaldas” es hasta la fecha, la de mayores ventas en la historia de la música y el cine, además de que dos de sus canciones fueron nominadas al Oscar: “I Have Nothing” y “Run To You”, siendo vencidas por “A Whole New World” de Aladdin. Recordar esta cinta, icono de la década de los noventa y la que hizo a Whitney una verdadera figura mundial, siempre será una excelente opción. 

2.- “Batman regresa” (1992)

Director: Tim Burton

Protagonistas: Michael Keaton, Danny DeVito, Michelle Pfeiffer, Michael Gough, Pat Hingle y Christopher Walken

Productoras: Warner Bros. Pictures y PolyGram Films

Distribución: Warner Bros. Pictures 

Disponible en: HBO Max y Cinépolis Klic

La segunda entrega de la franquicia de Batman dirigida por Tim Burton llegó en el verano de 1992, cosechando elogios por parte de la crítica, pero no tanto del público, que se quejó del tono oscuro que el cineasta empleó como ambiente para la película, que se ubica en un nevado invierno en Ciudad Gótica. De nada le valieron las enormes actuaciones de Michael Keaton como Bruce Wayne / Batman, que cabe hacer mención, en esta cinta sí se luce, de Danny DeVito como “El Pingüino” y de Michelle Pfeiffer como Selina Kyle / Gatúbela que también es estupenda, las dos nominaciones al Oscar, la fenomenal banda sonora de Danny Elfman o el éxito en taquilla para que Warner considerara seguir con este universo como tal, cambiándolo por ese Batman fosforescente y de chiste en sus dos cintas subsecuentes que más bien dan un poco de vergüenza. “Batman regresa” es el tipo de película que todos los fanáticos de DC han pugnado con el estudio por ver siempre: es oscura, es un tanto violenta, tiene buen desarrollo de personajes y no se aleja demasiado de lo planteado en las viñetas ¿es mucho pedir? Su influencia ha sido tal, que actualmente, en el llamado DCEU antes del cambio de directivos, se planeaba regresar a Keaton como Batman, ahora como un personaje perturbado y maduro, pero que con el nuevo rumbo que ha tomado Warner-Discovery para DC Films, no sabemos si lo veremos. Lo que sí, es que disfrutar de “Batman regresa”, siempre es grandioso. 

3.- “Cuestión de honor” (1992)

Director: Rob Reiner 

Protagonistas: Tom Cruise, Demi Moore, Jack Nicholson, Kiefer Sutherland, Kevin Bacon, Kevin Pollak y J. T. Walsh

Productora: Castle Rock Entertainment 

Distribución: Columbia Pictures 

Disponible en: Cinépolis Klic, YouTube Premium y Amazon Prime Video (para renta)

Una película simplemente impresionante. Actuaciones brillantes del trío de protagonistas y un ritmo tan vertiginoso que nos atrapa como espectadores desde el inicio de la película; “Cuestión de honor” fue un éxito en taquilla inmediato, gracias a que fue protagonizada por el galán del momento en el mundo: Tom Cruise, pero aquí hay que mencionar algo, Cruise nunca ha sido un mal actor y así lo demostró desde su juventud y esta cinta, es quizá su gran examen profesional al alternar en pantalla nada menos que con Jack Nicholson, que en ese tiempo, ya era considerado uno de los mejores actores de la historia del cine y que sin duda, no debe ser algo fácil para cualquier actor. La película, quizá una de las más grandes de todos los tiempos, obtuvo cuatro nominaciones al Oscar, entre las que destacaron “Mejor película” y “Mejor actor de reparto” para Jack Nicholson, además de que ocupa la quinta posición en el Top 10 de “AFI’s 10” en la categoría de “Películas judiciales”.

4.- “Drácula de Bram Stoker” (1992)

Director: Francis Ford Coppola

Protagonistas: Gary Oldman, Wynona Ryder, Keanu Reeves y Anthony Hopkins

Distribución:  American Zoetrope y Columbia Pictures

Distribución: Columbia Pictures 

Disponible en: HBO Max, Cinépolis Klic y YouTube Premium 

Esta historia gótica de romance, erotismo y horror ha sido una de las más aclamadas versiones del icónico personaje de Transilvania. En ese año, Columbia Pictures tenía planeado hacer una serie de películas llamadas “Adaptaciones de alto impacto”, que involucraban a personajes de los llamados monstruos, pero al ser estos, propiedad de Universal Pictures, debían hacerlas fieles a las novelas de donde fueron extraídos. Después del éxito de “Drácula de Bram Stoker” tanto en crítica como en taquilla, realizaron “Frankenstein de Mary Shelley”, pero cuando a esta última le fue pésimo en ambos rubros, desecharon la idea de esas adaptaciones. “Drácula de Bram Stoker” es una de esas películas que se disfrutan de principio a fin; el desarrollo de los personajes y la adaptación de la novela al cine han sido de los elementos más aplaudidos al paso de los años, reconociendo a la película como un logro técnico y artístico en todo sentido, además de que rescató la carrera de Francis Ford Coppola, que no había tenido un gran éxito cinematográfico desde hacía varios años. La elección del elenco también fue reconocida casi de manera unánime, siendo quizá la designación de Keanu Reeves como Jonathan Harker la que fue menos halagada; y la guinda fue, sin temor a equivocarme, la hermosa y tenebrosa banda sonora creada por el compositor polaco Wojciech Kilar. En este tiempo y para ver buen cine, qué mejor que esta entrañable cinta. 

5.- “Aladdin” (1992)

Directores: Ron Clements y John Musker

Protagonistas (voces): Robin Williams, Scott Weinger, Jonathan Freeman, Linda Larkin, Frank Welker, Gilbert Gottfried, Douglas Seale y Jim Cummings

Productoras: Walt Disney Pictures y Walt Disney Feature Animation

Distribución: Buena Vista Pictures Distribution

Disponible en: Disney +

Una película mágica en todo sentido. Esta, fue la primera en la que Disney conseguía a una súper estrella para el doblaje de uno de sus personajes y fue Robin Williams, el que prestó su voz e incluso, algo de personalidad y gestos al Genio, que resultó ser el elemento más emocionante de la cinta de animación, asimismo, se dijo que el personaje principal, Aladdin, estaba inspirado en Tom Cruise. Pero “Aladdin” no solo representó un logro a nivel técnico, sino que fue una digna sucesora de “La bella y la bestia” en el éxito pues, obtuvo dos premios Oscar y dos Globos de Oro gracias a su estupenda banda sonora y a su canción principal: “A Whole New World” interpretada por el legendario Peabo Bryson y Regina Belle, que también ganó un Grammy y estuvo tres semanas en la cima del Billboard Hot 100. Sin duda, siempre es buen momento para ver una de las obras maestras de Disney. 

Ojalá estas opciones, hagan de este fin de semana algo espectacular. Y tú, ¿de qué otra película que cumple 30 años te acuerdas? 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

¡Que comience la danza de los dragones!

Ismael Ortiz Romero Cuevas

El martes pasado, iba a escribirles sobre el final de temporada de “La casa del dragón”, sin embargo, la aparición de Henry Cavill como Superman en “Black Adam” se convirtió en tendencia mundial desde el domingo, así que decidí esperar hasta hoy jueves para reflexionar un poco sobre el episodio 10 de la serie de HBO Max y que llevó por título “La reina negra” y que simplemente, nos dejó con el corazón en vilo y la emoción al máximo. 

Tengo que confesarles que desde el final de la tercera temporada de “Game Of Thrones”, no había sentido tanto tormento y hasta temor por el rumbo que tomaría la serie por aquellos acontecimientos de “La boda roja” en aquella emisión. Debo confesarles también, que no soy fanático de los libros de George R. R. Martin de donde se basa la producción televisiva, por eso, cada advenimiento me parece una sorpresa de tamaño descomunal, pues ahora prefiero ver la serie antes de leer el libro y no arruinar mi sorpresa, aunque con lo que ocurrió en este último episodio, creo que no resistiré más y compraré mi ejemplar de “Fuego y sangre”. Lo que sí es que, como su antecesora, “La casa del dragón” deja patente de que ningún personaje está a salvo en la trama, aunque pareciera que tendrá mucha importancia en el desarrollo. 

Y como era de esperarse, el conflicto por el trono de hierro de “Westeros” tomó un rumbo mortífero, pues desde un poco más de la mitad de la temporada, nos hicieron saber la intención de Alicent Hightower (Olivia Cooke) de traicionar a Rhaenyra Targaryen (Emma D’Arcy) y sentar en el trono de hierro a uno de sus hijos, en este caso a Aegon Targaryen II (Tom Glynn-Carney) y despojar a la heredera al trono, pese a que su padre, el rey Viserys (Paddy Considine) así lo había decidido. Sabíamos que un tremendo conflicto político que costaría vidas estaba por venir, incluso por lo que se había mencionado en “Game Of Thrones”, sin embargo, el cierre del episodio y de la temporada fue tan feroz, que no sabemos hasta qué punto llegará la crisis por cumplir la voluntad del rey Viserys. 

En este último episodio, es donde nos hicieron saber que lo más brutal en el conflicto entre la misma familia Targaryen y que marca el principio del fin de su reinado en “Westeros”, está por venir, pues al menos yo, no recuerdo un cierre de temporada tan pujante como este de “La casa del dragón”, y no solo por las brillantes actuaciones de todo el elenco y la producción misma, que nos entregó una belleza en la pantalla sin precedentes en todo sentido, además de que hay que reconocer el gran trabajo histriónico de Ewan Mitchell interpretando a Aemond Targaryen y del joven actor Elliot Grihault como Lucerys “Luke” Velaryon que sin duda, se robaron el episodio; sino porque sentaron la base para sembrar en el espectador el interés por los acontecimientos venideros y que seguramente serán tan atroces como desgarradores; en pocas palabras, nos hicieron entender que lo más sanguinario está por venir; que la danza de los dragones, está por comenzar. 

“La casa del dragón” se convirtió en una de las series hechas para el ‘streaming’ más exitosas del 2022, solo por debajo de “Stranger Things” de Netflix y la más triunfante de HBO Max desde su llegada a América Latina, por lo que la plataforma no tardó en anunciar que la segunda temporada ya está en desarrollo, teniendo nuevamente como escenario principal lugares de España como Cáceres, la Plaza Mayor de Trujillo, el Castillo de la Calahorra de Granada y los Jardines de Santa Clotilde de Lloret de Mar, entre algunos otros. También ha confirmado que esa segunda entrega, podría llegar a la plataforma entre el verano y otoño de 2024, pues como sabemos la producción en todo sentido es inmensa y el añadido de esos imponentes efectos especiales, toma su tiempo.  

Pero ahora que los diez episodios que conforman la primera temporada están completos en HBO Max, es momento de disfrutarlos de corrido y ser testigos del inicio de una de las guerras más grandes que la ficción entregará. 

Estimados lectores, por las fiestas de Todos Santos, tomaré un breve descanso la semana que viene, así que nos leemos en los espacios de costumbre el próximo 08 de noviembre. ¡Felices fiestas de Todos Santos!

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

Entre anillos y dragones

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

El domingo pasado, llegó a la plataforma de HBO Max, el octavo episodio de “La casa del dragón”, que llevó por título “El señor de las mareas” y que ha sido calificado por especialistas y el público, como el mejor hasta el momento. Y es que no cabe duda que la precuela de “Game Of Thrones” ha sido recibida no solo con entusiasmo por parte del público, sino que ha convencido a la crítica, que también se ha volcado hacia ella con comentarios halagadores, situación que la ha convertido en una producción digna de su antecesora. 

En el mencionado episodio de “La casa del dragón”, se revelan muchas situaciones que serán claves en el resto de la historia y que impactan incluso, 200 años después, cuando sucedan los acontecimientos de “Game Of Thrones”, además de que fuimos testigos de una brillante actuación de Paddy Considine, que encarnando al rey Viserys Targaryen, se llevó el reconocimiento de público y críticos, incluso, pidiendo  de manera anticipada que el próximo premio EMMY a Mejor Actuación Masculina, sea para él.

En efecto, la serie de HBO Max, ha generado aclamación prácticamente unánime tanto de usuarios como de especialistas, pues la plataforma ha sabido narrarla de manera digerible para los seguidores, aún, cuando no hayan leído previamente la novela “Fuego y sangre”, historia que se deriva de la saga “Canción de hielo y fuego”, que rememora la historia de la familia Targaryen, cuando ocupaba el trono de hierro. Y es que el estudio ha sabido mantener el tono que hizo célebre a “Game Of Thrones”, conjuntamente de que el público ya mantiene cierta familiaridad con escenarios y situaciones narradas, además de que la narrativa y el ritmo siguen siendo un elemento vital para mantener el interés en la serie que poco a poco se está convirtiendo en un fenómeno similar al que fue su predecesora; sin menospreciar que la producción sigue siendo simplemente espectacular. 

Caso aparte es “El señor de los anillos: los anillos del poder” de Amazon Prime Video. Sin duda una serie con una producción espectacular y elementos visuales bellísimos, además de que la estética se asemeja mucho al universo presentado por Peter Jackson en la trilogía de películas de “El señor de los anillos” a inicios de la década del 2000. Sin embargo, a diferencia de “La casa del dragón”, esta serie no ha podido posicionarse con la fuerza que se esperaba, a pesar de contar con actuaciones realmente magníficas y donde es notorio que por dinero no pararon. 

Lo que ha sucedido con la serie de Amazon Prime Video como un primer punto, es que la pusieron a competir con una precuela de “Game Of Thrones”, que como sabemos, es una marca (por llamarle de alguna forma) ya posicionada y con una reputación indiscutible de una buena producción, aún y con lo criticada que fue su última temporada. El otro punto y quizá el responsable de no hacerla despegar a un gran nivel, es que el planteamiento de la historia a partir del capítulo dos, resultó parsimonioso si lo comparamos con lo poderoso que fue el primer episodio, además de que para la mayoría de los personajes tienen que desarrollar su historia minuciosamente para que converjan en la trama de los libros y las películas que ya conocemos. Y aunque pareciera que justamente ese es un punto en común con “La casa del dragón”, resulta que por la complejidad en la historia de origen de “El señor de los anillos”, sea necesario el tratamiento con más detalle de cada personaje, para que su evolución pueda tener congruencia con la historia de Tolkien, pues como sabemos, “El señor de los anillos: los anillos del poder” es un guion creado expresamente para la televisión. 

Con eso, no quiero decir que la historia de George R. R. Martin no tenga sus complejidades, sin embargo, pareciera que por el éxito y la manufactura más reciente de “Game Of Thrones”, el público considerara estar mucho más adaptado con la casa Targaryen que con los Pelosos y el origen de Sauron. Y aunque muchas opiniones se han dividido con respecto a ambas producciones de fantasía, no podemos decir que una sea mejor que la otra y menos, una más interesante que la otra. Lo que sí, es que ambas cuentan con producciones fastuosas, actuaciones estupendas, personajes entrañables y sobre todo, con valores para volverse verdaderos clásicos del ‘streaming’. El episodio final de “El señor de los anillos: los anillos del poder” estará disponible en Amazon Prime Video este viernes 14 de octubre, mientras que el próximo 23 de octubre será el final de temporada de “La casa del dragón” en HBO Max. En mi opinión, no hay que perderse ninguna de las dos. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas 

«Dahmer»: desmembrando al monstruo

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

Hay que ver “Dahmer-Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer” de Netflix por muchas razones y no solo porque está basada en terroríficos hechos reales, sino porque desde el primer episodio nos presenta una historia de un asesino serial, que nos deja impresionados por la maldad casi natural del personaje principal y que aunque posee elementos sumamente sugestivos, nos llena de sinsabores, miedo, enojo y tristeza.

Y no es que justifique al villano, sino lo interesante de esta serie es justamente que no se enfoca en realizar una especie de continuación de “American Crime Story”, por cierto, creada también por Ryan Murphy; sino que explora de manera esmerada la psique del asesino serial Jeff Dahmer “el carnicero de Milwaukee”, interpretado de manera grandiosa por Evan Peters, y que de alguna manera, argumenta el desequilibrio mental que lo llevó a realizar tan escalofriantes asesinatos, el rechazo a su persona y sobre todo, las vivencias que su mente no tolera para convertirse en un verdadero monstruo, tratando de controlar a toda costa a sus víctimas. 

Una de las situaciones que hay que agradecer a los guionistas y producción de “Dahmer-Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer”, es que crean una verdadera ‘crime story’ que se centra en la óptica de las víctimas y no en la historia biográfica o a la investigación que causó la detención del criminal en 1991, después de trece años de esquivar la cárcel. Ese simple cambio de visión en la narrativa hace que la historia resulte no solo refrescante, sino novedosa precisamente porque se aleja de lo que los estándares que la televisión marca en la realización de las series de este género, sobre todo por lo sobre explotada que ha sido la historia de Dahmer en otros dramas y documentales. 

Y ese estilo de narración lo podemos ver desde el primer episodio, que resulta cardiaco en su desarrollo y visualmente una belleza, donde somos testigos del ‘modus operandi’ de Dahmer, del cortejo a sus víctimas, de la elegancia y sofisticación de su comportamiento, mostrando con una actuación prodigiosa de Peters, cómo disfruta el enamorar a los chicos adolescentes que serán sus caídos, pero además, como somos testigos haciéndonos conscientes que el tiempo de su nuevo enamorado corre en contra. Los productores y directores saben la calidad histriónica de Evan Peter y aprovechan cada gesto, cada movimiento y cada caminar que el actor le otorga a su interpretación, haciendo de ese toque glamuroso del personaje, resulte esta vez aterrador; sin embargo no hace a Dahmer la estrella del ‘show’, al contrario, el guion nos lleva a los orígenes solo en momentos necesarios, para contextualizar el comportamiento errático del asesino para tratar sin piedad a las filias que el personaje creó por su dura infancia. 

Uno de los puntos más criticados de manera negativa de “Dahmer-Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer”, es que el creador, Ryan Murphy se ha quedado algo “contenido” con respecto a la forma de desarrollar sus historias, que generalmente concluyen de manera más explosiva y eufórica. Sin embargo, el tono de la serie y la fineza con que han retratado temas tan delicados como el tratamiento a la comunidad LGBTTTQ+, a los familiares de las víctimas y a la producción misma, justifica que la serie lleve un ritmo que no es típico en sus historias, lo que la hacen un documento digno de disfrutar, reflexionar y entender. 

Las emociones fuertes de hacen presentes con “Dahmer-Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer” que resulta una serie tan interesante como aterradora, además que es minuciosa con los detalles y que algunos en serio que nos vuelan la cabeza. Esta serie de diez episodios de aproximadamente 50 minutos de duración es protagonizada por: Evan Peters, Niecy Nash, Molly Ringwald, Michael Learned y Richard Jenkins y de verdad, vale mucho la pena. 

Mi Twitter: 

@iorcuevas