Partidos: que en 2018 no repitan la simulaci贸n en el ejercicio de la pol铆tica

Date:

Es desalentador que ninguna de las fuerzas pol铆ticas del pa铆s, parezca estar a la altura de los retos que impone nuestra democracia actualmente. Por un lado, en realidades paralelas el PRI y Morena est谩n enfilados a hacer lo que, respectivamente, les marque un solo individuo para despu茅s vestir la decisi贸n de democracia y aparente apoyo ciudadano. Y una tercera realidad, la del Frente Democr谩tico por M茅xico, parece que las cosas siguen indefinidas tanto en lo que toca a la designaci贸n 鈥攐 elecci贸n鈥 de su candidato presidencial, pero tambi茅n con relaci贸n a los temas que se supone que abordar谩 como coalici贸n de partidos y, de ganar, tambi茅n de gobierno.

En efecto, estamos a muy poco tiempo de las definiciones pol铆ticas m谩s importantes de los 煤ltimos tiempos en nuestro pa铆s, y sin embargo no existen a煤n los signos alentadores que pudieran hablarnos de un porvenir mejor. En este mundo mexicano plagado de paradojas, resulta que en el Partido Revolucionario Institucional 鈥攄onde est谩n muy pr贸ximos a definir su candidatura鈥 toda la decisi贸n est谩 puesta en el Presidente de la Rep煤blica, y parece que el sentido de la decisi贸n s贸lo tiene dos rumbos posibles: un org谩nico puro como candidato presidencial 鈥攅s decir, alguien qu铆micamente puro emanado del grupo del Presidente鈥; o un 鈥渆xterno鈥 que representar铆a un cambio que, sin embargo, tendr铆a todas las caracter铆sticas de ser todo menos eso.

No hace falta un an谩lisis de profundidad: por un lado, el Presidente Enrique Pe帽a Nieto podr铆a decantarse por elegir como candidato presidencial a alguno de los que lo han acompa帽ado en todo su periplo que lo llev贸, desde el Estado de M茅xico hasta la Presidencia de la Rep煤blica. Esos tendr铆an que ser el actual canciller Luis Videgaray, el Secretario de Educaci贸n P煤blica, Aurelio Nu帽o Mayer o, eventualmente, el Secretario de Gobernaci贸n 鈥攓ue fue gobernador en la misma 茅poca de Pe帽a Nieto, pero que lo ha acompa帽ado en todo su dem谩s recorrido pol铆tico鈥 Miguel 脕ngel Osorio Chong.

Esos son los priistas org谩nicos que podr铆an hacerse de la candidatura presidencial si la decisi贸n tuviera como fondo la designaci贸n de un candidato 鈥渄e la casa鈥, y en ello no habr铆a mayor abanico a partir de que el grupo del Presidente se ha mantenido compacto a pesar de la necesidad de contar con una mayor cantidad de cuadros pol铆ticos. A todos los que no son parte de ese grupo, pero que son considerados, es de donde podr铆a salir el supuesto candidato 鈥渇resco鈥 que pudiera representar esa apariencia de cambio que tan bien le vendr铆a al PRI en esta contienda presidencial.

En esa l贸gica s贸lo existen dos candidatos posibles: uno, el Secretario de Salud, Jos茅 Narro Robles; y el otro, el titular de la Secretar铆a de Hacienda y Cr茅dito P煤blico, Jos茅 Antonio Meade Kuribre帽a. De 茅stos tampoco hay mucho que decir. La perspectiva de que el secretario Narro podr铆a ser candidato presidencial del PRI surgi贸 cuando a alguien se le ocurri贸 que 茅l podr铆a ser el 鈥淏ernie Sanders mexicano鈥, es decir, ese militante del grupo gobernante, que sin embargo representa un sector relativamente radical dentro de los mismos par谩metros del gobierno, y que tiene vasos comunicantes con sectores a煤n m谩s radicales.

La idea surgi贸 por el origen del doctor Narro y su larga y acreditada trayectoria como Rector de la UNAM. Sin embargo, fuera de la percepci贸n, nada indica ni que 茅l pudiera ser una especie de radical entre los moderados 鈥攑orque al final de cuentas es priista鈥 y tampoco que en realidad se encuentre en el 谩nimo presidencial como para escalar hasta la candidatura presidencial.

As铆, en esa decantaci贸n de nombres el que queda es Jos茅 Antonio Meade, que representa el principal orgullo del stablishment mexicano, y que en apariencia es la propuesta de cambio del PRI hacia los mexicanos. El problema es que esa propuesta de cambio no resiste mucho: en realidad, Meade representa lo m谩s granado de los doce a帽os de gobiernos panistas y del sexenio pe帽ista; es un cambio porque es un ciudadano que no milita en el PRI pero que ha servido a ese gobierno, y a los panistas de la primera alternancia.

El problema que tiene es que en ese periodo no hay forma de hacer defendibles temas como la corrupci贸n o el acelerado crecimiento de la delincuencia organizada. Por eso, su idea de cambio es muy endeble, ya que s贸lo significar铆a el cambio entre militante/ciudadano, pero nada con respecto a los temas m谩s sensibles del gobierno y el Estado en M茅xico a lo largo de los 煤ltimos a帽os.

LA OPOSICI脫N

En el otro frente est谩 Andr茅s Manuel L贸pez Obrador, que no tiene ya mucho de novedoso. Su democracia interna como partido (Morena) ser谩 definida por una encuesta simulada, y ya sabemos cu谩l su propuesta de fondo como pol铆tico, como potencial gobernante y como principal representante de la oposici贸n en M茅xico. En realidad, tampoco hay forma de que podamos creer algo nuevo, salvo la simulaci贸n a la que ya nos tiene por dem谩s acostumbrados luego de 18 a帽os de b煤squeda permanente del poder presidencial.

En el 煤ltimo flanco queda el Frente Ciudadano por M茅xico, que aunque tiene una posibilidad de plantear un escenario distinto, tampoco tiene esquemas muy alentadores. No ha definido, por ejemplo, cu谩l ser谩 el m茅todo a partir del cual elegir谩 a su candidato presidencial; pero tampoco ha hecho ni lo necesario para entrar a la discusi贸n de fondo de cu谩les ser谩n los temas que deber谩 abordar como un posible gobierno de coalici贸n si es que llegaran a ganar la Presidencia de la Rep煤blica.

En realidad, ese es otro ejercicio de simulaci贸n de los que ya no quisi茅ramos ver en M茅xico. Hemos sido testigos de c贸mo la evasi贸n de los temas de fondo (los verdaderos asuntos de inter茅s nacional) han quedado relegados bajo la inquina y la mezquindad de la partidocracia que asume que evadi茅ndolos evita los costos pol铆ticos. Por eso, es una mala noticia que el Frente Ciudadano por M茅xico no tenga la disposici贸n para discutir los temas m谩s complejos de la agenda nacional, que definitivamente debieran ser la m茅dula de una alianza entre dos fuerzas tan lejanas como ellos.

驴QU脡 QUEDA?

Lo que queda, aunque suene a fastidio y a des谩nimo, es la exigencia 鈥攁 nosotros mismos鈥 de no dejarnos enga帽ar. Queda claro que no hay ninguna propuesta de cambio, y que de fondo tampoco hay mucha disposici贸n para afrontar los retos nacionales. Ese es un tema importante que se ir谩 aclarando conforme se acerque la elecci贸n de 2018.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Entre Hitler y Milei

Aurelio Ramos M茅ndez Si alguna duda persist铆a respecto al perfil...

Concluye el Conversatorio 鈥溌縋ara qu茅 sirve el periodismo 2023?鈥

Se capacitar谩n periodistas en innovaci贸n, emprendimientos y salud mental   El periodismo oaxaque帽o...

Ofrece gobierno de Oaxaca mayores est铆mulos para el deporte oaxaque帽o

Durante la convivencia con las y los galardonados con el...

CONTRAFUEGO || Medios, p贸lvora mojada

Aurelio Ramos M茅ndez El presidente L贸pez Obrador les asest贸 merecidos...