Entre nosotros

Enrique Domville

¿Qué decimos de nuestros gustos, de nuestras apreciaciones? Sacamos de nuestro interior pensamientos en relación a lo que nos agrada o no, lo que no toleramos. Regresamos al personaje más importante de cada uno de nosotros, que es el Yo y el mundo debe girar en nuestro entorno ya que somos creadores de nuestros conceptos y sobre todo de nuestros prejuicios, que tornan aceptable o no, a otros seres, por sus conversaciones, creaciones y de manera especial la aceptación de sus ideas. Todo es la comunicación entre nosotros, uno de estos aspectos es la realidad (vista desde cada uno), como por ejemplo, un artesano que trabaja la madera, fabrica, pone su empeño, cariño y creatividad en busca de una perfección para él, antes de darla a conocer y solo así lo hará. Otros lo hacen porque se tiene que hacer, sin buscar demostrar su gusto y placer al realizar la tarea, por lo que esta respuesta es un mueble más, no la expresión de quien la hizo.

Harry Frankfurt profesor de la Universidad de Princeton escribió un libro en el que menciona la diferencia entre verdad, mentira y lo que él considera que predomina en muchas conversaciones llamándola paparrucha (que no es una mentira ni una patraña, es una historia inventada para dar a quien la dice un motivo para comunicarse con otros). La mentira, refiere el autor, es algo elaborado pensado con la intención de distorsionar el hecho, la patraña es una historia no creíble, pero algunos la aceptan como verdad. Cuando una historia se repite varias veces puede ser que algunos la crean y nacen los mitos urbanos, sin verdad, pero con mucha trascendencia cuando se aceptan recomendaciones para la salud, con el prefijo de que viene de la naturaleza. Regresando a nuestro autor quien nos dice que en vez de aceptar un simple no lo sé con sinceridad, se recurre a una historieta de opinión, sobre juicios no pensados sobre política, arte, o estilos de otros seres asociados siempre a la crítica, misma que como un gran defecto humano, tratamos de sobresalir limpios, otro tiene la culpa aunque sea su responsabilidad. Montaigne (1533-1592) decía desde esa época “Si mi propósito hubiera sido ganarme el favor del mundo debería haberme puesto prendas nobles y una actitud más estudiada”, le gustaba hablar de conocerse a sí mismo y no dar opiniones de lo que no sabía. En esta época, nosotros con facilidad nos ocultamos, con el siempre tratar de impresionar a otros hablando de lo no sabemos y nos imaginamos o simplemente repetimos hechos no conocidos; existe un comentario que dice de esta manera, “Me lo contó alguien que casi lo vio”. Esto a manera de burla, ya que siempre es parte de nuestra forma de comportarnos y de ser (afortunadamente no somos todos) y la agresividad como una compañía siempre presente. Otro gran autor, el filósofo Arthur Schopenhauer (1788- 1860), nos habló de la voluntad: “Es el ser más recóndito del mundo fenomenal y se manifiesta como una lucha ciega y sin propósito”. En esta importante acción del ser, tomar la decisión de lo que se quiere, sin saber lo que es realmente, sin medir las consecuencias de la acción, recordemos una vez más a Kant el “Hombre es un fin en sí mismo”, por lo que en muchos de los deseos altamente egoístas, no se contempla el respeto y no tienen empatía, por lo que por el poder de algunos, se pierde la visión de que todos somos seres iguales en derechos y obligaciones por lo que la libertad y la justicia van de la mano. John Rawls, jurista y filósofo del siglo XX no habla de repartición de riquezas, pero destaca la importancia de la igualdad de oportunidades, a esto le llamo equidad, quien fue influenciado por Locke y Rousseau con sus ideas sobre el Contrato Social. Debemos reaprender el que todos somos iguales y todos necesitamos de todos. La libertad, el respeto, la empatía siempre están en la equidad. Ayudémonos entre nosotros, no nos destruyamos. Comisión Estatal de Bioética.

Visite:

columnaalmargen..mx

Por confiados, pandemia cobra más víctimas

Carlos Villalobos

Aunque a nivel continental se ha detectado una disminución considerable de personas infectadas, los fallecimientos han aumentado.

Ante la relajación de las medidas de prevención frente a la COVID-19, como el uso de cubrebocas, evitar viajes innecesarios y reuniones en lugares cerrados y con altos niveles de concentración, la variable Ómicron ha encontrado el contexto perfecto para continuar con su propagación, afectando sobremanera a América Latina y el Caribe, especialmente registrando un aumento en las muertes en la región.

Esfuerzos insuficientes

Aunque en distintas regiones se han llevado acciones para mitigar las consecuencias y el contagio, especialmente por Ómicron, el impacto que ha tenido esta cuarta ola en Latinoamérica se ha salido de las manos de todas las autoridades sanitarias de la región, provocando que nos enfrentemos a un presente, en donde el el incremento de infecciones representa el aumento de fallecimientos por este padecimiento.

A nivel regional, al menos en los que va de febrero de 2022, aunque las infecciones por COVID-19 poco a poco ceden con respecto al mes anterior, los fallecimientos siguen aumentando en al menos 5.6% de incidencia.

Ómicron, el enemigo que evidenció a la región

Sin dudarlo la aparición de Ómicron en el panorama, fue devastadora para los servicios de salud sanitarios de la región, ya que esta variante volvió a evidenciar los endebles que son los servicios de salud de la región, ya que con cada ocasión que las infecciones se disparan, los costos para las familias aumentan, provocando también que en el corto plazo, los picos de fallecimientos en los análisis semanales, aumenten por semanas.

El problema latinoamericano no es más que no usar las herramientas disponibles

Aunque hoy en día no se cuenta con una cura absoluta para la COVID-19,  con lo que sí contamos es con medidas preventivas para poder evitar el contagio, además por supuesto de la vacunación, que está a punto de llevarse a cabo como está recomendada. La llegada de Ómicron nos debe servir como una llamada de atención para retomar todas las herramientas disponibles y frenar así el aumento de fallecimientos y contagios por esta enfermedad.

Afectados principales de esta ola

Al menos la mitad de quienes lamentablemente fallecieron durante la cuarta ola, fueron personas mayores de 65 años, pero muchos otros fueron quienes no habían recibido alguna dosis de la vacuna por COVID-19; esto habla de otro de los problemas con los que cuenta la región ya que las personas que no han sido vacunadas, sin distingo por edad, continúan saturando los servicios de salud y los servicios de cuidados intensivos.

De acuerdo a la directora de la Organización Panamericana de Salud, Clarissa Etienne, “Ómicron nos ha demostrado que las vacunas que tenemos a la mano protegen a la mayoría de la enfermedad grave, pero especialmente de la muerte”.

América Latina en números rojos

El continente se encuentra sufriendo, ya que al menos en lo que va del 2022, con cifras de la Organización mundial de la salud (OMS), en América Latina han llegado a fallecer hasta 202 personas cada hora debido a los embates de la última ola por COVID-19. Además en la región, al menos al corte del 18 de febrero del presente año se han notificado 3.3 millones de casos nuevos y al menos 34,000 fallecimientos relacionados en el mismo periodo.

En América del Norte, Estados Unidos registró 17.000 muertes, el número mayor de esa subregión. En América del Sur, las muertes por COVID-19 en Brasil alcanzaron las cifras más altas hasta el momento, estableciendo un récord para esta ola

Los países de Centroamérica y del Caribe registraron un aumento de las muertes por COVID-19, así como un incremento de las hospitalizaciones, que alcanzó el 19% en algunos países y territorios del Caribe oriental.

Hoy no queda más que apretar el paso en las medidas de contención de la enfermedad, ya que al todavía no contar con un antídoto, la pandemia continuará afectando como lo hace hasta el momento. Hoy es tiempo de vacunarse e invitar a que se vacunen los suyos. 

Sígueme en twitter como @carlosavm_

carlosavme@gmail.com

Visite: 

columnaalmargen.mx

Complejo de culpa

Carlos R. Aguilar Jiménez

Comienzan a asomar luego de tres años del gobierno federal y tres meses del fin del anterior gobierno municipal, quienes comienzan a sentir culpables por su voto y de una u otra forma, de sus actuales condiciones sociales o económicas, aunque es difícil lo reconozcan interna o públicamente, en principio porque casi nadie acepta las consecuencias de sus propios actos, culpando siempre a los demás, las circunstancias, economía, a la  Covid-19, los signos zodiacales o lo que se les ocurra con tal de no aceptar la propia y respectiva culpa.

Complejo de culpa tienen la mayoría de empleados municipales quienes aunque creyeron en la 4T municipal, mohínos y enojados estuvieron cuando no cobraron sus sueldos y aguinaldos, de la misma forma que miles de colonos y ciudadanos que votaron por Morena esperando un cambio, viendo el resultado fue total decepción municipal, como sucedió por ejemplo con el Observatorio Astronómico Municipal que fue despojado de parte del edificio de un observatorio para instalar una estación de radio privada y bloquear con una antena la observación circumpolar, dañando un mural pictórico asesorado en su realización por el Mtro. Takeda, además de los graves problemas con la recolección de basura, inseguridad, millones de baches y torpeza de casi todos los exfuncionarios que disfrazaban su ineptitud con arrogancia, al estilo de la subdirectora de Desarrollo Humano, de cuyo nombre no quiero ni acordarme; contexto que progresivamente comienza a observarse en los nulos resultados del gobierno federal de la dizque 4T, en el que feminicidios son cada año más, igual que el dominio de una delincuencia organizada feliz con la política de abrazos, medio millón de muertos por la Covid-19 y que ubican a México como el cuarto país a nivel mundial en fallecimientos (proporcional a habitantes), desmedido crecimiento en corrupción, agresiones y crímenes contra periodistas, inexistencia de infraestructura para poder realizar obras faraónicas desfasadas de la realidad y ecología (tren maya y refinerías de petróleo, requiriéndose refinerías de tierras raras), desempleo, aumento del precio de combustibles y electricidad además de inflación superior a la de los últimos sexenios, consecuencias de las que son culpables, lo acepten o no, quienes ilusos creyeron habría un cambio y votaron como energúmenos contra lo que denominan antiguo régimen o era neoliberal, quedándose millones, por culpa de su voto, muertos por Covid, sin empleo, medicamentos, sin tratamientos contra el cáncer y otras enfermedades que únicamente pueden atender grandes hospitales que no tienen insumos ni médicos, perdiéndose becas para estudiantes, anulando el CONACyT y, lo que es peor, condenando la corrupción y la riqueza, cuando se ha visto en videos como se reparten dinero y se vive en boato en Houston o en un Palacio frente al zócalo de la CDMX.  

Visite: 

columnaalmargen.mx

Cuentas públicas

Conceptos y decisiones

Adán Córdova

El 28 de febrero vence el plazo para que las autoridades municipales presenten la cuenta pública del año anterior. 

La revisión y dictaminación de las Cuentas Públicas Municipales es una función constitucional del Poder Legislativo, que realiza a través del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO), con el objeto de evaluar los resultados, verificar el cumplimiento de los objetivos de los programas, además de comprobar si la captación, el manejo y utilización de los recursos públicos, se realizó conforme a lo aprobado por el cabildo.

El OSFEO publicó en enero pasado, el Programa de Anual de Auditorías, Visitas e Inspecciones 2022 y deberá presentar el 30 de noviembre el resultado de las auditorías municipales.

La fiscalización es el medio por el cuál los ciudadanos podemos reconocer la buena gestión de una administración, denunciar las irregularidades, y promover las responsabilidades por las malas acciones.

La finalidad de las cuentas públicas es que los ciudadanos conozcamos y evaluemos quién, cómo, cuánto y en qué se gastan los recursos públicos de cada ejercicio fiscal; verificar si se siguió el Plan de Desarrollo, analizar los resultados obtenidos y las posibles acciones de mejora.

En Oaxaca,  no  se ha podido garantizar el derecho de los ciudadanos para acceder a las cuentas públicas municipales por diversas razones, pero la más importante es que no existe una institución pública encargada del resguardo y publicación de las Cuentas Públicas Municipales que garantice su acceso. 

Por mandato de ley, cualquier ciudadano puede presentar durante todo el año denuncias del mal manejo o desvío de recursos públicos ante la Cámara de Diputados, la Comisión de Vigilancia del OSFEO, el OSFEO o la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, pero se podrían evitar promociones innecesarias si se contara con la información de las cuentas públicas.

A pesar de los reformas jurídicas y los avances institucionales, los avances a nivel federal y estatal en materia de rendición de cuentas, no se dan con la misma velocidad a nivel municipal,

La participación ciudadana es fundamental para que sea posible hablar de rendición de cuentas, pues contribuye al diseño de nuevas y mejores políticas públicas, fortalece la fiscalización, genera cercanía entre la sociedad civil y la política, incrementa la confianza y permite la construcción de mejores gobiernos.

(*) El autor es Integrante de la Comisión de Selección del Sistema Nacional Anticorrupción; Catedrático y Coordinador del Laboratorio Universitario de Estudios de Transparencia y Combate a la Corrupción de la FDCS/UABJO. Correo Electrónico: adancordovatrujillo@gmail.com Twitter: @adancordovat Fb: Adán Córdova

Visite: 

columnaalmargen.mx 

¿Llegó la hora de la transición en la UABJO?

Adrián Ortiz Romero Cuevas

Existen indicios claros de que se avecina un cambio de circunstancias políticas en la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca. En ese contexto, vale la pena considerar algunas claves determinantes para entender su situación actual, así como la posibilidad de un acuerdo político que logre garantizar la viabilidad de la Máxima Casa de Estudios en el mediano y largo plazo.

En efecto, el repentino cambio de medida cautelar —que pasó de prisión preventiva justificada, a prisión domiciliaria— impuesta al ex rector, Eduardo Martínez Helmes, respecto a la acusación penal que le formuló la hacienda pública oaxaqueña por la presunta comisión del delito de defraudación fiscal equiparada, pareció ser el banderazo de salida para un intento de transición en la conducción académica, política y administrativa de la UABJO. A la par de la excarcelación de Martínez Helmes, comenzaron a sonar nombres y expresiones tanto universitarias como gubernamentales, que abren la posibilidad de la construcción de un acuerdo político para el cambio en la Rectoría. Al respecto, estas son algunas de las claves que es necesario considerar:

  1. La UABJO vive una crisis líquida y de liquidez. Presupuestalmente, la Universidad está ahogada y en ese aspecto su capacidad de maniobra actual no sólo es nula: es deficitaria. Esa circunstancia no le genera mayor preocupación a los ámbitos de gobierno federal y estatal sino hasta el momento en que esa circunstancia le genera una crisis política. Y por eso, paralelamente al ahogo presupuestal, la UABJO vive una crisis de dilución, porque sus condiciones sociales y políticas están marcadas por lo inestable y dúctil que siempre resulta el interés gubernamental ante ella. Sólo se le voltea a ver en la crisis, pero se le desatiende en todas las circunstancias que no resultan de su interés o ganancia política.
  2. La llamada “Familia Real” —los Martínez Helmes, comandados por su patriarca Abraham Martínez Alavez— llegó al límite de su poder, y se convirtió en un elemento pernicioso para la sostenibilidad de la vida universitaria. Tuvieron tanto poder que, igual que como le ocurre a los virus más letales, terminaron matando al organismo huésped antes de poderse replicar, por lo que hoy ya les resulta imposible transmitir su linaje. 
  3. El cambio de medida cautelar al ex rector Eduardo Martínez Helmes, sí constituye el campanazo de salida para la búsqueda de un arreglo consensado entre los universitarios. Los delitos por los que se le persigue actualmente, nada tienen que ver con su actuación —también escandalosa, a decir de los propios universitarios— como Rector de la UABJO. Lo bueno o lo malo, que haya hecho durante los cuatro años de su rectorado, no son la razón por la que hoy enfrenta procesos judiciales. Y ese no es un elemento menor, frente a todo lo que está ocurriendo alrededor de la UABJO.
  4. La renovación de la Rectoría por la vía de la elección universal —en la que participan normalmente trabajadores administrativos, personal académico, y alumnos universitarios—, está anclada a un regreso a actividades presenciales que luce imposible, al menos en todo lo que resta del presente año. ¿Cómo, quién, y a qué costo, podrían generar un consenso entre la diversidad de sindicatos para reabrir la Universidad? Y por ende, es indispensable reactivar la vida presencial universitaria para que primero haya clases, e inmediatamente después pueda organizarse y realizarse el proceso electoral. Todo esto, claro, tendría que lograrse dentro de los 80 días siguientes, porque de acuerdo con la determinación actual del Consejo Universitario, debe haber un nuevo rector antes de que concluya la primera quincena de mayo próximo.
  5. Ante la imposibilidad de una elección definida por votación universal —los tiempos simplemente no dan—, queda claro que el proceso de designación de un nuevo Rector está en manos del Consejo Universitario. Éste es el único órgano colegiado con la posibilidad y la legitimidad para impulsar y afianzar un gran acuerdo político a favor de la Universidad, antes que terminar reaccionando a una injerencia abierta —un manotazo, pues— de factores externos.
  6. Lo que está en juego no es sólo la academia, también la gobernabilidad de la Universidad. A ese último, no sólo deben abonar los actores universitarios, sino también los gobiernos estatal y federal. El problema es que todos han guardado silencio. Los únicos que han hecho manifestaciones, con más candidez que convencimiento, son dos de los seis sindicatos universitarios, que están más preocupados por sus intereses que por respaldar al rector Eduardo Bautista en sus cada vez más complicados esfuerzos por mantener a flote la institucionalidad universitaria. No habrá arreglo alguno si no hay manifestaciones políticas claras tanto de los ámbitos de gobierno en la aportación —económica y política— a la gobernabilidad universitaria, pero en el marco del respeto a su autonomía académica y presupuestal. 
  7. Existen antecedentes concretos de que los consensos a favor de la Universidad sí son posibles. En 1978 fue impulsado como Rector el hoy extinto Ildefonso Zorrilla Cuevas, a través de un acuerdo político impulsado desde el gobierno federal, y avalado por el Gobierno del Estado y los grupos universitarios. De aquel momento de crisis, ocurrido en el contexto del conflicto y la ruptura entre universitarios ocurrida en 1977, surgió un rectorado de consenso —que llegó a buen término en 1983— en el que pesó más el reencauzamiento de la Universidad que los recelos entre los grupos y sindicatos de la Máxima Casa de Estudios.
  8. ¿Héctor Anuar Mafud sería un elemento de consenso? Él ha asumido sus limitantes frente a lo que dicta la Ley Orgánica de la Universidad, pero no se ha descartado. Parece entender con toda claridad que la decisión final sobre el futuro de la Universidad está en las manos del Consejo Universitario, y así lo ha manifestado al tiempo de remarcar que han sido voces dentro y fuera de la Universidad las que lo han mencionado como un posible elemento de transición, pero que él sólo exploraría la posibilidad de asumir esa responsabilidad, de existir una definición pacífica y civilizada para la UABJO, y para Oaxaca.
  9. Lamentablemente, todos los que representan facciones de poder al interior de la Universidad, han sido parte de su panorama actual. Para los propios universitarios es difícil hallar un liderazgo al interior de la UABJO que genere consenso. La larga lucha entre los mismos factores universitarios hace que unos y otros se descarten y descalifiquen recíprocamente. Lograr unidad entre ellos, que han sido aliados y adversarios crónicos en los acomodos de cada cuatrienio, parece una labor imposible dado que todos han sido parte del mismo juego. 

EPITAFIO 

La transición en la Universidad es necesaria y, muy probablemente, impostergable. El primer paso, obligado, en cualquier transición, será eliminar el voto universal y empujar con toda la fuerza del Estado una nueva Ley Orgánica para la Universidad. ¿Serán capaces los universitarios de ponderar el interés general por encima de sus posiciones particulares? En el corto plazo, lo comprobaremos.

http://columnaalmargen.mx

@columnaalmargen

@ortizromeroc

Del eclecticismo al de chile, de dulce y de manteca

Ismael Ortiz Romero Cuevas 

La genialidad de Adele es innegable; y eso se comprobó el pasado 09 de febrero cuando la británica se alzó con los tres máximos galardones en los Brits Awards de 2022, donde se llevó nada menos que: Mejor sencillo británico para el tema “Easy On Me”; Mejor álbum británico para “30” y el de Artista Británico del Año. Sin duda, nos demuestra su supremacía, gran calidad artística, pero además, que es alguien a quien el público admira y acepta, prácticamente con el estilo musical que decida explorar. 

Pero, desde la presentación de su más reciente álbum llamado “30”, no fue hasta hace unas semanas que lo pude escuchar con detenimiento, y aunque el estilo de Adele está dentro del disco, este material lo sentí lejano a su esencia y sonido que nos conquistó, pero que no es malo, al contrario, en mi opinión es de lo mejor que ha entregado Adele. Entonces, recordé que a inicios de noviembre de 2021, la vocalista británica había concedido una de las primeras entrevistas para promocionar su nuevo álbum y ella misma lo definió como “ecléctico”, es decir, algo que recorre muchos estilos y formas, sin que se pueda definir una en particular como único estilo artístico. Entonces entendí el alma de “30”. 

Para ser más específico, a un nivel artístico y más comercial, podemos citar como ejemplos de eclecticismo lo que hace Pedro Almodóvar en sus películas, que transporta al espectador de manera muy fácil del drama a la comedia, o cuando utiliza decorados de un solo color en una escena, para pasar a la siguiente con un brillante colorido. O en la música, se me viene a la cabeza el disco “AM” de la banda Artic Monkies que se lanzó en 2013, donde la grabación recorre géneros como el punk; postpunk; baladas con estilo ‘indie’ y hasta el glam. Bueno, más o menos es lo que pasa con “30” de Adele, que además de adentrarnos en un sonido pop que ya domina, nos entrega sendas baladas y algunos temas rítmicos con toques de R&B, algunos coros de góspel, el ‘neosoul’, sonidos de la década de los setenta y letras de superación. Y para muestra de aquello que sostengo, simplemente nos basta con escuchar el primer ‘single’ del álbum, “Easy On Me”, que es un ‘track’ que suena en nada a lo que la gran Adele había presentado antes; por cierto, un enorme tema que ya posee números imperiosos en todo el mundo. 

El segundo sencillo para promocionar el disco, el tema “Oh My God”, es otra muestra de los géneros que recorre. Y es que es una canción que incorpora de manera estupenda los elementos del R&B, dejando en claro que la intérprete de “Rolling In The Deep”, podría hacer un álbum completo de ese género y que seguramente, sería un éxito rotundo, pues dominó de manera sorprendente el estilo. Además de que, no podemos negar que este tema queda perfecto para que lo bailen los jovencitos en un TikTok, algo que seguramente Adele y su disquera, Columbia Records, lo tienen más que previsto. 

Pero también debemos ser claros en algo, el cariño y el apoyo del público, Adele los tiene casi de manera incondicional, sin embargo, esta vez la crítica no ha sido unánime en los halagos como en sus anteriores trabajos. Y es que “30” es un álbum que se aleja en cierto sentido de las raíces de Adele, que no suena a lo que nos había acostumbrado y eso no le gustó a todos, incluso, han argumentado que este material suena a una especie de experimento donde ella busca nuevamente, un estilo que la posicione más en un género de adulto contemporáneo que en las baladas juveniles, explorando diversos sonidos haciendo que el disco, no tenga un género definido. 

Sin embargo, Adele nos entrega más que un disco “ecléctico”, sino un material que pone de manifiesto muchas emociones y vivencias personales que exploran sus sentimientos por su reciente divorcio, hasta letras que nos motivan a seguir creciendo como personas. Y es que, de manera honesta también hay que mencionar que ella cuenta con millones de fanáticos a quienes les gustará prácticamente lo que ella presente, pero también que se ha embolsado a público nuevo con cada disco que pone en el mercado. La prodigiosa voz de Adele, es un instrumento poderoso, que cautiva hasta a quien entiende poco o nada de inglés y son transportados al idilio de la música, gracias a su enorme talento. Y aunque los críticos han dicho que este disco de Adele es una combinación de chile, dulce y de manteca, yo sigo disfrutando de “30”, como un trabajo con gran calidad y que demuestra que ella ya es una artista consagrada.

Mi Twitter: 

@iorcuevas