Divulgación del cielo

Date:

Carlos R. Aguilar Jiménez

Educar, instruir y enseñar al principio fue responsabilidad de la familia y tribu, después, al vivir en aldeas y pueblos se instruyó en talleres, planteles o la iglesia donde los discípulos aprendían de maestros, hasta llegar al nivel de escuelas y colegios donde se enseñaba el Trivium y Cuadrividum y al nivel escolar académico actual que en escuelas se enseña todo tipo de disciplinas del conocimiento, formando profesionales en un porcentaje mínimo de la población, por lo que entendemos algo está fallando al ser pocos los que se titulan y, quienes lo logran, carecen de cultura  general, siendo especialistas, doctos en su profesión, e ignorantes de todo lo demás, incapaces de escribir un texto coherente, sin ortografía, puntuación y sintaxis o de entender conceptos ajenos a su licenciatura e incapaces de disfrutar del conocimiento per se.

Familia y escuela no cumplen con una formación cultural ni crean buenos ciudadanos al no inducir en los niños la curiosidad, interés, critica o escepticismo, al enseñar únicamente datos prácticos pero ajenos al interés por aprender, saber, entender contextos, comprender antecedentes, innovar o trascender creativamente y con capacidad de asombro, curiosidad o sensibilidad ante el entorno, de tal forma que todo niño que cumple diez años y no ha observado seres vivos con un microscopio, el universo con un telescopio, no ha escuchado una sinfonía en un concierto, contemplado obras de arte o participado en un taller de ciencias realizando experimentos, se pierde los logros más importantes del intelecto e ingenio humano, por lo que en Oaxaca donde existe un Observatorio Astronómico, municipal, popular y de libre acceso, es un privilegio y orgullo contar con instalaciones astronómicas donde, desde hace  medio siglo se realiza divulgación astronómica, científica, tecnológica y cultural, porque después de su fundación en 1973 y a partir que asumí la dirección en 1979, luego del fallecimiento de su primer director don Canuto Muñoz, quien trabajó únicamente cinco años, desde entonces durante más de 40 años teniendo a mi cargo el Observatorio, habiendo conseguido en 1998 la construcción y fundación de otro observatorio anexo al primero, con un telescopio más potente, el Observatorio Astronómico Municipal, al cumplir el próximo 10 de febrero, medio siglo de actividades, es en Oaxaca el referente más importante de la divulgación científica, tecnológica, cultural y la observación telescópica – astronómica, destacando como una institución científica a unos días de su cumpleaños 50, medio siglo sirviendo, instruyendo y enseñando a los oaxaqueños interesados en las ciencias del cosmos.        

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

¡Más abogados tiktokeros, por el amor de Dios!

Por Carlos Morales El modelo tradicional de enseñanza, en el...

“Alf”: El alienígena que conquistó la televisión de los 80. Recordando a Benji Gregory

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias Ismael Ortiz Romero Cuevas  Ayer en la...

Un viaje a través de la voz humana: Dos décadas de “Medúlla” de Björk

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias Ismael Ortiz Romero Cuevas  En 2004, la...

CONTRAFUEGO || En defensa de Loret

Aurelio Ramos Méndez La libertad de expresión en México, ahora...