El éxito de los ‘clichés’ en “Salvado por la campana”


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Como ya han de saber, el pasado lunes 01 de febrero, murió el actor Dustin Diamond víctima de cáncer de pulmón; una de las estrellas juveniles que protagonizó aquella serie entre ochentera y noventera llamada “Saved By The Bell” y que en México conocimos como “Salvado por la campana”. El que diera vida a Samuel “Screech” Powers en la comedia juvenil que fue la sensación algunos años, en los niños que se convertían en adolescentes de la generación X. 

Dustin Diamond en realidad tenía muchos problemas de salud desde hacía algún tiempo, incluso se le diagnosticó con trastorno bipolar y en los últimos años, tuvo una relación muy mala con sus compañeros del elenco que conquistaron a los adolescentes. Después se supo que Diamond nunca fue el chico amable y simpático que se asociaba con las características de su personaje, al contrario, nunca se llevó bien con sus compañeros desde la grabación de serie y era conocido por sus arranques de ira o poses de súper estrella. En fin, la hipotenusa. 

Esas declaraciones me hicieron pensar entonces en los ‘clichés’ que la televisión nos presentaba en esos años. “Salvado por la campana” se transmitió originalmente en los Estados Unidos por la cadena NBC, de 1989 a 1993, siendo una serie ‘spin-off’ de otra llamada “Good Morning, Miss Bliss” y que no se programó en México. “Salvado por la campana” dio pie a una especie de franquicia que no tuvo tanto éxito como la serie original situada en la ficticia ‘highschool’ Bayside, donde el director, el Señor Belding (Dennis Haskins) era la pesadilla de los estudiantes traviesos; pero vamos a los personajes moldeados en un modelo de jóvenes de los Estados Unidos, pero que además, poco encajaban incluso con esa sociedad. 

Comencemos con el protagonista, Zackary “Zack” Morris, interpretador por el actor Mark-Paul Gosselaar, el niño guapo y popular que se sabe galán y que se mete en problemas con mucha facilidad, es conquistador y disfruta de su reputación. En esos años, el chico rubio tenía que ser el protagonista de cualquier comedia estadounidense, por ello, le teñían el cabello al actor cada semana, aún cuando su tono natural era castaño claro. Zack, representaba al chico que todos aspiraban ser en la escuela, pues siempre se salía con la suya pero que además se aprovechaba para dar alguna lección moral con su personaje. Era el único personaje que veía a la cámara como guiando al espectador en el capítulo.

Albert Clifford “A. C.” Slater fue interpretado por el actor estadounidense de origen mexicano Mario López. En un inicio, Slater fue ideado como el rival de Zack, pues al ser el chico latino (algo así como un ‘latin lover’ juvenil), musculoso y deportista, competiría en renombre y por las chicas con el protagonista. En la primera temporada existe esa rivalidad y Slater es concebido algo así como el villano y fanfarrón dentro de la ficticia escuela, sin embargo, cuando los productores se dieron cuenta de la popularidad y aceptación del personaje, decidieron hacerlo uno de los mejores amigos de Zack en las temporadas siguientes. Este fue el debut en la televisión de Mario López y hasta la fecha, se puede decir que ha tenido una de las carreras más exitosas del elenco. 

La estelar femenina es Kelly Kapowski, encarnada por Tiffany-Amber Thiessen. La chica más guapa y notoria de Bayside, líder de las porristas y por quien Zack y Slater compiten por conquistarla, aunque siendo la protagonista femenina, es obvio que se quedaría con Zack. Las relaciones de noviazgo juvenil son tratadas en la serie de una manera ligera y divertida; sin duda, Kelly es el personaje completamente estereotipado de lo que debe ser la chica estadounidense promedio. El peinado del personaje, se puede decir que marcó tendencia entre las chicas a inicios de la década de los noventa. 

Luego tenemos a Jessica “Jessie” Spano, interpretada por Elizabeth Berkley. La mejor amiga de la chica popular de la escuela, es decir Kelly y además, es vecina de Zack. Jessie era ideada como un personaje poco atractivo y con ideas progresistas como el feminismo y los derechos humanos; estos últimos rasgos los conservaron, pero transformaron a Jessie en un personaje mucho más atractivo y moderno en las siguientes temporadas. Al no poderse consolidar a Slater como el villano juvenil, los escritores relacionaron sentimentalmente a Jessie con él, siendo una pareja que muchas veces les robaba cámara a la estelar. Jessie es la típica chica estudiosa, preocupada por la escuela y por cumplir con sus obligaciones de alumna. 

El recién fallecido Dustin Diamond fue quien interpretó a Samuel “Screech” Powers. El chico ‘nerd’ y una especie de patiño de Zack, aunque se consideran mejores amigos. Este personaje representaba al chico que siempre seguía al popular de la escuela con tal de tener un poco de atención e incluso, muchas veces “Screech” se echó la culpa de las travesuras e irreverencias de Zack. La lealtad del personaje hacia Zack nunca quedó clara, pero lejos de que se interpretara que se trataba solo de amistad, realmente se sentía que Screech quería un poco de la popularidad y galanura de su amigo. Screech representa a esa comedia boba del estilo pastelazo y su presencia, representaba que algo gracioso ocurriría en pantalla, ya sea humillándolo o haciendo alguna “inocentada” que parecía graciosa. 

La serie debía tener un personaje afroamericano y así idearon a Lisa Turtle, interpretada por Lark Voorhies. Es la chica rica de la escuela, adicta a la moda, a los maquillajes, a cuidar su figura y a enterarse de todo lo que sucede en Bayside con respecto al chisme. Screech vive enamorado de ella, pero Lisa lo detesta y nunca le hace caso; la serie culmina con ellos siendo buenos amigos y no pareja. 

El señor Richard Belding es el director de la escuela y es interpretado por Dennis Haskins. El cliché del director que trata de mantener orden en la escuela y es tremendamente estricto con Zack para que deje de meterse en problemas. Sí, es el mismo estereotipo que vimos en “Volver al futuro”, ¿para qué explicarlo más?

“Salvado por la campana” fue una serie tremendamente popular, pero que dista mucho a ser una de las que haya marcado la generación como sí lo fueron “Beverly Hills 902010”; “El príncipe del rap” o “La niñera”, transmitidas más o menos en el mismo tiempo que esta, sin embargo, algunos de sus protagonistas sí lograron mantener trayectorias medianamente exitosas, pero nunca comparándose como el de esta serie. Mi Twitter: @iorcuevas. 

Cinco series de horror para disfrutar en esta Ã©poca


Ismael Ortiz Romero Cuevas

La entrega pasada de este espacio, les sugerí cinco películas del género de horror para no pasar desapercibida estas fechas, que aunque es una especie de cliché, es un buen pretexto para disfrutar del género que a veces, nos entrega joyas increíbles. Pues continuando con estas recomendaciones, hoy revisemos cinco series que están en plataformas y que también, son dignas de verlas: 

1.- “El exorcista” – Dos temporadas (2016 y 2017)

Protagonistas: Alfonso Herrera; Ben Daniels y Kurt Egyiawan

Estelares primera temporada: Geena Davis; Hannah Kasulka; Brianne Howey y Alan Ruck

Estelares segunda temporada: John Cho; Zuleikha Robinson; Li Jun Li y Brianna Hildebrand

Creador: Jeremy Slater

Productora: 20th Century Fox Television / FX

Disponible en: Amazon Prime Video

La serie basada en la novela de William Peter Blatty, realmente tuvo una primera temporada impactante, además de contar con el debut internacional a lo grande del actor mexicano Alfonso Herrera, quien lleva el rol protagónico. La primera entrega se relaciona directamente con la película de 1973, cuando nos contaron la historia de Regan McNeil, la chica poseída por un demonio; ahora, ubicados en Chicago, vemos qué sucedió después de eso pero que nos llena de giros argumentales descomunales y actuaciones poderosas, que nos mantendrán con el corazón palpitando a todo, de verdad, no exagero. La ganadora del Oscar, Geena Davis es sin duda la gran guinda de la primera temporada. 

En la segunda entrega, la trama se separa completamente de lo planteado en la primera y no por eso, deja de ser menos monumental y tétrica; al contrario, demuestra que la historia puede tomar estilo y personalidad propia. Nuevamente con Herrera en el rol protagónico, ahora nos llevan a una isla y a una casa de un padre con sus hijos adoptivos. Esta vez, es el actor coreano-estadounidense John Cho, quien será la parte medular de la historia. Fox Televisión canceló la serie después de esta segunda temporada, sin dar a conocer razones, lo que fue sorpresa de todos pues tenía gran audiencia en el canal FX, donde fue transmitida, y tenía comentarios en su mayoría halagadores por parte de la crítica especializada. 

2.- “La maldición de Hill House” – Una temporada (2018)

Protagonistas: Michiel Huisman; Carla Gugino; Henry Thomas; Elizabeth Reaser; Oliver; Jackson-Cohen; Kate Siegel; Victoria Pedretti; Lulu Wilson; Mckenna Grace; Paxton Singleton; Julian Hilliard; Violet McGraw y Timothy Hutton

Creador: Mike Flanagan

Producción; distribución y disponible en: Netflix

Basada también en una novela, esta vez escrita por Sherley Jackson, esta es una serie de horror psicológico que nos demuestra que el género, puede tener un justificante razonable. La historia se centra en cinco hermanos, que representan las diferentes etapas del duelo y que tratan de superar los traumas de su niñez, al crecer en una casa embrujada y aún ser acosados por los fantasmas que habitaban la mansión. 

“La maldición de Hill House” es una historia trepidante y que nos muestra a protagonistas que sufren y sienten culpas. La serie además, está realizada de manera meticulosa y con efectos realmente aterradores. Si gustan del género, de verdad que esta serie de diez episodios es una de las obligatorias en esta época en donde tenemos por costumbre, ver producciones de este género. 

3.- “Drácula” – Una temporada (2020)

Protagonistas: Claes Bang; Dolly Wells y John Heffernan

Creadores: Mark Gatiss y Steven Moffat

Producción y distribución: BBC One y Netflix

Disponible en: Netflix

Hace un año más o menos, me enteré que la BBC estaba produciendo una serie que tenía a Drácula como protagonista. Realmente me emocioné porque sé de la calidad que esa empresa le imprime a sus productos. Después me emocioné más cuando supe que estaba trabajando en colaboración con Netflix, lo que me daba certeza de que la serie estaría en el catálogo del gigante del ‘streaming’, una vez que saliera al aire en los canales de la BBC. Y no me equivoqué, en enero de este año, “Drácula” llegó a la plataforma y es un drama que cumple con todo lo que prometió. 

La serie se integra únicamente de tres episodios, pero con una duración de una hora y media cada uno, lo que en realidad son como tres películas de duración estándar. La ambientación, las actuaciones, la dirección, la atmosfera y la narrativa que nos entrega, son de verdad elementos con una calidad indiscutible. Esta vez, nos presentan a un conde enmarcado en el cliché del vampiro, pero con una naturaleza más sanguinaria y feroz. Y aunque el último episodio no fue completamente de mi agrado, debo decir que es una serie que vale mucho la pena disfrutar. 

4.- “The Terror” – Dos temporadas (2018-2019)

Protagonistas: 

Temporada 1: Jared Harris; Tobias Menzies; Paul Ready; Adam Nagaitis; Ian Hart

Nive Nielsen y Ciarán Hinds

Temporada 2: Derek Mio; Cristina Rodlo y George Takei

Creadores: David Kajganich, basada en “The Terror” de Dan Simmons

Producción: Entertainment 360; Emjag Productions y AMC Studios

Distribución: AMC

Disponible en: Amazon Prime Video

Es de época, es vertiginosa, es terrorífica, es vibrante y es misteriosa. “The Terror” es una serie digna de ver y de estar dispuestos a que el corazón se nos acelere un poco. Basada en la novela de Dan Simmons, esta serie de suspenso y horror, la estrenó la cadena AMC después de que vio que las series con contenido de este género eran amadas por la audiencia, pues ellos mismos lo comprobaron con “The Walking Dead”.

Una criatura desconocida, ataca a los tripulantes de un barco encallado en un territorio inexplorado en la primera temporada, mientras que en la segunda, la historia se centra durante la Segunda Guerra Mundial, cuando una cadena de asesinatos persiguen a una comunidad de japoneses con descendencia estadounidense y uno de ellos, es enviado a investigar a la entidad malévola que los provoca. El estreno de una tercera temporada es aún incierto, lo que sí, es que no se van a arrepentir de atestiguar esta serie que, por cuestiones de promoción, ha pasado prácticamente desapercibida. 

5.- “Marianne” – Una temporada (2019)

Protagonistas: Victoire Du Bois; Lucie Boujenah y Tiphaine Daviot

Creador: Samuel Bodin

Producción, distribución y disponibilidad: Netflix

La serie de horror de Netflix con manufactura francesa fue un fenómeno el año pasado ya que fue catalogada como una de las mejores producciones de la plataforma, pues la realización, la atmósfera, las actuaciones y las referencias, son de verdad un verdadero deleite para el espectador. Es cierto, el estilo europeo para realizar estas producciones es parsimonioso y mas detallado; y eso es lo que justamente hace tan aterradora a Marianne, una serie que se toma el tiempo necesario para contextualizar y presentarnos sustos con giros argumentales de verdad gloriosos, donde la bruja llamada Marianne, atormenta a la autora de los libros donde ella es la protagonista, para que no deje de ser la estrella de sus novelas. 

Desafortunadamente y sin explicación alguna, Netflix anunció a principios de este año, que “Marianne” no tendría una segunda temporada, dejando a todos quienes aclamaron la serie, con algunos cabos sueltos. Este drama de la plataforma en ‘streaming’ es uno de los que más ha valido la pena ver, pues el ambiente melancólico, contrasta perfecto con los sobrenaturales acontecimientos, enmarcándolo en un espacio que provoca más tensión, pero que no dejan de ser escenarios hermosos. 

Espero que estas festividades, aún con lo atípico del contexto, las disfrutemos mucho y sobre todo, espero que sigamos cuidando de nuestra salud y la de los demás. Por favor, no acudamos a los panteones ni a eventos masivos, es un acto de responsabilidad y amor ante esta emergencia sanitaria. Por lo demás, ¡felices fiestas de Todos Santos! Mi Twitter: @iorcuevas.

Cobra Kai: Karate Kid versión â€˜millennial’


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Desde hace unas semanas la serie “Cobra Kai”, producida por Sony Pictures originalmente para YouTube Premium, se encuentra disponible en el catálogo de Netflix, convirtiéndose en tendencia y en una de las historias más vistas de la plataforma. Los elementos de producción, pero sobre todo, su valor nostálgico, ha sido el deleite de los usuarios, quienes han encontrado en ella, una historia un tanto innecesaria pero entrañable para los personajes que nos hicieron pasar grandes momentos en la década de los ochenta, en la saga de culto “Karate Kid”. 

El enfrentamiento entre el dojo o pandilla “Cobra Kai” en contra del alumno del señor Miyagui (Noriyuki “Pat” Morita), es llevado hasta nuestros días con Ralph Macchio y William Zabka regresando con los papeles de su vida: Daniel LaRusso y Johnny Lawrence respectivamente, quienes reviven esa añeja rivalidad que data desde 1984, pero ahora convertidos en sensei de unos adolescentes, que los obligan a modernizarse tanto en sus técnicas y comportamiento, al ser mentores de chicos que no están acostumbrados a un trato excesivamente rudo, a encerar automóviles o pintar cercas. 

La historia en realidad tiene un tratamiento muy simple, es predecible, cuenta con una estructura sin complicaciones y no tiene giros argumentales que nos sorprendan; todo lo que “Cobra Kai” presenta ya lo hemos visto en cualquier otra serie adolescente o en las telenovelas mexicanas, pero tiene una estimación agregada muy difícil de superar por cualquier otro drama: la nostalgia. En “Cobra Kai” nos presentan elementos y detalles que resultan verdaderamente emocionantes para quienes vimos la película más de una vez y fuimos testigos de como Daniel LaRusso se sobreponía al acoso de quienes integraban “Cobra Kai”, mostrando objetos como el den-den daiko (el tambor de ambas caras, sujetado por una barra y con dos perlas que se suspenden de ambos lados) y que jugó un papel crucial en la cinta, las reglas en japonés del dojo de Miyagui, el auto amarillo, la chamarra roja, la patada de la gruya, el traje de esqueleto y la misma presencia de “Pat” Morita encarnando a Miyagui en imágenes de archivo y a quien le rinden homenaje en un capítulo completo. “Cobra Kai” nos dará justo en ese sentimiento melancólico donde nos emocionábamos cuando LaRusso se hacía justicia mediante el karate.

El encuentro de estos personajes con la vida moderna como los teléfonos celulares, las redes sociales, las aplicaciones de citas, las videollamadas y demás iconos tecnológicos, supone la evolución de la antigua forma de enseñar karate a la contemporánea, donde los estudiantes deben ser tratados con menos rigor y con una disciplina un tanto más relajada y que es una adaptación de comportamientos que tanto LaRusso como Lawrence deben dar para obtener el reconocimiento de sus estudiantes. Los nuevos personajes que acompañan a los protagonistas son Miguel Díaz (Xolo Maridueña); Samantha LaRusso (Mary Mouser) y Robbie Keene (Tanner Buchanan), jóvenes actores quienes protagonizan el triángulo amoroso adolescente que no tiene absolutamente nada de sorprendente, pero que condimenta la rivalidad entre los veteranos karatecas. 

“Cobra Kai” nos muestra ahora el punto de vista de quién siempre supusimos el villano de la historia y los fantasmas de quien siempre creímos, era la víctima y el héroe; es decir, nos confirma que el lobo siempre será el villano si la fábula se cuenta desde la perspectiva de Caperucita. En “Cobra Kai” no vemos héroes y villanos, vemos un enfrentamiento de adultos con culpas que envuelven a los adolescentes en una animadversión en la que ellos no tuvieron nada qué ver; sin embargo, eso no le quita a ningún personaje la condición humana con matices opuestos y temperamentos propios de cualquier persona, convirtiéndolos en lo que a todos como público nos encanta ver en la pantalla: héroes comunes y corrientes.   

William Zabka y Ralph Macchio fungen como productores ejecutivos de la serie al lado de Will Smith, además de que todo el equipo de productores, son grandes fanáticos de las películas, por ello se arriesgaron a continuar la historia de dos rivales que no debían serlo, de justificar esa patada por la que LaRusso debió ser descalificado en ese torneo de la primera película y que es el motivo de la vida errática de Lawrence, asimismo, de mostrar el sufrimiento en secreto del otrora malvado y por el que fue odiado por 34 años. Se arriesgaron también porque si “Karate Kid” se debía continuar, debía ser con los mismos actores, de quienes poca gente sabía sus nombres reales y los llamaban como sus personajes; ¡Ey, LaRusso! Recuerda Ralph Macchio que le gritaban muchas veces en la calle y a Zabka le posaban con la patada de la gruya. Debían arriesgar a que la cobra volviera a morder a Lawrence y abrir esa caja de pandora que nos ha dado en medio de la añoranza para confirmar que, es de valor sustantivo conocer una historia desde todas las perspectivas de quienes se vieron involucrados. Mi Twitter: @iorcuevas.   

¡Aidan Gallagher para Robin!


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Hace unos días, se estrenó en Netflix la segunda temporada de “The Umbrella Academy”, la serie de súper héroes  basada en la novela gráfica creada por el vocalista de “My Chemical Romance”, Gerard Way y editada por Dark Horse Comics, quedándonos claro que no todo es Marvel o DC. La serie ha tenido buena aceptación por parte de la crítica y público, ostentando una calificación de 93% en Rotten Tomatoes. 

Los personajes son interpretados de manera grandiosa, por actores que más bien se desempeñaban ya en el cine o el teatro, pero en otro tipo de proyectos, optando más películas independientes, de mediana distribución o en obras teatrales de Broadway en el caso de Emmy Raver-Lampman. Así es, es el mismo caso de Ellen Page y Tom Hopper, los famosos del grupo, que siempre se destacaron por trabajos de índole más independiente o siendo solo parte del elenco, pero destacando por su talento histriónico. 

Un personaje que ha llamado poderosamente la atención es Cinco, interpretado por el veterano actor adolescente Aidan Gallagher. Y lo ha hecho por el temple del personaje y su actuación convincente, ganando de inmediato, millones de fanáticos que siguen la emisión en la plataforma. La sagacidad del personaje, así como la inteligencia y astucia que posee para la resolución de conflictos ha hecho que más de un seguidor de estos personajes emanados de las viñetas, lo relacionen con otro súper héroe y que además, esos talentos detectivescos sean de vital importancia para formar equipo con Batman y es nada menos que con Robin. 

Ya quedó demostrado el poder que pueden acumular los fanáticos cuando de una petición, sobre todo, relacionada con alguna historia o película de súper héroes, se trate. Hace unos meses, Warner y DC dieron su ‘brazo a torcer’ cuando después de dos años, se reunieron unos cientos de miles de firmas para poder llevar a las pantallas el corte de Snyder de “Liga de la justicia”, siendo la pantalla de HBO Max, la elegida. Así, en pocos días, he visto en redes sociales y hasta en portales especializados de cine y televisión, la inquietud de los fanáticos que versa en que el joven Gallagher sea quien lleve la capa del petirrojo en la nueva película protagonizada por Robert Pattinson y que se sabe, llevará por título “The Batman” (El hombre murciélago). Aún, cuando no se ha confirmado si el ayudante del vigilante de Ciudad Gótica, tiene alguna participación dentro de la nueva película dirigida por Matt Reeves y con filmaciones en pausa por la emergencia sanitaria.

Otro debate es qué personaje sería el Robin de Gallagher si es que llegase a integrarse a la película, pues quien es seguidor sobre todo de las historietas, sabe que varios personajes han portado el traje del ayudante del murciélago. El debate versa en que si debía ser Dick Grayson o Jason Todd, este segundo, a quien mata El Guasón a palos. El talento interpretativo de Gallagher y su trabajo en “The Umbrella Academy” han volcado la necesidad de tener una versión de Robin tal y como se muestra en las viñetas y que sea interpretado por un actor que se encuentre más acorde con la edad del personaje, pues aunque la última aparición de Robin en el cine fue en “El caballero de la noche asciende”, recordemos que Christopher Nolan eligió a un actor joven pero más maduro que el héroe, le cambió el nombre y le quitó el traje. Fue un gran giro, pero a los seguidores más fieles de las historietas, no les pareció del todo. 

Obviamente esta petición no pasará aún con la esperanza de los fanáticos que hace unos meses, clamaban porque Timotheé Chalamet fuera quien se pusiera la capa de Robin. A estas alturas, Warner ya les dio gusto al terminar de producir el llamado corte de Snyder de “Liga de la justicia” y por muchas cuestiones, seguramente no cederá a una petición más de los apasionados fanáticos de los súper héroes. Quedémonos con la idea de que y nos dieron gusto en que pronto estará disponible, la visión oscura de Snyder de estos súper héroes. Dar gusto a una petición más, ya sería mucho. 

Mi Twitter: @iorcuevas

Dark: Un final épico para la serie perfecta


Ismael Ortiz Romero Cuevas

En este espacio, he escrito mucho sobre “Dark”, la serie de ciencia ficción alemana que desde que apareció en Netflix ha generado muchísimo interés y sorpresa para bien entre los usuarios del gigante en ‘streaming’. No es para menos, el drama ha presentado no solo uno de los argumentos más inteligentes de que se tenga memoria, sino que ha convencido a millones de espectadores en el mundo, de que son posibles los viajes en el tiempo y científicos han explicado la lógica de la historia; en México, fue la mismísima doctora Julieta Fierro Gossman, quien salió a elucidar ciertos pasajes de la serie. 

He mencionado el argumento, he mencionado la música, la fotografía, el guion escrito prácticamente sin ni un cabo suelto y es más, la propuse en la entrega número VII de “Películas y series para la crisis” que ideé para pasar el confinamiento lo mejor posible, como una opción para ‘maratonear’ un fin de semana. Todo eso, antes de que se estrenara la temporada final, misma que llegó a la plataforma el pasado 27 de junio, el día en el que el mismo drama de internet, se menciona como la fecha del apocalipsis. 

A estas alturas, estoy seguro que ya muchos han escuchado de las teorías y referencias que envuelven a la serie, pero lo que ha sido de verdad sorprendente para mí (y creo que para muchos), es la forma en cómo los creadores y escritores han concluido una de las historias que más ha jugado con la mente de los espectadores. No debió ser una tarea fácil, las expectativas eran muchas, pero además, lo presentado en las pantallas del ‘streaming’ había convencido a millones de fanáticos en el mundo de que los acontecimientos, los personajes, los escenarios, las referencias y los objetos, no estaban dentro por casualidad. Cada incidente repercutía en el pasado y el futuro de los protagonistas; cada objeto se volvía elemental en otra época y cada escrito era más interesante cuando se escudriñaba en él por las emanaciones que traía. Nos convencieron de que era la serie perfecta. No se equivocaron, lo es. 

Su creador, el cineasta suizo Baran bo Odar, ha comentado en diversas ocasiones que la serie fue ideada y estructurada de principio a fin antes de que siquiera, se pensara en producirla. Con ese guion, bo Odar recorrió un sinfín de productoras con el objetivo de realizar una odisea de tres o cuatro películas; a los empresarios de la industria del cine les pareció que la historia era demasiado compleja y poco atractiva para las salas de cine. Inspirado en lo que se ha llamado, la nueva época dorada de la televisión, gracias a series como “Breaking Bad”, “The Walking Dead” o “The Big Bang Theory”, el cineasta convirtió su saga cinematográfica en serie televisiva, siendo rechazado por compañías como HBO y AMC para producirla por las mismas razones, pues no tenían idea como se podía contar una historia tan ininteligible y con tantos personajes. Hasta que llegó a manos de los ejecutivos de Netflix, quienes querían que la historia que abriera su mercado en Alemania no solo fuera de un suspenso sin precedentes, sino algo inteligente y temerario. El resultado ya lo conocemos; nos entregaron una de las mejores series de que se tenga memoria. 

La maestría con la que se presentó la temporada final sigue siendo asombrosa. No solo resolvieron los cabos sueltos dejados en las temporadas anteriores, sino que además, echaron abajo de la manera más lógica e perspicaz las alocadas teorías presentadas en diversas páginas de internet que incluso fueron avaladas por Netflix (obvio, eso hizo que causara mucha más curiosidad); presentaron más personajes que nos confundieron al inicio de la temporada pero que nos fueron mostrando su importancia para resolver la retorcida realidad que nos presentaron, además del emotivo final donde muchos no pudimos contener las lágrimas, y la guinda, esa sensación de alivio creada cuando ya vimos todo resuelto, aparece la conclusión con ese ‘deja vu’ que nos vuelve a dejar llenos de dudas, pero eso sí, con ganas de aplaudir de pie ante uno de los finales más épicos para una serie; un drama que ha sido calificado con 100% en Rotten Tomatoes y con un promedio de 9.5 por episodio en IMDb, debía despedirse a la altura. Ahora sí entendemos porqué el final es el principio, pero también es el final. 

Películas y series para a crisis (XV)


Ismael Ortiz Romero Cuevas

Gracias a todos quienes me enviaron comentarios con respecto a estas entregas que hoy culminan. El objetivo tanto de “Música para la crisis” como de esta sección, ha sido justamente que llevemos este confinamiento por la emergencia sanitaria, lo más agradable posible. Escribiré este espacio, opinando sobre temas que conciernen al entretenimiento, el cine, la música y demás como ha sido desde su origen, prometiendo que si hay que estar más tiempo en casa, planearé más sugerencias como estas. 

Y para culminar con las películas y las series de estas entregas, pasemos a las sugerencias de este jueves: 

PELÍCULA


1.- Trilogía “El caballero de la noche”: “Batman inicia” (2005); “El caballero de la noche” (2008) y “El caballero de la noche asciende” (2012)

Director: Christopher Nolan

Protagonistas: Christian Bale; Michael Caine; Gary Oldman y Morgan Freeman

Estelares por película: 

“Batman inicia”: Liam Neeson; Cillian Murphy y Katie Holmes

“El caballero de la noche”: Heath Ledger; Maggie Gyllenhaal y Aaron Eckart

“El caballero de la noche asciende”: Anne Hathaway; Marion Cotillard, Joseph Gordon-Levitt y Tom Hardy

Producción: Syncopy Films; Patalex III Produccion; DC Comics

Distribución: Warner Bros. Pictures 

Nunca en la historia del cine, se habían tomado con tanta seriedad las fábulas de súper héroes, hasta que llegó la aclamada trilogía dirigida por Christopher Nolan y que llevó a Batman al siguiente nivel; no solo reinició un personaje en el cine, sino que creó un símbolo y marcó un estándar en la construcción de este tipo de personajes. Consideradas como las mejores películas de súper héroes de todos los tiempos, estas películas conocidas como la trilogía de “El caballero de la noche”, marcan un antes y un después no solo en los personajes para DC Cómics, sino para la creación de cualquiera que emane de los cómics o tenga qué ver con los súper héroes, pues incluso se atrevió a quitarle el emblemático traje a Robin. Christopher Nolan tiene una regla para la formación de cualquiera de sus historias: deben contener situaciones realistas y los personajes se deben cimentar a partir de condiciones humanas y no fantásticas, eso hizo que las tres películas de Batman dirigidas por él tuvieran un contenido no solo más serio, sino más inteligente que el resto del género. Eso le trajo millones de seguidores, puso a Batman como el más encumbrado de todos los súper héroes (de cualquiera que fuera su casa editora) e hizo a Nolan, una súper estrella en el mundo del cine. 

Esa regla de realismo, también nos entregó a villanos delirantes en estas películas, de los cuales ni uno tiene una sola línea de desperdicio. Desde la construcción de Ra’s Al Ghul (Liam Neeson), personaje inmortal en el universo de Batman pero que, en estas cintas, esa condición se representa como una alegoría; o el mismo Espantapájaros (Cillian Murphy), quien tiene un sustento más científico que ficticio. Sucede lo mismo con Gatúbela (Anne Hathaway) en la tercera película a quien solo conocemos como la ladrona y nunca se le menciona por este nombre, dado que las icónicas orejas del traje se forman a partir de las lámparas para robo; Bane (Tom Hardy) es otro personaje que representa a la furia emanada del dolor y la humillación. Caso aparte es El Guasón (Heath Ledger), un personaje tan perturbado como fascinante y que les pone cara a las personas que “solo quieren ver al mundo arder”. Por su actuación, Heath Ledger obtuvo el Oscar póstumo a Mejor Actor de Reparto, pues por su repentina muerte, no alcanzó a ver el estreno de la cinta. Estas películas es el encumbramiento de las cintas de súper héroes, las inalcanzables, las que forman parte de ese universo pero que compiten con las más grandes obras del cine. La disponibilidad de estas cintas es: “Batman Inicia” y “El caballero de la noche asciende” se encuentran en Netflix, Cinépolis Klic y YouTube Video, mientras que “El caballero de la noche” la encontramos en HBO, Cinépolis Klic y YouTube Video. 

SERIE

2.- “Stranger Things” – Tres temporadas (2016-2019)

Protagonistas: Winona Ryder; David Harbour; Millie Bobby Brown; Finn Wolfhard; Gaten Matarazzo; Caleb McLaughlin; Noah Scnapp; Natalia Dyer; Charlie Heaton y Joe Keery

Creadores: Matt y Ross Duffer

Producción y distribución: Netflix

Una de las series más aclamadas de Netflix nos hará pasar momentos de verdad increíbles. Hay que ver esta serie con toda la apertura de que percibiremos temas fantásticos y sobrenaturales, sin embargo, no hablamos de un drama televisivo que esté hecho de manera improvisada, al contrario, “Stranger Things” nos deja más que sorprendidos con los homenajes y referencias que hace de películas icónicas estrenadas en la década de los ochentas e incluso setentas; también por las estupendas actuaciones donde Winona Ryder, sin temor a equivocarme se lleva las palmas, y el elenco infantil que además de encarnar a personajes entrañables, realizan un trabajo histriónico digno de admirarse. En “Stranger Things” tenemos de todo: horror, drama, comedia, romance e historias adolescentes que enmarcan una de las ficciones más aclamadas de los últimos años. 

Muchas personas han comparado a “Stranger Things” con “Dark”, la serie alemana de ciencia ficción que también ha sido ampliamente aclamada, sin embargo, la naturaleza de sus historias las lleva a ser sensiblemente diferentes entre sí, aunque ambas partan de una premisa que evoca a la fantasía. “Stranger Things” es emocionante, es entrañable, es tierna, tiene una selección de canciones inigualable y es vertiginosa. Sentarse a ver esta serie con los niños y adolescentes, créanme que será una experiencia única y les garantizo que pasarán un fin de semana en un maratón sin precedentes. La serie que puso de moda la década de los ochenta está disponible en Netflix. 

He gozado como no tienen una idea, el hacer estas brevísimas reseñas de discos, películas y series para pasar la cuarentena lo mejor posible. Espero haya sido de su agrado y el formato habitual de esta columna, regresa a partir del siguiente martes. Mi Twitter: @iorcuevas.