Radio Zaachila: ¿comunitaria o de Sección 22?

Date:

+ Radio Plantón y el eco del conflicto magisterial

Al iniciar la semana, fue dado a conocer que a una estación de radio comunitaria, Radio Zaachila, le fue otorgado un permiso de operación por parte de la Comisión Federal de Telecomunicaciones. El anuncio fue realizado en la sede de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, y ahí, el dirigente de ese gremio, Azael Santiago Chepi, aseguró que otra frecuencia hasta ahora ilegal, Radio Plantón, se encuentra en proceso de conseguir su respectiva autorización por parte de la instancia federal. ¿Qué podemos esperar de esas decisiones del gobierno federal?

Este asunto tiene, de entrada, dos vertientes. Porque por un lado, se encuentra el aparente triunfo de un sector de la radiodifusión que por mucho tiempo ha batallado por el reconocimiento legal y gubernamental, de un tipo de frecuencias que son altamente benéficas, pero que no se encuentran reconocidos y reglamentados en las normas actuales.

Pero frente a este aspecto, y en el caso particular de Oaxaca, existe también la amarga experiencia de cuando la llamada “radiodifusión alternativa” cae en manos irresponsables y es utilizada no con fines culturales o de difusión social, sino como un instrumento para la agitación social y la desestabilización política. Sería imposible, e irresponsable, dejar de tomar en cuenta el papel que jugó la radiodifusión durante el conflicto magisterial y popular de 2006 en Oaxaca.

En la primera de las vertientes, hablamos de lo que se conoce como “Radios comunitarias”. Éstas existen en todo el país y, en su gran mayoría, no cuentan con reconocimiento alguno ni regulación por parte del gobierno federal. En la esencia de ese tipo de radiodifusoras, se establece que éstas sirven como instrumento de difusión no sólo de ciertos acontecimientos relevantes para comunidades rurales e indígenas, sino como un eficaz medio de comunicación en el aspecto social. Las estaciones radiofónicas comunitarias, han ayudado en gran medida a difundir aspectos de salud, culturales, sociales y de identidad en las comunidades en las que se desenvuelven.

Sin embargo, este tipo de radiodifusoras no cuenta con reconocimiento por parte de la Ley Federal de Telecomunicaciones ni de la Ley de Radio y Televisión. En éstas, y particularmente en la segunda de las citadas, se contempla únicamente la existencia de frecuencias concesionadas y permisionadas; justamente, quienes impulsan las radios comunitarias buscan una tercera vía a través de la cual se reconozca a los que buscan hacer radiodifusión comunitaria, que no necesariamente tiene que ver con aspectos comerciales o culturales, como los hasta ahora comprendidos en las normas vigentes.

Lamentablemente, en el aspecto legal no ha habido eco en los proyectos de reforma existentes. De hecho, cuando en 2005 se aprobó la llamada “Ley Televisa”, uno de los grandes cuestionamientos tenía que ver con el hecho de que no existía mayor reconocimiento a los aspectos sociales en el uso del espectro radioeléctrico, y todo se hacía girar alrededor de las concentraciones y capitales económicos, en los que dicha televisora, y su competidor directo, Televisión Azteca intentaron hacer girar todos los intereses relativos a la explotación de frecuencias de radio y televisión en el país.

La llamada Ley Televisa, fue declarada inconstitucional en 2008; la Ley de Radio y Televisión regresó a su texto original. Hasta ahora, ha habido por lo menos dos intentos por reformarla. Pero en éstos, el Congreso de la Unión no ha manifestado un interés genuino por dar reconocimiento y regulación específica a las radios comunitarias.

RADIO MANIPULACIÓN

Sin embargo, junto a todos los aspectos positivos de las radios comunitarias, y en contraposición, se encuentra la experiencia de Oaxaca. Hasta ahora, son menos de 20 las estaciones de ese tipo que han recibido reconocimiento legal por parte de las instancias federales.

Además de la recién reconocida Radio Zaachila, otras tres estaciones (una en Santa María Tlahuitoltepec, mixes; otra en Mazatlán Villa de Flores, y la tercera en San Antonino Castillo Velasco) habían recibido antes la autorización de operaciones. Lo importante de esta última autorización, sin embargo, es que existe una vinculación manifiesta y reconocida entre los operadores de la frecuencia y el sindicato magisterial que encabezó la revuelta del 2006.

Nada habría que decir al respecto, si no fuera porque Radio Plantón, y todas las estaciones de radio que ilegalmente fueron ocupadas por los grupos inconformes durante el conflicto magisterial, fueron el detonador de la grave crisis social que ocurrió en Oaxaca. Lo acepten o no en la actualidad, en aquellos momentos hubo un entendimiento específico sobre la importancia de las frecuencias, y fue a través de éstas que se multiplicó el llamado a la rebelión y se incitó a la población a emprender acciones no siempre confesables.

Si bien se recuerda, el gobierno estatal únicamente pudo contrarrestar algunos de los efectos que había tenido el uso de la radio por parte de los grupos inconformes, cuando ellos mismos establecieron una radiodifusora, también ilegal, denominada “Radio Ciudadana”, a través de la cual se manifestaban todos aquellos que estaban en contra de quienes encabezaban la revuelta social.

En ese sentido, una de las condiciones que impuso la Sección 22 del SNTE al gobierno federal, para ceder en las acciones violentas del conflicto, fue justamente que se iniciara el proceso de reconocimiento de varias estaciones vinculadas a ellos, principalmente Radio Plantón. Hoy, según lo que se ve, el magisterio oaxaqueño está comenzando a tener respuestas positivas y cumplimiento a los compromisos pactados.

¿ARMA POLÍTICA?

Lo relevante, en todo esto, radicará en el modo en cómo se conducirá tanto Radio Zaachila, como Radio Plantón, y las demás frecuencias que pudieran llegar a tener reconocimiento de la Cofetel. Si se conducen con corrección, habrán de ser altamente benéficas para sus comunidades. Si tomamos en cuenta que este es un año electoral, y que la Sección 22 jugará sus propias posiciones dentro del proceso sucesorio, entonces habremos de ver cómo el propio gobierno federal habrá legitimado un instrumento que serviría para fines distintos a los que, en sí mismas, buscan las estaciones de radio comunitarias, en Oaxaca, y en el país.

almargen@tiempoenlinea.com.mx

almargenoaxaca.wordpress.com

3 COMMENTS

  1. Algunas de las veces nos cuestionamos si hay participación ciudadana en Oaxaca… pero acciones como esta pueden ser el inicio de una herramienta más para la expresión social. OJO!!! siempre y cuando se apegue al objetivo principal y no se politicen los temas.

    Parece utópico lo comentado ut supra, pero no imposible… Espero de todo corazón que las radiodifusoras no se conviertan (llegando las fechas electorales) en “Espacios que inciten al caos y la violencia” como lo vivimos hace 4 años.

    Que la RAZON nos guíe y el BIEN COMÚN sea el estandarte de estas emisoras!…. FELICIDADES! a los que han luchado por la libre expresión con respeto a los demás.

  2. QUE BUENO EN HORA BUENA RADIO ZACHILA, que diferiencia hay de radio zachila alas demas RADIOFUSORAS EN EL ESTADO DE OAXACA si desde siempre en oaxaca las radios an sido FIELES SERVILES ya sea del gobierno o para intereses particulares,recuerdo cuando ablabas ala radio para dar una opinion en contra del locutor o de un tema politico y derepente si decias algo liberal te reprimian, amenazaban, y asta en ocaciones te excomulgaban. y ni que decir cuando las trasmiciones de musica de rok eran alas 11:00 pm ,tal parece que los PERIODISTAS OAXAQUENOS piensan que el derecho de exprecion y de redaccion es EXCLUSIVO de ELLOS……….FELICIDADEZ POR RADIO ZACHILA un paso mas para lograr la libertad de exprecion en el estado de oaxaca. (claro siempre encuando sea para beneficio de la gente del estado).

  3. En loque respecta sobre las radios creo que es bueno la transmision de creencias o ideales de expresiojn si bien es cierto las radiodifusoras de lucro generalmente le sirven algobierno eso todo mundo lo sabe, los spots, las comerciales, los avisos, etc, entonces las radios comunitarias tienen que servir al pueblo, a las comunidades, a la clase social media. baja, etc. porque loque se dice se vierte y se divulga en las radiodifusoras de alta frecuencia (de lucro) esta a favor del gobierno y claro no todo es veridico. por eso las radios comunitarias fungen un papel importante en las comunidades para informar lo que es real a las personas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Un inicio que promete 

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  En octubre de...

¿Y el libramiento norte?

Carlos R. Aguilar Jiménez Años van, décadas vienen y desde...

CONTRAFUEGO || Ninguneo al Legislativo

Aurelio Ramos Méndez Suena muy democrático, pero entraña un lamentable...

Lleva Cine Gob la magia del séptimo arte a Santo Domingo Yanhuitlán

Del 15 al 23 de junio las familias de...