Encuestas: ¿a favor del priismo o de Coalición opositora?

Date:

+ Milenio: juega a estar con todos… y estar también con nadie

Han pasado exactamente diez días desde que Milenio Televisión presentó el resultado de unas encuestas levantadas en Oaxaca, para medir la aceptación popular y las posibilidades de triunfo de los partidos políticos y sus candidatos a Gobernador. Es curioso que luego de tantos días, ese siga siendo un tema polémico y recurrente. La controversia no sólo persiste por los resultados, sino por esa aparente aura de misterio —y de intereses políticos— que parece envolver a ese estudio demoscópico, al grupo editorial que lo presentó, y a las fuerzas políticas que se disputan la gubernatura del Estado.

¿Qué dijo en aquel momento Milenio, en voz del periodista Ciro Gómez Leyva? Que, de acuerdo con encuestas realizadas por la empresa Gabinete de Comunicación Estratégica, propiedad de Liébano Sáenz y Federico Berrueto, el candidato de la Coalición por la Transformación de Oaxaca, Eviel Pérez Magaña aventajaba con 44.3 puntos, al candidato Gabino Cué, de la coalición PAN-PT-PRD-Convergencia, que había resultado con el 39.8 por ciento de las preferencias. Este resultado, controversial en sí mismo, encendió los ánimos de todos los involucrados. Y al parecer, en medio de las acusaciones cruzadas, aquella empresa editorial logró no revelar de cuerpo entero cualquier interés extraperiodístico que pudiera tener en medio de todo esto.

Las acusaciones, sin equivocarnos, fueron homogéneas y cruzadas. Lo que en realidad dejó ver la revelación de dichos resultados, fue que los respectivos candidatos de las coaliciones PRI-PVEM y de la conformada por el PAN, PRD, PT y Convergencia, se encuentran en un empate técnico.

Esto dejó incómodos a todos. Apenas unas semanas antes, en el Revolucionario Institucional trataban desesperadamente de hacer permear la percepción de que su candidato se encontraba, incluso, 15 puntos por encima de su más cercano competidor. Y entre las fuerzas de oposición, se habían presentado estudios demoscópicos en los que su abanderado aventajaba a sus adversarios por unos 9 puntos porcentuales. De ahí —y de las propias circunstancias de la encuesta, sus realizadores y sus presentadores—, se desprendió buena parte de la polémica que aún continúa.

El primer cuestionamiento emergió de los antecedentes mismos de los encuestadores. Como bien se sabe, Liébano Sáenz fue el secretario particular del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, durante los seis años que duró su mandato constitucional. La empresa actual de dicho ex Funcionario fue duramente descalificada por otra encuestadora, María de las Heras, quien decidió suspender toda participar de cualquier publicación en el Grupo Multimedios (propietaria de Milenio) por considerar que los métodos estadísticos de aquellos no son adecuados, pero también por sentirse víctima de un posible desplazamiento profesional por parte de dicha empresa.

Así, los principales antecedentes políticos de los encuestadores, se convirtieron en el primer cuestionamiento importante a los resultados de sus mediciones. En las últimas semanas, han abundado los señalamientos no sólo por parte de los actores políticos de Oaxaca, sino de todas las entidades en las que han realizado sus muestreos. Veamos, en particular, el asunto de nuestra entidad que nos ocupa.

TODOS SE QUEJAN

Casi desde el primer momento, los dirigentes de la Coalición por la Paz y el Progreso de Oaxaca, que encabeza Gabino Cué Monteagudo, cuestionaron duramente el resultado de la encuesta, asegurando que ellos contaban con estudios realizados en un universo más amplio de personas, y avalados por empresas que cuentan con el mismo prestigio y seriedad que la de Sáenz y Berrueto.

Luego, ante los resultados, acusaron discretamente —y aún hoy lo hacen sin ningún rubor en las pláticas de sobremesa y sus análisis internos— una posible complicidad, o acuerdo comercial, entre la televisora y grupo editorial, el gobierno de Oaxaca y el Partido Revolucionario Institucional. En sus versiones, suponen que Ciro Gómez Leyva, y el Grupo Milenio, responden a intereses perversos del priismo, que los llevaron a torcer sus propios resultados y poner en juego su legitimidad y credibilidad, a cambio de “inflar” a un candidato (Pérez Magaña) que se encuentra varios puntos debajo de su Abanderado. Un ejemplo perfecto de un “sospechosismo” desbocado.

El problema es que al interior del Revolucionario Institucional, opinan más o menos lo mismo pero al revés. El primer elemento que éstos aportan para descalificar la encuesta y asegurar que ésta no refleja la amplia ventaja que tiene el priismo sobre la oposición, tiene que ver con el pasado zedillista de Sáenz, y la relación que éste debe guardar con el ex gobernador y ex secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco Altamirano y, por consiguiente, con el candidato a gobernador por la Coalición opositora, Gabino Cué Monteagudo, que fue colaborador cercano de Carrasco cuando todos ellos eran funcionarios del gobierno federal, hace más o menos una década.

También aseguran que, más bien, Milenio trató de disimular la depresión real que sufre la coalición opositora y su candidato, y por ello contrastan las aseveraciones hechas hace apenas 50 días (2 de marzo de 2010) por el propio Gómez Leyva en su columna cuando, citando a Gabino Cué, aseguró que éste llevaba siete puntos de ventaja de ventaja sobre el PRI. La caída de la coalición opositora, dicen, está siendo atemperada por encuestas que disimulan su estrepitosa caída y la presentan apenas como un empate.

Lo cierto, en todo esto, es que Milenio parece estar jugando a un juego del que son expertos en Televisa: apostar ciertos intereses en su manejo informativo, pero dejar al aire las suficientes incógnitas como para que nadie sepa exactamente en qué bando está jugando o si, en realidad, no defiende otro interés más que el periodístico. En el fondo, el error más grave se encuentra en creer que lo que dice una sola encuesta, es la verdad absoluta.

CAMBIOS

Ayer, el secretario de Administración del Gobierno del Estado, Francisco Márquez Méndez tomó protesta a Jorge Baigts Ortega, como nuevo subsecretario de Normatividad y Desarrollo Administrativo en esa dependencia, en sustitución de José Villalobos Gallegos. Esto es, dicen, parte de la preparación para el cierre de la actual gestión, que aún tiene retos importantes que deberán resolverse a la brevedad.

almargen@tiempoenlinea.com.mx

almargenoaxaca.wordpress.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Carlos Enrique Taboada: El duque del terror del cine mexicano

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  En el vasto...

Un siglo de expansión

Carlos R. Aguilar Jiménez Justo hace 100 años, en 1924,...

Recursos de los trabajadores están a salvo con el Fondo de Pensiones Bienestar: Infonavit

En entrevista, el Delegado de Infonavit en Oaxaca, Juan...

El cáncer de mama en las celebridades: un impacto más allá de los escenarios

Paréntesis  Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas Un día como...