Debate, un ejercicio democr谩tico lleno de improvisaci贸n y errores

Date:

Debate

+ Lo grave, que no hay propuesta ni estrategia para ganar electores


El lugar com煤n, o el an谩lisis simplista, podr铆a llevarnos a calificar el debate entre candidatos a diputados federales por el distrito VIII, realizado la noche del lunes, como un fracaso. Lo fue, s贸lo en la medida en que los errores t茅cnicos fueron lo m谩s visible de la transmisi贸n. Sin embargo, en el mediano plazo dicho ejercicio ser谩 provechoso si los organizadores aprenden de sus errores, y si los partidos y candidatos logran reconocer sus graves inconsistencias frente al p煤blico elector (y televidente).

En efecto, aunque tuvo poca difusi贸n previa, este debate ten铆a varios elementos para despertar expectativas entre el p煤blico interesado. Un elemento inicial, radica en que es el primer debate que ocurre en Oaxaca entre candidatos a diputados federales; el segundo, que es el primer debate que ocurre entre aspirantes a un cargo de elecci贸n popular en la zona m谩s poblada e influyente pol铆ticamente de la entidad; acaso un tercer elemento radica en que, si la memoria no nos falla, este es apenas el tercer debate televisado que ocurre en Oaxaca entre aspirantes a cualquier cargo p煤blico.

Es, pues, un ejercicio casi in茅dito que debe verse no s贸lo a la luz de sus fallas, sino sobre todo de la oportunidad de que todo mejore. Sin embargo, cualquier posibilidad de evoluci贸n tiene que pasar por el reconocimiento y an谩lisis de las fallas que, en este caso, fueron muchas y de diversa 铆ndole. Es por eso que vale la pena repasar algunos aspectos de lo que pudimos ver la noche del lunes.

Sin duda, dos cuestiones resaltan por encima de todas las dem谩s. La primera, es que el ayuno de ideas y propuestas que tanto se ha denunciado de los candidatos y partidos en campa帽a, ah铆 qued贸 demostrado. La segunda, que es concomitante a la primera, radica en que este primer debate demostr贸 que los candidatos no s贸lo no est谩n preparados para competir en el terreno de la propuesta y la construcci贸n de una agenda legislativa, sino que tampoco est谩n preparados para realizar un trabajo competente de imagen frente a los electores. Si vemos el debate en ese contexto 鈥攜 al margen de las m煤ltiples fallas t茅cnicas y de preparaci贸n que corrieron a cargo de los organizadores鈥 habremos de entender la trascendencia del ejercicio.

El primero de esos factores qued贸 claro cuando ninguno de los candidatos tuvo capacidad de articular una sola propuesta seria, relacionada con las funciones constitucionales de un diputado federal. En otras palabras, que al prepararse para este debate, ninguno de los candidatos tuvo la consideraci贸n de leer en la Constituci贸n, qu茅 atribuciones tiene un diputado, cu谩les son los alcances de su funci贸n, y en qu茅 tareas puede intervenir. Por eso hubo candidatos a diputados federales que se dedicaron a hacer propuestas disparatadas, que confundieron el programa de acci贸n de su partido con la agenda legislativa, o que se limitaron a hablar de gesti贸n social, como si fueran luchadores sociales o como si aspiraran a ser servidores p煤blicos y no representantes populares.

En el segundo de los aspectos 鈥攅l de la imagen y la estrategia para acudir a un debate鈥, qued贸 claro que los candidatos tampoco tuvieron noci贸n de lo que debieron hacer. 驴De qu茅 hablamos? De que un ejercicio pol铆tico como un debate es, para cuestiones pr谩cticas, como un juego de ajedrez en el que cada uno de los participantes lleva preparada una estrategia de conservaci贸n, de defensa, de ataque y de recuperaci贸n 鈥攅 incluso de una contenci贸n de crisis en medio del encuentro鈥, seg煤n fuera el caso.

Este debate demostr贸 que los aspirantes a la diputaci贸n federal por el distrito 08 son francos amateurs en esas tareas, y que su preparaci贸n se limit贸 a preparar tarjetas que enumeraran sus logros anteriores, sus gestiones como funcionarios o como diputados, sus esl贸ganes de campa帽a, y antecedentes generales. Ninguno tuvo el tino de prepararse estrat茅gicamente para el debate, ni de leer y prever los posibles escenarios de discusi贸n entre todos los candidatos, para tratar de aprovechar esa circunstancia y salir lo mejor librado posible.

No hubo tal, y por eso m谩s que un debate, este ejercicio pareci贸 una aburrida pasarela en la que nadie confront贸 ideas con nadie, todos dijeron lo que quisieron, se atacaron y defendieron en sus personas y no en sus proyectos e ideas, y finalmente fueron dos horas de un intercambio pobre que bajo ninguna circunstancia habr铆a podido ser calificado como un verdadero debate.

OTROS ERRORES

Como dicen que en pol铆tica el fondo es forma, no habr铆a que perder muchos detalles que parecieron intrascendentes para los candidatos, pero que son notables a la hora de evaluar un ejercicio como 茅ste.

Por ejemplo, ninguno de los aspirantes demostr贸 haber tenido una preparaci贸n previa en cuanto a su discurso, mensaje, ideas e incluso su apariencia. Por eso se pudo ver desde el inicio que hab铆a candidatos que parec铆an estar fuera del set de grabaci贸n (porque las mamparas y los logos del INE no los cubr铆an), y que nadie tuvo el tino de hacer notar que visualmente eso pon铆a en desventaja a unos sobre otros, y que ese debi贸 ser una cuesti贸n que generara protestas. Sin embargo, como ninguno de los candidatos iba preparado para eso, nadie lo not贸, nadie protest贸, y con la persistencia de esos errores transcurri贸 toda la transmisi贸n.

Hubo otros menos visibles, pero igualmente trascendentes. Ninguno de los candidatos tuvo una preparaci贸n previa para evitar los tics nerviosos (como el de la Candidata del Panal); nadie se prepar贸 para no titubear o parecer demasiado nervioso a la hora de hablar; varios de los candidatos no repararon en que iban vestidos de una forma inadecuada para una transmisi贸n de ese tipo; e incluso, no repararon en la necesidad de no incurrir en frases comunes, como la que dijo el Candidato del PVEM, Miguel 脕ngel Morales, quien se帽al贸 que los ind铆genas 鈥渁 veces son tanto o m谩s l煤cidos que nosotros los letrados鈥, como si la lucidez fuera exclusiva de quienes s铆 tienen formaci贸n acad茅mica, y los ind铆genas s贸lo lo fueran por momentos.

FRACASO RELATIVO

Este ejercicio debe servir como un repaso para evitar errores en el futuro. Si los candidatos y los partidos act煤an con inteligencia, tendr铆an que repasarlo y analizarlo. Si caen en el simplismo, entonces dir谩n 鈥攃omo lo hacen hoy muchos鈥 que fue un fracaso. S铆, tiene much铆simo que mejorar; pero puede pasar cualquier otra cosa menos cancelar esfuerzos como 茅ste.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Gubernaturas, 隆matanga!

Aurelio Ramos M茅ndez El certero pial con que el...

Apuntes finales de la victoria de Milei

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la vor谩gine...

Actualiza Poder Judicial a periodistas聽sobre el Sistema Penal Acusatorio

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez inaugur贸 las actividades del...

Rinde protesta titular del PJEO como integrante聽de la directiva de Tribunales de Justicia

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez ocupa por segunda ocasi贸n...