Que la certeza jur铆dica del Congreso incluya al Peri贸dico Oficial

Date:

Peri贸dico Oficial

+ Nadie se alarma del nivel de incertidumbre que genera la publicaci贸n


Es pr谩ctica conocida, que en el Congreso local puedan modificar un dictamen ya pasado por el pleno, sin que esto genere consecuencias para quien lo perpetra. Sin embargo, tambi茅n es conocido que el Peri贸dico Oficial del Gobierno del Estado se ha prestado, y podr铆a seguirlo haciendo, a manipulaciones que multiplican esa incertidumbre. Es por eso que la b煤squeda de certeza jur铆dica en el procedimiento legislativo, debe venir acompa帽ada por la certeza de lo que se da a conocer en el Peri贸dico Oficial.

En efecto, aunque puede ser un asunto intrascendente jur铆dicamente hablando, la falta de consistencia en la administraci贸n del Peri贸dico Oficial del Gobierno del Estado genera incertidumbre donde no debiera haberla. Todos conocemos la atropellada historia de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales, aprobada la noche del pasado jueves en medio de empellones en el Congreso del Estado.

Por la premura que implicaban los plazos constitucionales fatales (si no entraba en vigor ese d铆a, no ser铆a de observancia general sino hasta el siguiente proceso electoral, luego del de 2016), la norma fue aprobada por el Congreso y, seg煤n, sancionada y promulgada el mismo d铆a por el Ejecutivo, para ser publicada en un Extra del viernes 10 de julio del Peri贸dico Oficial del Gobierno del Estado. El problema es que dicho Extra s贸lo se mantuvo publicado dos d铆as en la p谩gina web del 贸rgano de difusi贸n, y este lunes desapareci贸 sospechosamente.

Cualquier funcionario podr铆a decir, frente a este se帽alamiento, que las publicaciones digitales del Peri贸dico Oficial son simplemente informativas y que carecen de todo valor jur铆dico. Podr铆a argumentar, adem谩s, que quiz谩 el sitio web www.periodicooficial.oaxaca.gob.mx estuvo 鈥渆n mantenimiento鈥 este d铆a, y que de ah铆 viene la intrascendencia jur铆dica que se帽al谩bamos dos p谩rrafos atr谩s. Incluso podr铆a decirse que en Oaxaca s贸lo las publicaciones impresas del Peri贸dico Oficial tienen validez, y que por ende no hay raz贸n para hacer un se帽alamiento relacionado con las fallas del sitio web de dicha publicaci贸n.

El problema 鈥攑ara ellos鈥 es que si la naturaleza de un 贸rgano oficial de difusi贸n, es propiamente la de dar a conocer a los gobernados las normas y determinaciones que emite la autoridad en ejercicio de sus atribuciones, entonces en los tiempos actuales debiera ser un sentido b谩sico de responsabilidad y congruencia mantener en las mejores condiciones posibles, el medio a trav茅s del cual hoy la mayor铆a de las personas interesadas pueden acceder a una publicaci贸n como esa. Dicho medio es el electr贸nico.

Adem谩s, un ciudadano com煤n 鈥攃ualquiera de nosotros, que no ostentamos car谩cter alguno de autoridad, ni necesitamos un ejemplar del Peri贸dico Oficial para fines legales鈥 lo que busca es el contenido de lo que se publica; la certeza de que lo publicado es lo mismo que se aprob贸 en el Congreso, y sobre todo el momento en que dichas disposiciones entran en vigor, as铆 como los l铆mites de actuaci贸n establecidos.

Eso no es poca cosa. Y el hecho de que no haya certeza 鈥攏o jur铆dica, sino certeza com煤n鈥 de lo publicado, genera incertidumbre, la cual bien puede ir desde el hecho de que no se pueda conocer el contenido de una ley ya vigente, hasta la suspicacia de que esa abrupta desaparici贸n de un documento ya publicado en medios electr贸nicos pudiera ser el pre谩mbulo de una negociaci贸n pol铆tica para cambiar su contenido.

INCERTIDUMBRE

En otros tiempos, fue harto conocida la pr谩ctica de mandar a imprimir documentos id茅nticos a los elaborados por el Peri贸dico Oficial para falsificar decretos, tr谩mites, publicaciones y dem谩s. La 煤ltima gran noticia que hubo a este respecto, fue cuando en la administraci贸n del gobernador Ulises Ruiz, un grupo de funcionarios se dedic贸 a comerciar con el otorgamiento de patentes notariales, a trav茅s de lo cual se gener贸 un ominoso mercado negro de la fe p煤blica.

Uno de los pasos por los que pasaba ese otorgamiento ficticio era la publicaci贸n en el 贸rgano oficial del resultado de ex谩menes, convocatorias y otros requisitos, para lo cual mandaban a imprimir documentos similares a los emitidos por el Peri贸dico Oficial, que como no eran cotejados ni validados, entonces eran dados por buenos.

Nadie querr铆a regresar a esos tiempos, en los que la certidumbre jur铆dica de lo publicado en el Peri贸dico Oficial era nula. Por esa raz贸n, la propia Direcci贸n del Peri贸dico Oficial, que depende de la Consejer铆a Jur铆dica debiera procurar la generaci贸n de confianza y no de incertidumbre entre la ciudadan铆a, manteniendo lo m谩s alcance posible, y con el mayor grado humanamente posible de certeza, el contenido de lo que publica. El asunto es de mayor trascendencia porque el contenido del Peri贸dico Oficial es informativo en una vertiente distinta a la de cualquier otra publicaci贸n, porque no s贸lo se trata de que la ciudadan铆a sepa de la existencia de una nueva disposici贸n o ley, sino tambi茅n de su entrada en vigor.

A la edici贸n electr贸nica del Diario Oficial de la Federaci贸n (DOF), por ejemplo, el gobierno federal le dio hace tiempo el car谩cter de documento oficial, una vez que dispuso que el archivo en PDF (Portable Document File) de cualquier disposici贸n publicada en 茅l, tiene el car谩cter con valor oficial ya que contiene una firma electr贸nica avanzada, proporcionada por el Servicio de Administraci贸n Tributaria, de la Secretar铆a de Hacienda y Cr茅dito P煤blico.

Finalmente, al DOF le dieron ese car谩cter no s贸lo por una cuesti贸n pr谩ctica o de preservaci贸n del medio ambiente, sino tambi茅n para que cualquier persona pudiera acceder libremente a un medio de difusi贸n de decisiones p煤blicas sin necesidad de gastar dinero, y para romper la barrera de la limitaci贸n de los mecanismos para acceder a un ejemplar impreso, que siempre existi贸 alrededor del Diario Oficial mientras mantuvo su tradicional valor probatorio y oficial s贸lo en su edici贸n impresa. Esa es la ruta evolutiva que debiera seguir el Peri贸dico Oficial. Aunque en realidad no sabemos cu谩ndo ni c贸mo, e incluso si alg煤n d铆a ocurrir谩.

EL HUEVO Y LA GALLINA

驴Puede entrar en vigor una norma que a煤n no ha sido publicada? Parece un contrasentido, pero eso es lo que sorprendentemente ocurri贸 鈥攜 nadie parece haber visto鈥 respecto a la pol茅mica Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales, que por las prisas de los irresponsables diputados seg煤n entr贸 en vigor antes de ser publicada.

@ortizromeroc

1 COMMENT

  1. Es tal la incertidumbre que genera lo publicado en el Periodico Oficial, que existen dos tipos de suscripciones, una oficial, que no puede acceder cualquier persona, y la particular, cuya diferencia es que en la segunda, no se obtienen la totalidad de publicaciones que se emiten. Ahora bien, en la edici贸n electr贸nica cada semana hacen modificaciones a contenidos de archivos de las publicaciones que se realizan, aun en meses anteriores, cuando se supondr铆a, que ya no se podr铆an agregar mas publicaciones. Es facil constatar, basta con hacer una impresi贸n de pantalla y una semana despues regresar para constatar el agregado de nuevos archivos

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Gubernaturas, 隆matanga!

Aurelio Ramos M茅ndez El certero pial con que el...

Apuntes finales de la victoria de Milei

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la vor谩gine...

Actualiza Poder Judicial a periodistas聽sobre el Sistema Penal Acusatorio

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez inaugur贸 las actividades del...

Rinde protesta titular del PJEO como integrante聽de la directiva de Tribunales de Justicia

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez ocupa por segunda ocasi贸n...