驴Se debe esperar una reacci贸n violenta de los radicales de la 22?

Date:

Geurrilla

+ TIEMPO, catorce a帽os de ser referencia en la prensa oaxaque帽a


En uno de los momentos m谩s 谩lgidos del conflicto magisterial y popular de 2006, apareci贸 una ef铆mera organizaci贸n armada que afirmaba ser uno de los brazos de la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca, y que se dec铆a dispuesta a defender al magisterio y el pueblo en la represi贸n que se avecinaba. En el contexto actual, 驴habr铆a posibilidades de una acci贸n violenta que el Estado debiera prever, por parte de alg煤n sector radical del magisterio, o de alguna de las organizaciones que pululan a su alrededor?

En efecto, dicho grupo se dio a conocer como Organizaci贸n Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca, y emiti贸 un 煤nico comunicado el lunes dos de octubre de 2006, junto con un par de acciones de hostigamiento a dos sucursales bancarias (una del banco Santander, y otra de Banamex) en la zona norte de la capital oaxaque帽a. Junto con las acciones de hostigamiento dejaron dispersas hojas con un comunicado en el que hac铆an un posicionamiento relacionado con el conflicto magisterial y con las acciones que, se dec铆a, estaban dispuestos a realizar.

Dicho comunicado establec铆a cuestiones que hoy parecieran propias de nuestro contexto actual y no del de hace nueve a帽os: 鈥淎nte la inminente represi贸n que se est谩 orquestando en contra de nuestro pueblo de Oaxaca y del magisterio democr谩tico con el doble discurso de los gobernantes traidores que por un lado te llaman a negociar y por otra te asesinan como aconteci贸 el 14 de junio cuando la bota represiva arremeti贸 en contra de mujeres, ni帽os y personas de la tercera edad que se encantaban en el campamento del magisterio democr谩ticos los asesinatos de los dos manifestantes simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), hoy nos damos a conocer como Organizaci贸n revolucionaria armada del pueblo de Oaxaca (ORAPO). A nuestros compa帽eros que hoy luchan en diferentes trincheras y que tienen una experiencia Hist贸rica de lucha armada revolucionaria les hacemos el llamado a la unidad y a serrar filas contra los opresores de nuestro pueblo. Consideramos que la lucha armada es leg矛tima (sic) cuando se sierran los causes de negociaci贸n pac铆fica y no se debe satanizar como una real alternativa para nuestro pueblo que hoy sufre en carne propia la explotaci贸n y la miseria ancestral.鈥

Luego de estos se帽alamientos, la llamada ORAPO se帽alaba: 鈥淧or medio de este nuestro primer comunicado y nuestras primeras acciones de hostigamiento al enemigo le declaramos la guerra al gobierno federal y estatal adjudic谩ndonos las detonaciones de petardos en sucursales bancarias como una forma propagand铆stica de darnos a conocer advirti茅ndole al gobierno que estamos preparados y dispuestos a luchar con las (sic) armas en la mano para defender a nuestro pueblo y seguiremos implementando acciones de mayor envergadura a instalaciones de la oligarqu铆a burguesa. Estamos alertas 聽y (sic) vigilantes y convocamos al pueblo de Oaxaca a sumarse a nuestra lucha y a buscar el contacto con los revolucionarios para derrocar al tirano.鈥

En aquellos momentos, no resultaban extra帽as tales aseveraciones, porque el conflicto magisterial se encontraba en una fase de profunda descomposici贸n y tambi茅n de un claro 鈥渕anoseo鈥 por parte de diversas organizaciones que se hab铆an montado en el movimiento y en la circunstancia pol铆tica para tratar de conseguir intereses paralelos o diversos aprovechando el contexto de la revuelta.

Incluso, en aquella circunstancia no pareci贸 extra帽a la aparici贸n de un grupo como ese dado que el propio Ej茅rcito Popular Revolucionario hab铆a manifestado amplia simpat铆a por el movimiento, y en algunos momentos hasta parec铆a que le daba alg煤n tipo de 鈥渃oordenada鈥 al movimiento popular sobre las acciones que deb铆a emprender para continuar la lucha. No obstante todos esos antecedentes, siempre hubo un sector magisterial identificado con formas m谩s duras de lucha, que tambi茅n fueron los que en esa y otras circunstancias trataron de prender en el gobierno la idea de que la 鈥渟eguridad鈥 del Estado se encontraba en sus manos y por eso era necesaria la 鈥渃ercan铆a鈥 entre el gobierno y los sectores magisteriales m谩s duros.

驴VENDIERON SEGURIDAD?

Hay una versi贸n, que como tal es s贸lo una idea difundida de boca en boca, que apunta a que en los 煤ltimos a帽os hubo una especie de 鈥渧enta de protecci贸n鈥 por parte del sindicato magisterial hacia el gobierno estatal. Seg煤n esa versi贸n hubo una especie de acuerdo t谩cito entre ambos bloques para mantener la gobernabilidad a flote a partir de que el gobierno cediera espacios y prebendas al magisterio para mantener a raya a sus sectores radicales, y tambi茅n para despresurizarlos frente a una situaci贸n en la que no habr铆a grandes transformaciones pero tampoco grandes despojos.

Ese contexto habr铆a cambiado el martes 21 de julio, cuando de la mano el gobierno estatal y federal decidieron extinguir la conformaci贸n magisterial del Instituto Estatal de Educaci贸n P煤blica de Oaxaca, b谩sicamente despojando a la Secci贸n 22 del poder e influencia que ten铆a en el instituto educativo y la capacidad de control que, a trav茅s de eso, ejerc铆a sobre las bases magisteriales.

Evidentemente, el magisterio de la Secci贸n 22 qued贸 resentido a todos los niveles con la decisi贸n de la reconstituci贸n del IEEPO, pero hasta el momento no todos los sectores se han manifestado. Los menos radicales han comenzado el proceso de acomodo frente a la nueva circunstancia. Algunos, que pudieran ser sectores intermedios, han salido a manifestarse en contra de la decisi贸n institucional y a prometer no iniciar el pr贸ximo ciclo escolar. Pero el sector radical contin煤a en silencio. Esa pasividad no tendr铆a que ser casual ni accidental. Por esa raz贸n, uno de los escenarios que deb铆a estar hoy sopesando el gobierno estatal es si debe esperarse esa respuesta y, en la medida de lo posible, preverlas.

CATORCE A脩OS

Hoy nuestro diario cumple sus primeros 14 a帽os de existencia. Son a帽os de arduo trabajo, tenacidad y talento de un s贸lido grupo de periodistas que, encabezado por nuestro director y amigo, Wenceslao A帽orve Mart铆nez, ha llevado a esta publicaci贸n a mantenerse como referencia obligada del periodismo oaxaque帽o. Sirvan estas l铆neas para enviar un abrazo afectuoso a todos los que hacen posible la edici贸n diaria de TIEMPO, y para reiterar el compromiso de responsabilidad y trabajo informativo para todos nuestros lectores, anunciantes y amigos. 隆Enhorabuena!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Gubernaturas, 隆matanga!

Aurelio Ramos M茅ndez El certero pial con que el...

Apuntes finales de la victoria de Milei

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos En la vor谩gine...

Actualiza Poder Judicial a periodistas聽sobre el Sistema Penal Acusatorio

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez inaugur贸 las actividades del...

Rinde protesta titular del PJEO como integrante聽de la directiva de Tribunales de Justicia

El magistrado Eduardo Pinacho S谩nchez ocupa por segunda ocasi贸n...