Gobernabilidad: esencial para no enturbiar planes priistas

Date:

+ Evencio Martínez: paradojas de ser un factor para tricolor

Todo lo que resta del mes de abril, transcurrirá lo que comúnmente se ha denominado como el “tiempo muerto” del proceso electoral. Pero una vez pasado ese tiempo de veda, ocurrirá con gran fuerza el inicio de las campañas electorales. Ahora y durante los próximos dos meses, la preservación de la gobernabilidad será un factor esencial para quienes, desde el gobierno, tratarán de contribuir al triunfo del Partido Revolucionario Institucional. Es una paradoja que, en todo esto, el secretario general de Gobierno, Evencio Nicolás Martínez Ramírez, sea un factor decisivo para una fuerza política con la que, según los antecedentes, nunca ha comulgado.

Es necesario ver este asunto por lo menos en dos vertientes. La primera de ellas, se centra fundamentalmente en lo riesgoso que es, para el proceso electoral, un periodo de inestabilidad política durante los meses que restan antes del día de los comicios. Particularmente, los “planes de triunfo” del Revolucionario Institucional se verían gravemente amenazados, o cancelados definitivamente, si en la carrera proselitista llegara a interferir un conflicto o un episodio de inestabilidad social.

¿De qué hablamos? De que faltan, en promedio, unos 80 días antes de la jornada electoral. Este par de meses por venir, habrá de ser todo menos un día de campo. Y no sólo para quienes tengan la responsabilidad de conducir o encabezar las respectivas campañas políticas, sino también para los que se quedaron en la nada sencilla tarea de preservar la paz social y la gobernabilidad del Estado.

Hay, cuando menos, tres factores que en estos meses podrían poner en riesgo los delicados equilibrios que hoy existen entre el Gobierno del Estado, y sus adversarios tradicionales. El primero de ellos, que con seguridad tendrá una particular crisis, es el de la negociación magisterial de mayo próximo. El segundo, tiene que ver con la manutención de las condiciones mínimas de prudencia en lo que tenga que ver propiamente con el proselitismo de los partidos políticos. Y un tercero, incluso, podría ser el de una reacción de factores hasta ahora no considerados, como el de los grupos sociales radicales o la guerrilla con presencia en el Estado. Veamos, en términos someros, por qué cada uno de esos factores debe considerarse, desde ahora, como riesgoso.

El Gobierno de Oaxaca debe, en el primero de los puntos, tener mucha menos confianza en la negativa de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación a participar activamente en el proceso electoral. Esto significa que no tomará partido y que tampoco encabezará acción de proselitismo alguna a favor de las fuerzas de oposición. Sin embargo, esto tampoco debe tomarse como que ellos habrán de desentenderse de los tiempos, o que dejarán de jugar el papel de factor político esencial que ocupan en el contexto oaxaqueño.

Dentro de unas tres semanas, veremos cómo el llamado “magisterio democrático” hace presencia y juega sus propios intereses, a partir de la negociación de su pliego petitorio. Conducirán sus acciones paralelamente, y no en coordinación, con las fuerzas de oposición porque ambos grupos buscan el mismo fin, que es el de lograr gobiernos no priistas. Y de no conducirse adecuadamente, esto se convertirá en un problema grave no sólo para el gobierno, sino para el triunfo que el priismo pretende obtener en Oaxaca.

Y aunque ese es el factor más desequilibrante y cercano, no se deberían desdeñar los otros dos. Sería indeseable, y perturbador, que ahora se repitieran sucesos como los enfrentamientos de hace seis años en Huautla de Jiménez entre priistas y opositores, o el acoso por razones partidistas que, sin duda, trascenderían al calificativo de hechos aislados y se inscribirían a favor de las causas opositoras.

¿Y la guerrilla? El EPR, y con ello una decena de grupos guerrilleros, mantienen una tregua unilaterial, en las acciones de hostigamiento que emprendieron en 2008 para lograr la presentación con vida de dos de sus militantes que desaparecieron justamente en Oaxaca. La tregua podría romperse en cualquier momento.

Y… ¡¿EVENCIO?!

Este cúmulo de asuntos nada sencillos, se encuentran en manos de un no priista —y más bien, perredista perfectamente identificable desde siempre— que se llama Evencio Nicolás Martínez Ramírez, y que funge como secretario General de Gobierno. Menuda singularidad la de este gobierno. Hay razones para afirmarlo.

Es evidente que el Gobierno del Estado no sólo está jugando, en el proceso electoral, la continuidad, sino también la existencia y hegemonía del régimen priista en la entidad. Para ello, es condición indispensable que nada enturbie o influya negativamente en el trabajo estructural que realiza ese partido para tratar de ganar los comicios. Empero, si esto es así, ¿entonces por qué poner en manos de una persona que tiene todo, menos antecedentes buenos, respecto a un desempeño eficiente y eficaz en el servicio público de primer nivel en el Estado?

La pregunta no es ociosa. Martínez Ramírez fracasó estrepitosamente en las tareas que se le encomendaron en la Procuraduría General de Justicia entre 2007 y principios de 2010. Su labor en la Secretaría General de Gobierno, en la medida en que la población se encuentra malamente acostumbrada al hostigamiento público de todo tipo de organizaciones sociales. Sin embargo, en los meses recientes particularmente, ha habido un incremento exponencial de los conflictos que el gobierno no resuelve sino hasta cuando ya ocurrieron bloqueos, toma de oficinas y perjuicios a las personas.

ENEMIGO, CERCANO

Quizá esto sea un problema mayor para el priismo. Evencio Martínez se encuentra rodeado de personajes que perfectamente pueden ser identificables como cercanos a la oposición, y que, en conjunto, tienen en las manos el control —o descontrol— de la gobernabilidad del Estado. ¿Todos ellos trabajarán para preservar una paz social, que le permita al Revolucionario Institucional afianzar sus posibilidades de triunfo? Quizá los tricolores tengan al enemigo en casa. ¿Lo habrán tomado en cuenta?

almargen@tiempoenlinea.com.mx

almargenoaxaca.wordpress.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || PAN, asociación delictuosa

Aurelio Ramos Méndez Que la segunda fuerza política del país...

AL MARGEN || Carmelita Ricárdez: un ejemplo del extravío en las propuestas de campaña 

Adrián Ortiz Romero Cuevas  Es posible que más de un...

“Primrose Hill”: Otra vez Lennon y McCartney 

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias. Ismael Ortiz Romero Cuevas  En las vibrantes...

AL MARGEN || Benjamín Robles, el eterno traidor, lo hace de nuevo 

Adrián Ortiz Romero Cuevas  Benjamín Robles Montoya encarna a la...