Sección 22: apoyo a oposición, marginal en su lucha política

Date:

+ Si gana oposición, ¿cuánto tardará el magisterio en romper?

Como cada año, la conmemoración del Día del Trabajo fue el marco en el que la dirigencia estatal de la Sección 22 del SNTE, entregó a los gobiernos estatal y federal, su pliego petitorio para el presente año. Estamos, por tanto, en la cuenta regresiva respecto al inicio de sus acciones de presión que, como cada año, iniciarán en la celebración del Día del Maestro. Hasta hoy, entre el mismo magisterio no termina de quedar claro qué postura asumirán para sus próximas jornadas de lucha. Esta determinación será trascendental no sólo ahora frente a sus negociaciones, sino también por el proceso electoral y, sobre todo, por quien resulte electo como próximo Gobernador de Oaxaca.

Hoy, resulta particularmente llamativo el contexto en el que están a punto de comenzar las jornadas de lucha y presión política, del magisterio hacia los gobiernos estatal y federal. A diferencia de otros años, hoy las principales exigencias del llamado “magisterio democrático” no tienen que ver con mejoras salariales.

Más bien, su pliego petitorio se centra en solicitudes de orden político, tales como el juicio político en contra del gobernador Ulises Ruiz, o la devolución de las escuelas que aún se encuentran en manos de la Sección 59 del mismo sindicato. Lo más relevante de sus demandas económicas, radica en la exigencia de garantías al gobierno federal, en la continuación del proceso de rezonificación salarial que lograron en 2006.

En otros tiempos, eran las demandas económicas las que enturbiaban el proceso de negociaciones entre el magisterio y el gobierno. Hoy, a diferencia del pasado, la discusión central no se basa fundamentalmente en exigencias presupuestales. Sólo que, lejos de que esta circunstancia genere algún tipo de situación favorable, lo cierto es que podría hacer más profunda y manipulable la inconformidad. Y ahí es donde radica la indeterminación actual del magisterio.

¿Por qué? Porque, como lo hemos apuntado ya en otros momentos, existen diversas corrientes entre los grupos decisivos de la Sección 22. El más radical, por ejemplo, exige que la jornada de lucha del presente año, sea particularmente intensa, para desgastar a través de ello las posibilidades de triunfo electoral del llamado “partido oficial”. Otras corrientes más moderadas, habrían deseado tomar partido en la lucha política, pero a través del apoyo abierto a la coalición de partidos de oposición. La corriente que hasta ahora se ha impuesto, es la que deslinda formalmente al magisterio de las cuestiones electorales, y más bien deja abierta la posibilidad de decidir personalmente a cada uno de sus integrantes, sobre sus inclinaciones políticas.

Todo esto parece hoy claramente comprensible. Sin embargo, faltará ver qué determina la Sección 22 respecto a sus jornadas de lucha. Saben que un conjunto de manifestaciones continuadas y masivas, afectaría más a los intereses políticos con los que hoy periféricamente convergen, que a los del priismo, a quien formalmente intentarían minar.

Así, de las reacciones propias del magisterio, se irá viendo qué rumbo toman en relación a las definiciones políticas. Aunque no lo manifiesten ni lo acepten públicamente, serán aliados coyunturales de la oposición, con quien comparten las aversiones recientes e históricas hacia el grupo gobernante, y por quienes trabajarán en muchos lugares del Estado. El magisterio, independientemente de que lo manifieste o no, buscará contribuir en la instauración de un gobierno emanado de fuerzas no priistas. Si se hacen del triunfo electoral, pasarán sólo algunos momentos de regocijo importante. Y después todo volverá a los cauces actuales.

MAGISTERIO OPOSITOR

Sería ingenuo el candidato a gobernador de la Coalición Unidos por la Paz y el Progreso de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, si considera que al tener el apoyo fáctico de la Sección 22, podrá tenerla como aliada. Hoy, son aliados coyunturales y casuales. Pero existen razones poderosas, más allá de lo ideológico, por las cuales el magisterio oaxaqueño decidió no dar su aval a las fuerzas de oposición.

Una de esas razones, tiene que ver con la negativa del magisterio democrático, por cargar con las consecuencias de un posible apoyo a opciones políticas en las que ellos, esencialmente, no creen ni confían. Evidentemente, más allá de los esfuerzos y la posible vocación democrática, si Cué se convirtiera en gobernador de la entidad no tendría la capacidad de resolver todos los problemas de la entidad, y mucho menos tendría el apoyo incondicional ni la capacidad plena de entendimiento y satisfacción por parte de la 22. Y, según parece, ésta optó por evitar deslindes que les generen a ellos costos y cuestionamientos por los apoyos brindados a gobiernos ineficaces.

La segunda de esas razones, tiene que ver con la preservación de su capacidad de negociación. Independientemente de que apoyen o no, fáctica o formalmente, a las fuerzas de oposición, los grupos dominantes al interior de la Sección 22 comprenden en toda su magnitud que sostenerse en su imagen de beligerancia y resistencia, les permite tener siempre amplios márgenes de negociación, que podrían no tener frente a un gobierno con el que mantuvieran alianzas.

Si para lograr sus objetivos económicos o políticos, la 22 nunca titubea en el momento de cerrar calles, marchar, parar clases indefinidamente, o generar caos, para ellos es mucho más cómodo hacerlo en una posición de disidencia, oposición y crítica, que en la de volverse críticos de un gobierno al que inicialmente apoyaron.

Finalmente, esa postura se revelará a partir del 15 de mayo. Y dese ahora, es previsible que gane quien gane, la Sección 22 seguirá actuando del mismo modo y con la misma fuerza. Si apoyan a Cué, esto será meramente transitorio y, sobre todo, en el disimulo. Pero de convertirse éste en Gobernador, los profesores lo criticarán, presionarán y conminarán con la misma intensidad que ahora lo hacen frente a los gobiernos emanados del PRI. ¿Apuestan?

IMPUNIDAD

Las investigaciones ministeriales de la mayoría de los homicidios importantes que han ocurrido en los últimos años en Oaxaca, han sido atraídas por la PGR. Esto ha sido garantía de nada, porque la impunidad ha reinado en la misma medida que los expedientes que se han quedado en manos de la Procuraduría estatal. Si el caso de Brad Will está impune, ¿qué esperar de los muertos de Copala?

almargen@tiempoenlinea.com.mx

almargenoaxaca.wordpress.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Acción legal contra Semovi

Carlos R. Aguilar Jiménez No soy abogado, pero si lo...

Un inicio que promete 

Paréntesis Música. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas  En octubre de...

¿Y el libramiento norte?

Carlos R. Aguilar Jiménez Años van, décadas vienen y desde...

CONTRAFUEGO || Ninguneo al Legislativo

Aurelio Ramos Méndez Suena muy democrático, pero entraña un lamentable...