La Secci贸n 22 va por guerra de baja intensidad vs nuevo IEEPO

Date:

Magisterio oaxaque帽o.

+ El magisterio, a煤n con armas para deslegitimar la nueva estructura


El gobierno de Gabino Cu茅 Monteagudo debe tener clar铆simo que los riesgos de un contraataque magisterial, no est谩n conjurados. Si bien parece que la reestructuraci贸n magisterial es a fondo, y que en ella tiene el pleno respaldo del gobierno federal, ahora es el momento de hacer valer con todo denuedo esa condici贸n. No hacerlo, y no prepararse bien frente a un posible boicot de la Secci贸n 22 al inicio del ciclo escolar o una guerra de baja intensidad al interior del Instituto, ser谩 tanto como cancelar los avances logrados hasta ahora en la misi贸n de los gobiernos estatal y federal, de reformar el IEEPO y la educaci贸n en Oaxaca.

En efecto, en la historia reciente del pa铆s existen innumerables ejemplos de c贸mo descabezar a un poder f谩ctico predominante, no es una cuesti贸n que pueda ocurrir por decreto y mucho menos en un solo acto unilateral. En otros procesos m谩s o menos similares, en los que un grupo ha tratado de despojar del control pol铆tico a otro, que ha sido hegem贸nico, resulta una tarea compleja en la que deben cuidarse todos los flancos que quedan abiertos. No existe certidumbre de que el llamado 鈥渘uevo IEEPO鈥 est茅 entendiendo cabalmente esa circunstancia.

La semana pasada, por ejemplo, se filtr贸 una lista con nombres de funcionarios y los salarios que presuntamente percibir铆an por sus labores en el nuevo IEEPO. Dicha lista era en realidad una imagen tomada a un monitor de computadora, en el que se apreciaba una lista de nombres y montos hecha en un programa casero de hojas de c谩lculo. Quienes conocen de recursos humanos y manejos de n贸mina en el gobierno estatal, saben que los tabuladores de salarios y las incidencias econ贸micas de un trabajo, se gestionan en bases de datos y programas de computadora mucho m谩s complejos que el conocido como Excel, que est谩 presente en pr谩cticamente cualquier computadora de uso cotidiano.

El problema es que frente a la filtraci贸n de esa presunta lista de salarios de algunos de los principales funcionarios del nuevo IEEPO, no hubo una respuesta clara por parte de la administraci贸n del nuevo Instituto. M谩s bien, dejaron correr la versi贸n 鈥攓ue en redes sociales se dio por buena desde el primer momento, ante el vac铆o de informaci贸n y que encontr贸 campo f茅rtil en la polarizaci贸n actual鈥 seguramente bajo el entendido de que no iban a desvirtuar informaci贸n endeble en s铆 misma, como las im谩genes de la supuesta lista de salarios.

Aqu铆 la pregunta ser铆a no si el IEEPO ten铆a que desvirtuar la lista, sino de d贸nde sali贸. Pues bien pudo ser producto de alg煤n ocioso que se puso a recopilar nombres e imaginar salarios, pero tambi茅n pudo haber sido extra铆da de alguna computadora del Instituto. Si en 茅ste 煤ltimo supuesto, el funcionario que elabor贸 la lista aludida, lo hizo en un programa com煤n como Excel, justamente para no darle ning煤n tipo de formalidad y poder restarle f谩cilmente toda veracidad, entonces la falla estuvo en la fuga. Esa fuga de informaci贸n debi贸 darse, como siempre, desde dentro. Y entonces lo que el IEEPO tendr铆a que verificar 鈥攎谩s all谩 de que acepte o no, si los datos ah铆 contenidos son correctos鈥 en d贸nde estuvo la falla y, sobre todo, prepararse para la guerra de baja intensidad que viene, y que sin duda habr谩 de darla la Secci贸n 22 del SNTE en su intento por defenderse.

驴QUI脡N Y C脫MO SE SELECCION脫

AL PERSONAL DEL NUEVO IEEPO?

En nuestra entrega del mi茅rcoles 5 de agosto pasado, d谩bamos cuenta de algunas inconsistencias cometidas por el oficial Mayor del Nuevo IEEPO, Jos茅 Ram贸n Ram铆rez Pe帽a, al fundamentar el cambio de adscripci贸n de cientos de personas que laboraban en las oficinas centrales del Instituto, y de la incertidumbre que privaba entre los propios empleados sobre cu谩les hab铆an sido los criterios de adscripci贸n utilizados para decidir qui茅n continuaba laborando en las oficinas centrales 鈥攜 teniendo contacto con informaci贸n, documentaci贸n y procesos esenciales para el funcionamiento del Instituto, como esa lista en la que vienen nombres y referencias de personas de reciente ingreso al Instituto鈥 y a qui茅nes mover铆an a otros centros de trabajo.

Seg煤n la versi贸n de los empleados, apuntamos en aquel entonces, no hay claridad en cu谩les fueron las razones por las cuales se decidi贸 qu茅 empleados se iban a otras 谩reas, y qui茅nes se quedaban en las oficinas centrales del Instituto. Esta falta de claridad, tambi茅n atribuible a la Oficial铆a Mayor, pero compartida con los titulares de las 谩reas que fueron recientemente nombrados, ha generado dudas que hasta ahora no han sido despejadas.

驴Qu茅 criterio utilizaron?, pregunt谩bamos, al tiempo de abundar en al menos dos versiones: 聽Hay quien dice, apuntamos, que uno de los mecanismos fue ver qui茅n de todos los trabajadores se atrev铆a a entrar desde el primer d铆a a las instalaciones centrales del IEEPO, mientras la Secci贸n 22 llamaba desesperadamente a no hacerlo. Otra versi贸n, dice que la selecci贸n y la segregaci贸n se est谩 haciendo casi azarosamente. Una m谩s 鈥攍a que siempre existe y que atiende a la sempiterna teor铆a conspirativa鈥 apunta a que los trabajadores que est谩n siendo avalados para continuar realizando funciones dentro de las oficinas centrales, son los que ya tienen alg煤n tipo de contubernio con los nuevos directivos.

Hoy, frente a la filtraci贸n de supuestas listas de personal y salarios filtradas, el nuevo IEEPO y Mois茅s Robles Cruz deben pensar con toda claridad qu茅 est谩n haciendo. Ya no es necesario que acepten o no la veracidad de la lista. Da lo mismo. M谩s bien, al interior, deben revisar qu茅 est谩n haciendo con exactitud, qu茅 medidas est谩n tomando para blindar el funcionamiento del Instituto frente a las condiciones actuales o inminentes, y qu茅 fallas han cometido.

驴A CIEGAS?

Si con esa lista 鈥攓uiz谩 obtenida por una fuga de informaci贸n; quiz谩 obtenida por una mala selecci贸n del personal que continuar谩 laborando en el instituto, y que seguir谩 teniendo contacto con informaci贸n sensible鈥 les clavaron una primer banderilla, ahora pensemos qu茅 pasar铆a si esa informaci贸n incorrectamente manejada sirve para que la 22 prevea los movimientos que planea el Instituto de cara al arranque del ciclo escolar, y le sirve para tomar ventaja. La Secci贸n 22 no se dejar谩 ganar tan f谩cil. Y si el nuevo IEEPO le presta ayuda con titubeos y fallas, entonces no s贸lo estar谩n en riesgo las acciones cercanas, sino toda la legitimidad que envuelve a la toma de estas importantes decisiones para Oaxaca, y para el pa铆s.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

CONTRAFUEGO || Entre Hitler y Milei

Aurelio Ramos M茅ndez Si alguna duda persist铆a respecto al perfil...

Concluye el Conversatorio 鈥溌縋ara qu茅 sirve el periodismo 2023?鈥

Se capacitar谩n periodistas en innovaci贸n, emprendimientos y salud mental   El periodismo oaxaque帽o...

Ofrece gobierno de Oaxaca mayores est铆mulos para el deporte oaxaque帽o

Durante la convivencia con las y los galardonados con el...

CONTRAFUEGO || Medios, p贸lvora mojada

Aurelio Ramos M茅ndez El presidente L贸pez Obrador les asest贸 merecidos...