AL MARGEN | | Jefatura de Gabinete: El gobierno de Salom贸n Jara se pone frente al espejo

Date:

Adri谩n Ortiz Romero Cuevas

Al consolidar a la Jefatura de Gabinete como ente superior a las secretar铆as del gobierno estatal, irremediablemente el Gobernador Salom贸n Jara pondr谩 a su administraci贸n frente al espejo. En el plano inmediato, se hace patente su intenci贸n de tener un gabinete permanentemente supervisado. Pero eso mismo lo pondr谩 en la disyuntiva de reconocer que no todos sus aliados pol铆ticos tienen la capacidad 鈥攍a estatura, y la preparaci贸n鈥 para ser buenos servidores p煤blicos. De ese factor depende, parad贸jicamente, la legitimidad que pueda adquirir la Jefatura de Gabinete.

En efecto, desde mediados del mes de noviembre 鈥攃uando era Gobernador electo鈥 Salom贸n Jara anunci贸 c贸mo estar铆a conformada la primera l铆nea de su gobierno, y entre ellos cant贸 el nombre de Jos茅 Antonio Rueda M谩rquez quien, dijo, ocupar铆a el cargo de Jefe de Gabinete. El solo anuncio, y el solo nombre de la responsabilidad, revivi贸 una a帽eja discusi贸n al interior de la administraci贸n estatal respecto a qui茅n debe ser, y qui茅n fue hist贸ricamente el jefe del gabinete; y las razones por las cuales esa figura se diluy贸 al grado de que, en ciertos momentos, se lleg贸 a cuestionar la existencia de la entonces denominada Secretar铆a General de Gobierno.

Para entender esta pol茅mica es necesario ir por partes. Primero, comprender que tradicionalmente el Secretario General de Gobierno fung铆a f谩cticamente como jefe del gabinete; segundo, que al arribar a Oaxaca en 2010 un gobierno de pluralidad pol铆tica, una de las figuras administrativas que estuvo m谩s sujeta a presiones fue justamente la de la Secretar铆a General de Gobierno (Segego); tercero, c贸mo las dos administraciones previas 鈥攍a de Gabino Cu茅 y la de Alejandro Murat鈥 optaron por no revitalizar la Secretar铆a de Gobierno en aras de mantener sus conveniencias pol铆ticas al interior del gabinete. Por 煤ltimo, ser谩 necesario entender la dimensi贸n de esta modificaci贸n legal, y sus alcances si se tiene la fuerza y el respaldo para que la Jefatura de Gabinete cumpla con sus atribuciones.

En el primero de los puntos, hasta el gobierno de Ulises Ruiz el Secretario de Gobierno era f谩cticamente el Jefe del Gabinete. Lo era porque a pesar de que su preeminencia no estaba contemplada en la Constituci贸n o en la ley, se entend铆a que el Secretario General de Gobierno era la voz directa del Gobernador. As铆 fue siempre, y por eso las decisiones y negociaciones del Titular de la Segego deb铆an ser respaldadas 鈥攑ol铆tica, administrativa, presupuestal y a veces hasta judicialmente鈥 por todos los entes de la administraci贸n p煤blica estatal, y 鈥攑or vicios naturales del r茅gimen de partido hegem贸nico鈥 hasta por los poderes Legislativo y Judicial del Estado.

EL GABINISMO 

Esto cambi贸 radicalmente en el gobierno de Gabino Cu茅. Por una negociaci贸n pol铆tica, nombr贸 al inicio de su administraci贸n a Irma Pi帽eyro Arias como Titular de la Segego, cuesti贸n que molest贸 a los entonces hombres fuertes del Gobernador. Particularmente, el nombramiento de la excandidata a Gobernadora por el Partido Nueva Alianza, fue tomado como un asunto personal por Benjam铆n Robles Montoya, que en ese tiempo era uno de los personajes m谩s cercanos al gobernador Cu茅, y que parad贸jicamente hab铆a sido nombrado como Jefe de la Oficina de la Gubernatura.

Robles, durante el primer a帽o de la gesti贸n gabinista, se dedic贸 a tender hilos con todas las organizaciones, grupos sociales, partidos y sindicatos, para que sus asuntos los desahogaran en su oficina y no en la de Pi帽eyro. 脡l, a diferencia de la ex priista, ten铆a acceso permanente al Gobernador y la fuerza pol铆tica suficiente como para asumirse como jefe de todos los secretarios de la administraci贸n estatal. Irma Pi帽eyro no lleg贸 a cumplir un a帽o como titular de la Segego, y al renunciar 鈥攅n julio de 2017鈥 fue relevada por el exgobernador Jes煤s Mart铆nez 脕lvarez.

Mart铆nez, al arribar a la Secretar铆a General de Gobierno, se plante贸 un objetivo: formalizar su cargo precisamente como Jefe de Gabinete. Una de sus primeras acciones fue pedir que se elaborara un proyecto de iniciativa en el que se estableciera de manera expresa que el titular de la Segego fungir铆a como Jefe de Gabinete. La iniciativa se elabor贸 y fue presentada para su socializaci贸n entre la administraci贸n estatal, y ah铆 tuvo su primer descalabro. Nadie en Consejer铆a Jur铆dica, ni en Finanzas, Administraci贸n ni la Secretar铆a f谩ctica que ocupaba Jorge Castillo 鈥攖odos, con el aval del Gobernador鈥 estuvieron de acuerdo con ello. 

Y lejos de permitirlo, todos confabularon para desmantelar a la Segego y no permitir que Mart铆nez 脕lvarez se consolidara como jefe de gabinete: fue aquella gran reforma de 2018 que desnaturaliz贸 por completo a la Segego, misma que fortaleci贸 a la Secretar铆a de Finanzas con el control total de la planeaci贸n de la inversi贸n p煤blica; que cedi贸 a la Consejer铆a Jur铆dica pr谩cticamente todas las dependencias que antes estaban sectorizadas a la Segego; y que le quit贸 al Secretario General de Gobierno toda interlocuci贸n para abordar los problemas pol铆ticos de la entidad, y convertirlo en un lobo solitario que, dolorosamente, termin贸 y茅ndose por la puerta de atr谩s en la administraci贸n de quien consideraba era uno de sus pupilos.

EL OSTRACISMO 

Durante el resto de la administraci贸n de Cu茅 pasaron dos titulares m谩s de la Segego que s贸lo administraron la crisis de esa dependencia, con perspicacia y sutileza: Alfonso G贸mez Sandoval y Carlos Santiago Carrasco. Cumplieron decorosamente su labor sin recursos, sin interlocuci贸n pol铆tica de primer nivel, y carentes de toda ascendencia frente personajes ya encumbrados en ese punto del sexenio como Jorge Castillo o Alberto Vargas Varela.

Vino el gobierno de Alejandro Murat y decidi贸 no cambiar el estado de cosas. Durante seis a帽os pulularon por esa dependencia lo mismo Alejandro Avil茅s que el hist贸rico H茅ctor Mafud y finalmente Francisco Garc铆a L贸pez, sin mayor relevancia, porque el problema de la Secretar铆a de Gobierno era estructural: sin haber perdido la denominaci贸n de 鈥済eneral鈥 era una dependencia de segundo o tercer nivel, que funcionaba inercialmente, y que cotidianamente se enfrentaba a la indolencia de las secretar铆as de las que ahora 茅sta depend铆a. 

As铆, si Finanzas no ten铆a voluntad de liberar recursos del presupuesto, la Segego s贸lo ten铆a saliva; si Administraci贸n no ten铆a capacidad de gestionar temas relacionados con sus atribuciones, entonces su palabra se convert铆a en llamados a misa. Y as铆, sucesivamente. Incluso, se lleg贸 a plantear que Segego se convirtiera en una subsecretar铆a de Finanzas. El Secretario de Gobierno se redujo a ser s贸lo un pararrayos y un fusible. Pero ya no era ese representante de primer nivel que llevaba la voz del Gobernador del Estado. As铆, entre tumbos para la gobernabilidad y la incertidumbre en el gabinete, termin贸 la gesti贸n de Alejandro Murat que nunca tuvo inter茅s en lo que hac铆a su gabinete. 

JEFATURA DE GABINETE, 驴CAMBIAR脕 EL PARADIGMA? 

Hoy Jos茅 Antonio Rueda M谩rquez es jefe de gabinete y su misi贸n, ya consolidada en la ley, ser谩 la de fungir como un revisor permanente de los aciertos y fracasos de los integrantes de la administraci贸n estatal. Su jerarqu铆a es superior a la de todos los funcionarios de la administraci贸n estatal, muchos de los cuales comparten d茅bitos pol铆ticos rec铆procos con el Gobernador. 

驴Tendr谩 Rueda la capacidad, la fuerza pol铆tica y la legitimidad para evaluar a todos por igual? 驴Ser谩 capaz el gobierno estatal de evaluarse internamente, aun cuando encuentre m谩s fallas que aciertos en sus funcionarios, varios de los cuales ya dan hoy muestra de que est谩n en todo menos en sus responsabilidades? 驴Cu谩nta fuerza pol铆tica tendr谩 realmente el Jefe de Gabinete frente a aquellos que comparten otro tipo de d茅bitos con el mandatario? 

En realidad, con esta reforma el gobierno de Salom贸n Jara tiene la posibilidad de ponerse frente al espejo para evaluarse y mejorar constantemente, si es que la administraci贸n no es vencida por la pol铆tica. No existe hoy ninguna garant铆a pero ojal谩 as铆 sea, por el bien de Oaxaca. 

EPITAFIO

Error garrafal de t茅cnica legislativa: establecer en la reforma a la Ley Org谩nica del Poder Ejecutivo como primera atribuci贸n para el Jefe de Gabinete 鈥渃umplir y hacer cumplir los acuerdos, 贸rdenes, circulares y dem谩s disposiciones que emita la persona titular del poder ejecutivo鈥︹. El 煤nico que cumple y hacer cumplir es el Gobernador. Todos los dem谩s, se supone, obedecen por voluntad o por la fuerza. Pero ese aparente error de redacci贸n, en realidad demuestra el poco nivel que existe, incluso a nivel t茅cnico, en la Legislatura local.

@ortizromeroc

@columnaalmargen

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Persona del a帽o 2023 del Grammy Latino聽

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias. Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 Era 1995....

鈥淔oo Fighters鈥 despu茅s de la tragedia

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias. Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 El anuncio...

Solo un priista puede acabar con el PRI

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos Desde las 煤ltimas...

AL MARGEN || Los pozoleros: 鈥楥uando la perra es brava, hasta a los de la casa muerde鈥︹

Adri谩n Ortiz Romero Cuevas聽 Viernes 26 de mayo de 2023 驴Cu谩nto...