En dictamen final, 驴Suprema Corte no responsabiliz贸 a URO?

Date:

+ No responsabilidad: principal prevenci贸n para juicio pol铆tico

Afirman quienes conocen a detalle el dictamen final emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Naci贸n, que en dicho engrose el pleno del Alto Tribunal no atribuy贸 responsabilidades, ni hizo se帽alamientos directos, en contra de quienes s铆 identific贸 como los servidores p煤blicos principalmente participantes en el conflicto magisterial y popular ocurrido en Oaxaca en 2006. Por ello, seg煤n parece, en ese punto se encuentra la clave del inicio del procedimiento de juicio pol铆tico que ahora mismo se desarrolla en el Congreso del Estado en contra del gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Vayamos por partes. Como bien recordamos, porque lo hemos apuntado en otros momentos, el pleno de la Suprema Corte tiene la posibilidad de iniciar una investigaci贸n sobre la probable comisi贸n de hechos que constituyan violaciones graves a las garant铆as individuales.

Este procedimiento, seg煤n lo establece el segundo p谩rrafo del art铆culo 97 de la Constituci贸n Pol铆tica de la Rep煤blica, puede iniciarse por iniciativa propia del Alto Tribunal, o cuando as铆 lo solicitare el Presidente de la Rep煤blica, una de las C谩maras del Congreso de la Uni贸n, o el Gobernador de una entidad federativa.

El l铆mite de dicha facultad, se encuentra en la sola posibilidad de averiguar los hechos y emitir un dictamen. Esto es, que para efectos constitucionales, escapa del 谩mbito de atribuciones de la Corte la posibilidad de establecer responsabilidades directas o hacer se帽alamientos sobre servidores p煤blicos y civiles.

Si esto es as铆, 驴entonces por qu茅, en noviembre del a帽o pasado, cuando el pleno de la Suprema Corte de Justicia discuti贸 p煤blicamente el proyecto de dictamen sobre el llamado 鈥淐aso Oaxaca鈥, resolvi贸 que tanto el gobernador Ulises Ruiz, como otros seis ahora ex funcionarios del gobierno estatal, eran responsables por violaciones graves a las garant铆as individuales?

La raz贸n de aquel posicionamiento verbal de los Ministros, qued贸 煤nicamente en su fuero interno. Pero seg煤n lo establece el engrose 鈥攓ue es la versi贸n final, en la que se contiene tambi茅n la resoluci贸n aprobada por los integrantes del Pleno鈥, los ministros no incurren en el establecimiento de responsabilidades. La raz贸n de esta aparente omisi贸n, se encuentra en el hecho de que esto los llevar铆a a sobrepasar su 谩mbito de atribuciones.

驴Por qu茅? Porque, en todo caso, el efecto que tiene el dictamen emitido por la Corte en base a las facultades que le confiere el segundo p谩rrafo del art铆culo 97 constitucional, se convierte en una importante referencia 鈥攑ero mera referencia al fin, por el car谩cter meramente enunciativo de dicho dictamen鈥 para que los poderes legitimados procedan como corresponde a procesar y definir si esas violaciones graves a las garant铆as individuales, son motivo para que el servidor p煤blico en comento sea sometido a juicio pol铆tico o, en su caso, le sea retirada la inmunidad constitucional para que pueda ser procesado libremente por los tribunales jurisdiccionales competentes.

Si en realidad el Congreso del Estado tom贸 como base lo establecido en el engrose del dictamen sobre el llamado Caso Oaxaca, entonces no hay mucho qu茅 esperar. El asunto, para el Gobernador y los dem谩s involucrados, pareciera ser mucho menos grave y complejo de lo que se podr铆a esperar.

Y por eso mismo, el final de toda esta historia podr铆a ser que, adem谩s de dejar cancelada toda posibilidad de reabrir otro procedimiento de esa naturaleza por los hechos del 2006, los procesados en juicio pol铆tico por el Congreso del Estado tuvieran una sentencia favorable a sus intereses.

CONGRESO INDECOROSO

Para eso est谩 sirviendo la agonizante LX Legislatura del Congreso del Estado: para allanar el camino de salida al grupo gobernante, y para legitimar una serie de pretensiones y hechos que, si bien no son estrictamente il铆citos, s铆 revelan el 谩nimo de tenderles un manto de imperturbabilidad 鈥攐curra o no cualquier acto de molestia鈥, para el futuro. En ese sentido, el fondo de estos asuntos puede ser perfectamente confesable y explicable si se hace pasar por el tamiz de la legalidad; pero no si lo que se pretende es demostrar que esos son actos de congruencia y dignidad, de lo que se dice denominar un Poder del Estado, y no cuestiones de mero servilismo.

En ese sentido, existe un cuestionamiento de fondo que la mayor铆a tricolor de la actual Legislatura ha desatendido por completo: han sido groseramente incongruentes, entre las reformas impulsadas en las semanas recientes para dizque garantizar la pluralidad y la democracia en la toma de decisiones y el gobierno interior del Congreso, pero a la par de una actuaci贸n que pasar谩 a la historia como una de las menos comprometidas con esos mismos principios, por una mayor铆a legislativa respecto al Poder Ejecutivo.

Los diputados actuales 鈥攍os tricolores, particularmente鈥 pueden decir libremente que esto es una vacilada, o un mero idealismo trasnochado. Pero si las funciones del Estado se encuentran divididas, es precisamente para unas se contrapongan y equilibren las posibles desviaciones y excesos de las dem谩s. Empero, lo que ocurre actualmente es exactamente lo contrario: haya o no ilegalidades, y haya o no inmoralidades en el gobierno que termina, lo que la LX Legislatura deja ver, es un 谩nimo desbocado por eliminar todos esos problemas y cuestionamientos, que ellos mismos dicen que no existen.

Frente a esas actuaciones, de la LX Legislatura local puede ya esperarse cualquier cosa peor. Desprovistos de toda dignidad, han preferido terminar su funci贸n sirviendo a una mera causa partidista. Y, en este sentido, no s贸lo hay que ser, sino tambi茅n parecer. Porque dicen que no existe nerviosismo por los cuestionamientos y juicios del futuro, pero hacen todo por manipularlos. Porque aseguran que las cuentas est谩n claras, pero se apresurar谩n a revisar la 煤ltima cuenta p煤blica. Y porque si dicen que 茅sta ser谩 una transici贸n transparente pero a煤n tienen ases inmorales bajo la manga, es, sin duda, porque las cosas no est谩n tan bien como ellos mismos lo aseguran.

HONESTIDAD COMPROBABLE

Por cierto, ante las promesas de integrar un gobierno de profesionales y honestos, el gobernador electo Gabino Cu茅 deber铆a comenzar a establecer los m茅todos estrictos de selecci贸n 鈥攁dem谩s del pol铆grafo y la declaraci贸n patrimonial鈥 a los que someter谩 a sus pr贸ximos funcionarios. Para validar el ofrecimiento, el proceso de selecci贸n deber铆a ser totalmente abierto a la sociedad. 驴O no?

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Share post:

Subscribe

spot_img

Popular

More like this
Related

Solo un priista puede acabar con el PRI

Pongamos todo en perspectiva con: Carlos Villalobos Desde las 煤ltimas...

AL MARGEN || Los pozoleros: 鈥楥uando la perra es brava, hasta a los de la casa muerde鈥︹

Adri谩n Ortiz Romero Cuevas聽 Viernes 26 de mayo de 2023 驴Cu谩nto...

Adi贸s a la reina del rock: Tina Turner en datos

Ismael Ortiz Romero Cuevas Ayer mi茅rcoles 24 de mayo, una...

Del mal gusto a lo rid铆culo

Par茅ntesis M煤sica. Cine. Entretenimiento. Tendencias.  Ismael Ortiz Romero Cuevas聽 Tengo que aceptar...